MENÚ
MALDITA CIENCIA

La dieta alcalina

Publicado lunes, 17 septiembre 2018
Comparte

El peso y el adelgazamiento son cuestiones en las que la salud se mezcla con el marketing y a veces se promueven hábitos que, según la ciencia, o no sirven de nada o pueden incluso ser dañinos. Desde Maldita Ciencia queremos ayudar a distinguir qué es cierto, y qué no, según las evidencias disponibles.

¿En qué consiste?

La dieta alcalina se vende no solo como método para adelgazar, también para mejorar la salud. Se basa en el mismo principio que el agua alcalina (de la que ya hemos hablado en Maldita Ciencia): modificar el pH de nuestra sangre a través de lo que comemos.

El pH es la escala que mide el nivel de acidez de un entorno. Los defensores de la dieta alcalina aseguran que muchos problemas de salud y de intoxicación del cuerpo, y con ello de sobrepeso, provienen de que nuestro cuerpo es demasiado ácido, incidiendo sobre todo en nuestra sangre. Aseguran que tomando determinados alimentos (carne, pescado, huevos y lácteos, por ejemplo) favorecemos esa acidez, mientras que si tomamos otros (frutas, verduras y legumbres), podemos reducirla y alcalinizarnos.

¿Por qué no tiene validez científica?

No hay una base científica demostrada de esta teoría, y de hecho su base choca con todo lo que sabemos sobre cómo se regula la acidez en nuestro cuerpo. El pH de nuestra sangre no se altera por lo que comemos, sino que contiene unos elementos llamados tampones que lo regulan si es necesario. Sí que pueden cambiar los niveles de acidez de nuestra orina según lo que comamos y otros factores, pero eso no tiene efecto sobre nuestra salud (aunque sí puede ser un síntoma de algunos problemas si esos niveles están fuera de los límites normales).

¿Por qué a veces 'funciona'?

Alguna gente asegura que esta dieta le ha funcionado para adelgazar, y es lógico, ya que se basa en aumentar el consumo de frutas, verduras y legumbres, y está demostrado que un mayor consumo de alimentos de origen vegetal es parte de una alimentación saludable que ayuda a regular el peso. Pero de nuevo, no tiene nada que ver con la supuesta base teórica de esta la dieta.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.