Maldita Ciencia
29/03/2020

¿Qué sabemos sobre si el uso de la mascarilla generalizado contra el coronavirus es eficaz o recomendable?

Como ya os hemos contado, el Ministerio de Sanidad y la OMS defienden que la población general sana no necesita utilizar mascarillas para hacer frente a la pandemia de COVID-19. Algunos estudios sí apoyan su uso generalizado. Os lo contamos.

El Ministerio de Sanidad la recomienda para las personas enfermas, el personal sanitario, las personas que cuidan a enfermos y a aquellos a quienes el personal sanitario indique "en aquellas situaciones en las que se considere necesario".

El 3 de marzo el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Tedros Adhanom Ghebreyesus denunció que "la escasez está dejando a los médicos, enfermeras y otros trabajadores sanitarios de primera línea peligrosamente mal equipados para atender a los pacientes de COVID-19, debido al limitado acceso a suministros como guantes, mascarillas médicas, respiradores, gafas, protectores faciales, batas y delantales",

Y es que según la OMS, sólo necesitan llevar mascarilla quienes atienden a alguien en quien se sospeche la infección por el coronavirus y quien tiene tos o estornuda.

Pero nos habéis señalado que en otros países y algunos artículos científicos sí promueven y recomiendan el uso generalizad de mascarillas contra el COVID-19. Os contamos lo que sabemos.

¿Mascarillas para todos?

Es cierto que las mascarillas, hasta las caseras, protegen aunque sea parcialmente contra el coronavirus. "Los virus suelen estar en gotitas minúsculas de saliva, y eso puede quedar retenido por unas dos o tres capas de tela. Es poco probable que un virus atraviese todas esas capas. El ponerle barreras al virus es un sistema eficaz para protegerse y proteger a los demás", explicó a Maldita.es la jefa del grupo de Inmunología y Genómica del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo, centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Beatriz Novoa.

"Sólo funcionan de forma segura las mascarillas que se usan en los hospitales fabricadas para específicamente retener virus. Y esas tenemos que dejárselas al personal sanitario que las necesitan mucho y no podemos desabastecer el mercado", aclara Novoa. Un estudio publicado en 2013 considera que las mascarillas caseras "sólo deberían se consideradas como un último recurso para prevenir la transmisión" de la gripe, "pero sería mejor que no haya protección".

Algunos estudios apoyan su uso generalizado

Un trabajo científico analizó la transmisión del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en Pekín, una epidemia provocó la muerte de 800 personas entre 2002 y 2003. Los científicos concluyeron que el uso de mascarillas fue muy protector frente al SARS entre la población general: usar siempre una mascarilla cuando se salía de casa se asoció con una reducción del 70% del riesgo infectarse respecto a no usar nunca una mascarilla. "Nuestro hallazgo de que el uso de la mascarilla redujo el riesgo apoya el uso de esta estrategia" por parte de la población general, opinan los autores del estudio.

"Por supuesto, es cierto que las mascarillas no funcionan perfectamente, que no reemplazan el lavado de manos y el distanciamiento social, y que funcionan mejor si se ajustan adecuadamente. Y por supuesto, las mascarillas quirúrgicas no filtran las pequeñas partículas virales" como lo hacen las mascarillas FFP2 y FFP3. "Sin embargo, incluso las mascarillas quirúrgicas protegen un poco más que no usar mascarillas en absoluto", se argumenta en un artículo de opinión en The New York Times que cita un artículo científico sobre la relativa eficacia del uso de mascarillas quirúrgicas frente a la gripe.

"Sabemos, gracias a las investigaciones sobre la gripe, que el uso de mascarillas puede ayudar a reducir las tasas de transmisión, así como el frecuente lavado de manos y el distanciamiento social. Ahora que nos enfrentamos a una escasez de mascarillas con filtro, los Centros Federales para el Control y la Prevención de Enfermedades [de Estados Unidos] recomiendan que las mascarillas quirúrgicas sean "una alternativa aceptable" para los trabajadores de la salud - de nuevo, obviamente porque alguna protección, aunque sea imperfecta, es mejor que ninguna", según el artículo de The New York Times.

