Maldita Ciencia
16/05/2020

Mitos y bulos sobre hacer deporte: sudor, adelgazar rápido, agujetas y proteínas "de bote"

Preentrenos, rutinas, estiramientos... Juntos forman el caldo de cultivo perfecto para multitud de mitos y bulos sobre perder peso más rápido, aumentar masa muscular antes o comer esto o lo otro para que todo ello sea efectivo. En Maldita Ciencia desmentimos algunos de ellos, para que no te la cuelen en la pista, en el gimnasio o en el campo.

No, sudar más al hacer ejercicio no supone perder más peso

Asfixiarse bajo capas y capas de ropa no hará más efectivo el esfuerzo por bajar de peso, ya que sudar no tiene por qué estar relacionado con la pérdida de grasa corporal, que es lo que buscamos bajar al adelgazar. Al fin y al cabo, el sudor es agua, por lo que al rehidratarnos tras la actividad física, recuperaremos todos esos gramos de líquido perdidos.

“El sudor y la pérdida de peso son sistemas diferentes. Sudamos porque nuestro cerebro detecta que hay un cambio de temperatura, pero no solo porque tu organismo esté trabajando: también sucederá, por ejemplo, si hace calor, si comes algo picante o si estás en una sauna“, explica a Maldita Ciencia Luis Javier Chirosa, profesor en el departamento de Educación Física y Deportiva de la Universidad de Granada.

Puedes leer más sobre el tema aquí.

No, no hay evidencias de que el agua con azúcar cure las agujetas

Las teorías sobre qué son exactamente las agujetas han cambiado en las últimas décadas. Antes se pensaba que se trataba del efecto de cristales de acido láctico que se formaban en los músculos y de ahí esa sensación de pequeñas agujas. De ahí proviene el remedio del agua con azúcar, que ayudaría a deshacer esos cristales y prevenir su formación.

Ahora se sabe que esta no es la causa de las agujetas, que se deben en realidad a microtraumas y microrroturas en las fibras musculares. El agua con azúcar deja por tanto de tener sentido, aunque pueda ser utilizado por el efecto placebo que cualquier remedio tiene frente a no usar remedio ninguno.

Para saber más sobre las agujetas y cómo evitarlas, puedes echar un vistazo a este artículo.

No, las proteínas "de bote" no son imprescindibles al hacer deporte: una dieta saludable y equilibrada nos proporciona las suficientes

Los batidos de proteínas son completamente prescindibles, incluso para los atletas, siempre y cuando mantengan una dieta equilibrada. Es decir: la opción recomendada por los nutricionistas es obtener las proteínas que necesitamos a partir de alimentos, como el pescado, la carne o las legumbres, sin recurrir a suplementos o preparados específicos.

Aún así, no hay evidencias científicas de que tomarlos se relacione con ningún problema en la salud: lo único a lo que habría que prestar atención es que, como macronutrientes saciantes, si se aumenta su consumo, podríamos estar dejando de tomar otra clase de nutrientes o alimentos, como frutas y verduras.

Según explica a Maldita Ciencia Luis Pastor, médico de familia y experto en medicina deportiva y nutrición que nos presta sus superpoderes, una persona sana con una actividad física moderada necesita, diariamente, entre 0,8 y 1 gramo de proteína por cada kilo. "Este aporte se consigue con creces a través de una dieta equilibrada", confirma Pastor.

Aquí puedes leer más sobre el aporte de proteínas antes o después de hacer deporte.

Las "kinesio tapes" (las tiras de colores que utilizan algunos fisioterapeutas) sirven como complemento, pero no como tratamiento único ante una lesión

Verdes, rosas, azules... Eso sí, siempre llamativas y estrafalarias, ¿o acaso no te han llamado la atención alguna vez esas bandas de colores en piernas, brazos o espalda de una persona que, deducimos, se ha lesionado? Estas tiras adhesivas se conocen como kinesio tapes (y la técnica, kinesiotaping) y las utilizan algunos fisioterapeutas para tratar lesiones musculares.

A pesar de que existen estudios favorables al su uso, (como este, de 2007, en relación a su efecto en la contracción de algunos músculos; este, de 2012, sobre su supuesto beneficio en la fuerza y rango de movilidad o este, de 2014, que sugiere que la técnica podría ser efectiva para el tratamiento del dolor crónico), el reducido número de casos, así como la calidad metodología de las investigaciones, no permiten concluir que este sea un método realmente efectivo.

"El uso que dan al kinesiotaping los fisios que siguen la evidencia es normalmente como placebo y como manera de dar un estímulo al paciente para modificar algún patrón de movimiento", explica a Maldita Ciencia Jorge Rodríguez, fisioterapeuta miembro del Health and Care Professional Council.

Puedes encontrar otros estudios y evidencias sobre la evidencia de las kinesio tapes aquí.

No, no hay evidencias que avalen la eficacia de las duchas de contraste para recuperarse tras hacer deporte

El agua, a diferentes temperaturas, repercute de manera diferente en nuestro cuerpo. Sin embargo, no hay evidencias de que, objetivamente, darse una ducha cambiando la temperatura del agua de fría a caliente de forma intermitente después de hacer deporte repare tendones o músculos

"Actualmente se conocen los beneficios del calor y del frío como métodos eficaces para la recuperación necesaria tras realizar un ejercicio físico", explica a Maldita Ciencia Adela Emilia Gómez Ayala, farmacéutica. "Sin embargo, al comparar los baños de contraste con distintas opciones de recuperación, no existen datos concluyentes ni estudios con la calidad metodológica necesaria para concluir de modo definitivo que estos sean más eficaces que otros métodos"

En este artículo puedes leer más sobre el tema.

No, el agua de coco no es la bebida más adecuada para rehidratarse tras hacer deporte

En relación al ejercicio y la rehidratación tras la sudoración, es cierto que el jugo de coco es rico en electrolitos, por lo que podría ser una buena opción para reponer los que eliminamos a través del sudor. Además, tampoco tiene importantes inconvenientes que la hagan desaconsejable. Sin embargo, no es la elección más adecuada y mucho menos la más recomendable en relación eficacia-precio.

Según el Consenso sobre bebidas para el deportista, publicado en 2009 por la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE), para una reposición de líquidos adecuada es importante que la bebida que escojamos tenga una composición concreta que compense las pérdidas durante el ejercicio: esta debe aportar hidratos de carbono que mantengan una concentración adecuada de glucosa en sangre y retrasen el agotamiento de los depósitos de glucógeno y electrolitos, sobre todo sodio.

Aquí puedes leer más sobre el tema.

Otros artículos de Maldita.es