👉 HAZTE MALDITO. HAZTE MALDITA. Únete y apóyanos en nuestra batalla contra la mentira. Hazte [email protected]
Maldita Ciencia
05/05/2020

¿Qué sabemos sobre el síndrome de shock pediátrico y la enfermedad de Kawasaki en relación con la COVID-19?

Nos habéis preguntado por varios artículos que alertan, tanto a padres como a pediatras, de un acúmulo de casos que "podrían estar relacionados con la enfermedad de Kawasaki o con un síndrome de shock tóxico" en niños y que "se habrían observado en algunos con PCR positiva para SARS-CoV2", pero también negativas, de los que parte, eso sí, presentaban anticuerpos propios de haber estado en contacto con el SARS-CoV-2.

Médicos de varios países europeos están investigando algunos casos de síndrome inflamatorio que podría estar relacionado, dicen, con la nueva infección por coronavirus.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Aumenta la notificación de casos en varios países

En las últimas semanas han ido aumentando los casos de niños y niñas que “han necesitado de ingresos en UCI con una situación inflamatoria multisistémica con algunos rasgos parecidos a los de la Enfermedad de Kawasaki y síndrome de shock tóxico”, tal y como ha escrito la OMS en un informe fechado 15 de mayo. Esto a pesar de que el número de niños afectados por COVID-19 es muy pequeño y generalmente con síntomas muy leves, según el mismo informe. El mismo día, el European Centre for Prevention and Disease Control emitía otro informe de tono análogo, aunque advertía que “de momento, una asociación entre la infección por SARS-CoV-2 y esta nueva entidad clínica de inflamación multisistémica no ha sido aún establecida, aunque parezca plausible”.

En EEUU se han detectado casos de niños con esta patología en al menos 20 estados, y tres de ellos han fallecido. En Europa, se han dado unos 230 casos, de los que dos han acabado con el fallecimiento de los pacientes (un niño en Francia y uno en Reino Unido), según informa Reuters. En Italia, un grupo de pediatras del Hospital Papa Giovanni XXIII de Bergamo, en la zona más afectada del país, ha publicado el 13 de mayo un estudio en el Lancet donde explican que habían encontrado “un aumento de 30 veces de la incidencia de una enfermedad tipo Kawasaki”.

El Ministerio de Sanidad recuerda en su web (con fecha 30 de abril) que “la mayoría de casos de COVID-19 en edad pediátrica cursan de forma leve. No obstante, los padres, o personas cuidadoras, deben estar atentos ante cualquier síntoma de COVID-19 o de cualquier otra patología, y en caso de duda consultar con su centro de atención primaria, en los teléfonos de emergencia, o acudir a las urgencias pediátricas si es preciso.”*

En España, el documento al que remitían los primeros medios de comunicación que hacían eco de la noticia procedía de la Asociación Española de Pediatría (AEP), y se trataba de una comunicación interna remitida desde propia asociación a sus socios y que los propios pediatras han aclarado con este texto, como confirmaba AEP a Maldita Ciencia y como ya explicábamos aquí.

"Es una realidad que ha habido un pequeño pico de casos justo en estos últimos diez días", explicaba en RTVE Paco Rojo, pediatra de enfermedades infecciosas. "Estos niños no son más de entre 20 y 30 en toda España, pero significa un aumento de lo que normalmente vemos",

"El tema es novedoso en el sentido de que se asocian dos cuadros conocidos (el shock tóxico y la enfermedad de Kawasaki en niños) con la infección por COVID-19 presente (PCR positiva) o pasada (PCR negativa, pero presencia de anticuerpos)", explica a Maldita Ciencia Francisco Javier Pilar Orive, presidente de la Sociedad Española de Cuidados Intensivos Pediátricos (SECIP).

Según confirma Orive y como la AEP señala en la nota oficial emitida, los síntomas que sirven de aviso son dolor abdominal con síntomas gastrointestinales (vómitos o diarrea) y posibilidad de progresión hacia los cuadros mencionados. "La incidencia es muy baja" añade el presidente de la SECIP e informa de que, en su área (Hospital Universitario Cruces, en Vizcaya), de más o menos un millón y medio de habitantes, se ha registrado un solo caso (a fecha 28 de abril).