La autora del artículo argumenta que dado que hay "evidencia creciente de transmisión asintomática" del coronavirus y la OMS recomienda a las personas enfermas llevar mascarilla porque disminuye "las posibilidades de que las personas infectadas infecten a otros, entonces todos debemos usar mascarillas".

En países asiáticos han recomendado el uso universal de mascarillas contra el COVID-19

El artículo de opinión de The New York Times destaca que aunque la Organización Mundial de la Salud y países como Estados Unidos no recomienden el uso universal de mascarillas frente al COVID-19, otros gobiernos sí pidieron a toda su población que usase mascarillas y han tenido "la pandemia bajo un control mucho mayor, a pesar de haber tener muchos viajeros desde China continental".

Es el caso de Hong Kong. Yuen Kwok-yung, microbiólogo de la Universidad de Hong Kong y asesor de las autoridades de esta región administrativa especial de China para contener el coronavirus, considera que la petición al comienzo del brote de que todos usan mascarilla ayudó a parar la transmisión del virus en Hong Kong y ha recomendado en una entrevista "usar una mascarilla para protegerse no sólo a sí mismo sino también a los demás, porque si usted está infectado pero es asintomático, aún podría detener la propagación usando una mascarilla".

Según un estudio científico no revisado por expertos, entre el 74,5% y el 97,5% de la población adulta general de Hong Kong llevaba mascarillas cuando estaban fuera de casa entre enero y febrero de 2020.

En Singapur las autoridades distribuyeron a comienzos de febrero 5,2 millones de mascarillas entre la población general. En Corea del Sur los medios de comunicación y autoridades recomendaban usar mascarillas, entre otras medidas. El gobierno surcoreano también distribuyó mascarillas y limitó la compra a dos mascarillas por semana y persona. Las medidas tomadas por Corea del Sur para parar la transmisión del virus han sido alabadas por la Organización Mundial de la Salud.

Por su parte, las autoridades de Taiwán recomendaron el uso de mascarillas en las visitas a hospitales, en personas con síntomas de infección respiratoria y para cuando las personas con enfermedades crónicas saliesen de casa pero "las personas sanas y los estudiantes no necesitan mascarillas", según un aviso del 4 de febrero. Eso sí, el Gobierno taiwanés aumentó la producción de mascarillas al comienzo del brote en China, permitió la compra de dos mascarillas por persona y semana (como Corea del Sur) y priorizó la distribución entre ancianos que viven solos y personas con diversidad funcional física o mental.

Además, el primer ministro de Japón anunció el 1 de abril que el gobierno distribuirá mascarillas de tela a unos 50 millones de hogares, ya que las mascarillas se han agotado en las farmacias y otras tiendas.

El director general del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades ha declarado en una entrevista a Science Magazine ha declarado que en su opinión el gran error de Estados Unidos y Europa frente al COVID-19 es que "la gente no está poniéndose mascarillas". Según este científico, "muchas personas tienen infecciones asintomáticas o presintomáticas. Si usan máscaras faciales, pueden evitar que las gotitas que transportan el virus se escapen e infecten a otros".**

Varios países europeos fomentan u obligan a usar mascarillas*

De hecho, el Gobierno de Austria ha anunciado que todas las personas deben llevar mascarillas mientras hacen la compra. En República Checa el Gobierno hizo obligatorio el uso de mascarillas en público y ahora el uso es casi del 100% aunque la mayoría sean caseras, según el medio checo Prague Morning. En Eslovaquia también son obligatorias.

* Actualizado el 30 de marzo con más países que han impuesto el uso de la mascarilla.

** Actualizado el 2 de abril de 2020 con la medida de Japón y la entrevista al director general del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Otros artículos de Maldita.es