Maldita Ciencia
11/04/2020

Diferencias entre test rápidos y la prueba PCR para diagnosticar COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido en numerosas ocasiones a los diferentes países afectados por la pandemia de COVID-19 que hagan test a los casos sospechosos.

Desde el Ministerio de Sanidad explican a Maldita.es que "en España, de momento, la necesidad de PCR está cubierta con la producción nacional y con las empresas con las que habitualmente trabajan los hospitales españoles" y señalan que las compras de material sanitario las hacen habitualmente las comunidades autónomas. **

Aquí os hemos hablado de la importancia de estas pruebas y ahora os vamos a explicar la diferencia que hay entre los llamados PCR y los test rápidos.

PCR: una técnica rutinaria en los laboratorios de microbiología y de cierta complejidad

Como explica el Ministerio de Sanidad en esta nota de prensa la PCR (siglas en inglés de ‘Reacción en Cadena de la Polimerasa’) es una prueba de diagnóstico que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno o microorganismo. En la actual pandemia de coronavirus, como en otras crisis de salud pública relacionadas con enfermedades infecciosas, se está utilizando desde los primeros días para determinar si una persona está infectada o no.

La investigadora del Área de Virología del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III, Inmaculada Casas, que forma parte del Comité Científico Técnico del Coronavirus, explica en un vídeo difundido por el Ministerio de Sanidad las diferencias entre ambas técnicas.

La PCR, cuyo uso es común y rutinario en los laboratorios de microbiología de hospitales, centros de investigación y universidades, se basa en las características de estabilidad al calor de una enzima polimerasa, cuyo hallazgo y posterior aplicación mereció el Premio Nobel de Medicina, concedido a Kari Mullis y Michael Smith en 1993.

Las mentiras embarran el debate público y pueden ser peligrosas para la salud. La información verificada sobre el COVID-19 marca la diferencia. La verificación está bajo ataque. Si nuestro trabajo te es útil y crees que es más necesario que nunca, pincha aquí para hacerte Embajador/a y ayúdanos a luchar contra los bulos de la pandemia.

Mediante esta técnica se localiza y amplifica un fragmento de material genético, que en el caso del coronavirus es una molécula de ARN. Casas señala que, si tras el análisis en un laboratorio de microbiología de una muestra respiratoria de una persona sospechosa de estar infectada, la prueba detecta ARN del virus, el resultado es positivo y se confirma que está infectada por el SARS-CoV-2 (el virus que causa la enfermedad de COVID-19).

Si la técnica de PCR no detecta el material genético del virus, la persona no estaría infectada; cuando hay una sospecha clínica importante se debe realizar otra prueba para asegurar que el paciente no está infectado por el virus.

La PCR presenta cierto grado de complejidad, por lo que necesita personal entrenado y preparado para su realización. Tiene unas características básicas que son: alta especificidad, ya que puede diferenciar entre dos microorganismos muy cercanos evolutivamente; alta sensibilidad, ya que puede detectar cantidades de 20 copias/ml, o incluso menos, de material genético viral, y finalmente es precoz porque se detecta virus en las primeras fases de la infección respiratoria.

Aquí te explicábamos más sobre esta técnica.

Test de diagnóstico rápido: en 10-15 minutos dan resultados

Desde el inicio de la epidemia se ha realizado el diagnóstico mediante técnicas de PCR. Ahora están empezando a realizarse pruebas mediante una segunda batería de técnicas, los citados test de diagnóstico rápido, que permiten conocer en 10-15 minutos (la PCR tarda varias horas) si una persona está o no infectada.

¿Por qué no se ha utilizado antes esta técnica? Según la investigadora, hasta que no se ha contado con un buen número de pacientes infectados para poder caracterizar los anticuerpos no se ha podido desarrollar; la PCR, al ser una prueba de diagnóstico directo, se ha podido hacer desde el primer momento en que se secuenció el virus.

La experta del CNM señala que, a diferencia de la PCR, estos test rápidos no identifican el ARN del virus, sino que detectan, o bien anticuerpos producidos frente al virus utilizando una muestra de sangre, que es otra manera de conocer si el paciente está o ha estado infectado, o bien proteínas del virus presentes en las muestras respiratorias de exudado nasofaríngeo.

Además de la rapidez, estos test presentan otra ventaja ya que pueden realizarse en el domicilio de un caso sospechoso, siempre supervisado por un profesional sanitario. Se basan en una inmunocromatografía en papel, es decir, una plataforma que tiene ‘pegadas’ las proteínas del virus para detectar anticuerpos o anticuerpos específicos para detectar las proteínas del virus. Su funcionamiento es similar al de los test de embarazo.

Gracias a estas herramientas rápidas se podrá mejorar el cribado en la población y limitar los ensayos de PCR sólo a aquellos pacientes que, con sintomatología, den un resultado negativo mediante los test rápidos, lo que permitirá liberar profesionales y recursos en el Sistema Nacional de Salud, según Sanidad. Aquí te contamos a quiénes irán dirigidos estos test según el ministerio.

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica prefiere la PCR*

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica publicó el 25 de marzo un posicionamiento sobre el diagnóstico de COVID-19 en el que considera la PCR como "la técnica más útil para el diagnóstico de este proceso y por tanto debe ser considerada el procedimiento de elección y de referencia". Los tests que detectan proteínas del virus presentan "una serie de desventajas", por lo que "su aplicación puede ser limitada y debe ser complementaria" a la PCR, según la sociedad científica.

Tests rápidos deficientes, según El País

Además, El País ha publicado un artículo titulado 'Los test rápidos de coronavirus comprados en China no funcionan bien', según el cual laboratorios de microbiología ha comunicado que estas pruebas "tienen una sensibilidad del 30% cuando deberían superar el 80%" y “con ese valor no tiene sentido usar estas pruebas”, según un microbiólogo entrevistado por El País. La versión del Ministerio de Sanidad recogida por El País es que "se trata de una partida determinada y localizada en la Comunidad de Madrid", que ha ordenado que sea retirada, que el fabricante la sustituya y que "todos los test comprados por el Gobierno están homologados para su utilización en Europa".

*Actualizado el 26 de marzo con el documento de Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica y el artículo de El País.

**Actualizado el 8 de abril con nuevas declaraciones del Ministerio de Sanidad.

Os estamos contando todos los bulos por los que nos estáis preguntando respecto a la COVID-19 en este recopilatorio. Además, tenemos un especial sobre este tema donde también puedes consultar consejos de prevención y preguntas y respuestas sobre el brote del nuevo coronavirus.

Comparte si encuentras alguna de nuestras cartelas por la calle envíanos una foto a nuestras redes sociales etiquetándonos en Instagram, Facebook o Twitter. ¡Ayudanos a luchar contra los bulos de la pandemia!

Otros artículos de Maldita.es