Según apuntan medios ingleses, Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) también ha emitido un comunicado a los médicos de atención primaria para que, si detectan un caso con clínica sugestiva, lo valoren de cerca y, si lo consideran, lo envíen al hospital. Desde Maldita Ciencia hemos contactado con el NHS para saber si la autoría de la imagen que circula por redes sociales es, efectivamente, suya. Actualizaremos este artículo cuando dispongamos de la respuesta.

"Hicimos una llamada durante el fin de semana a través del NHS, porque se han identificado algunos casos", explicaba el pasado 27 de abril, el ministro de Sanidad del Reino Unido, Matt Hancock, en una entrevista en LBC Radio. "Esencialmente se pregunta a los médicos de otras partes del país si han visto esta afección, se recopila la información para descubrir qué está pasando".

"Entiendo que el comunicado viene dado por lo novedoso del tema de asociación de la COVID con estas patologías", añade Orive.

¿En qué consiste la enfermedad de Kawasaki?

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la enfermedad de Kawasaki es una enfermedad rara infantil que hace que se inflamen las paredes de los vasos sanguíneos en el cuerpo y que puede afectar cualquier tipo de vaso sanguíneo, incluidas las arterias, las venas y los capilares. Sus síntomas son:

  • Fiebre alta que dura más de cinco días.
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello.
  • Picazón en la sección media y en la zona genital.
  • Labios rojos, secos y partidos y la lengua hinchada y enrojecida.
  • Palmas de las manos y las plantas de los pies rojas e hinchadas.
  • Ojos enrojecidos.

Aunque no puede prevenirse, las complicaciones posteriores son poco comunes y la mayoría de los niños que sufren la enfermedad se recuperan por completo, normalmente tras pocas semanas de haber mostrado los signos y síntomas. "Si tu hijo tiene fiebre que dura más de tres días, comunícate con el médico", es la recomendación de la Clínica Mayo. "También si tiene fiebre junto a cuatro o más de los síntomas", añade.

¿Y el síndrome shock tóxico?

El síndrome shock tóxico es una infección muy grave pero poco frecuente. Es importante saber cómo prevenirla y a qué señales se debe estar atento ya que, con tratamiento inmediato, suele curarse. Algunos de los síntomas son los siguientes:

  • Fiebre elevada (al menos 38.8 °C).
  • Caída rápida de la tensión arterial (sensación de desfallecimiento).
  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza.
  • Erupción en la piel, similar a una quemadura por sol.
  • Dolores musculares.

Otros signos también incluyen vómitos, confusión, debilidad, cansancio, orinar menos de lo habitual y tener sed.

El síndrome está provocado por dos tipos de bacterias: estafilococos o estreptococos. "La mayoría de los casos se relacionan con los estafilococos [...] y suele ser debido a que las bacterias ingresan a través de zonas lesionadas de la piel, como cortes y raspaduras, heridas quirúrgicas o incluso las ampollas de la varicela", explica este artículo de KidsHealth.

La AEP recomienda seguir prestando atención a todo tipo de síntomas

Los pediatras españoles vuelven a incidir en la importancia de que los padres estén atentos a los síntomas de alarma de los niños, tanto por la COVID-19 como por otras patologías que siguen siendo motivo de acudir a las urgencias pediátricas. La asociación de fiebre elevada y manchas en la piel es un motivo habitual de consulta.

"Sería necesario hacer un buen estudio, valorar la tendencia previa de esta enfermedad, el nivel basal, de cuánto ha sido el incremento [de casos] y cuántos niños han estado infectados [por coronavirus], así como si esta cifra es mayor de lo que podemos esperar en el resto de la población infantil habitual", ha indicado Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, en la rueda de prensa diaria del Comité de Gestión Técnica del Coronavirus del día 28 de abril."Si los pediatras lo han detectado y están preocupados, obviamente hay una posibilidad de que haya algo detrás pero, hasta ahora no podemos cerciorarnos", puntualizaba.

La AEP añade que está recopilando toda la información existente y con evidencia documentada en torno a este cuadro clínico pediátrico que se ha descrito en diferentes países.

*El día 25 de mayo hemos añadido estos tres párrafos para dar cuenta de las nuevas informaciones que se han ido conociendo en las últimas semanas, de las dos víctimas europeas y de las indicaciones ha colgado en su web el día 30 de abril.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Comparte si encuentras alguna de nuestras cartelas por la calle envíanos una foto a nuestras redes sociales etiquetándonos en Instagram, Facebook o Twitter. ¡Ayudanos a luchar contra los bulos de la pandemia!

Otros artículos de Maldita.es