Maldita Ciencia
12/01/2020

¿Qué sabemos del supuesto adelanto de la pubertad en niñas durante los últimos años?

Nos habéis preguntado si el inicio de la pubertad en niñas se ha ido adelantando en los últimos años y si factores como la supuesta ingesta de hormonas a través de la carne (bulo que ya desmentimos aquío los microplásticos, en general, pueden influir en que ocurra.

No hemos encontrado evidencias que demuestren que estos factores sean la causa directa, o contribuyan a una mayor frecuencia de pubertad precoz en niñas. Ahora bien, según algunas fuentes sí es cierto que el conjunto de cambios físicos se está adelantando en muchos casos, "en parte debido acontaminantes ambientales de acción estrogénica", según este informe de la Asociación Española de Pediatría (AEPED).

Además, según este estudio, publicado en el British Medical Journal, otros factores como la nutrición y los disruptores endocrinos, sobre los que ahora hablaremos, también podrían estar implicados en el adelanto o retraso de la pubertad.

La pubertad es el periodo de transición entre la infancia y la edad adulta en el que los caracteres sexuales secundarios comienzan a desarrollarse, la velocidad de crecimiento aumenta hasta obtenerse la talla final y se logra la capacidad de fertilidad y reproducción. En general, según este informe de la Sociedad Española de Endocrinología Pedriátrica (SEEP), se considera precoz la aparición de la pubertad en niñas si se da antes de los 8 años (9, en caso de los niños).

Según explica a Maldita Ciencia Cristina Ros, ginecóloga en el Hospital Clinic, en Barcelona, hay muchas causas por las que la pubertad en las niñas puede adelantarse y todavía se sigue estudiando sobre ellas. "Por ejemplo: es muy frecuente que esto suceda en niñas adoptadas asiáticas, que cambian mucho el tipo de alimentación", explica.

Ente otros factores (como el sobrepeso y el sedentarismo), se cree que algunos contaminantes ambientales, naturales o de síntesis, denominados disruptores endocrinos, pueden tener efectos negativos sobre este proceso, según explican Jesús Pozo y María Teresa Muñoz, médicos adjuntos del Servicio de Endocrinología en Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, en Madrid, en este artículo de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP).

Sin embargo, qué compuestos en concreto y cuál es su efecto específico es algo sobre lo que todavía falta mucho por saber: "Respecto a la relación de los disruptores endocrinos con la aparición de la pubertad, hay una revisión reciente en niños y niñas que concluye que su efecto depende del tipo de compuesto y del tiempo de exposición", explica a Maldita Ciencia Victoria Cano, profesora de Farmacología en la Universidad CEU San Pablo.

"El bisfenol A (sustancia orgánica muy utilizada en plásticos), por ejemplo, actúa como agonista estrogénico y parece que puede acelerar la aparición de la pubertad. Sin embargo, los estudios epidemiológicos en humanos no son concluyentes dado lo difícil de evaluar su efecto en la población", explica Cano. "Es necesaria más investigación para entender su implicación".

Ros explica que la pubertad algo adelantada requiere tratamiento cuando el cierre del cartílago de crecimiento (zonas de hueso nuevo en los niños y adolescentes) es muy importante y se pronostique que la niña quede con una talla muy baja: el desarrollo puberal precoz acelera el ritmo de crecimiento, pero también la maduración ósea, de forma que el cierre de los cartílagos de crecimiento y la finalización del crecimiento sucede a una edad temprana. "Entonces, lo que se hace es bloquear con fármacos el inicio de la señal del cerebro al ovario para empezar los ciclos, para que la niña crezca un poquito más. Esto se contempla cuando el desarrollo del botón mamario comienza antes de los 8 años", añade.

Según Ros, en estos casos habría que consultar y valorar el caso con un pediatra. A través de una radiografía, este analiza el estado del hueso, de tal manera que pueda valorar el desarrollo de la niña, su talla y si valdrá la pena frenar o no el inicio adelantado de la pubertad. "En caso de decidir que sí, este se frena durante un par de años y luego se sigue la marcha", explica.

Otros artículos de Maldita.es