MALDITA.ES

Periodismo para que no te la cuelen

Maldita te explica
10/09/2020

Qué es el “habeas corpus” y por qué gritarlo no te libra de una multa ni de ser detenido

Seguro que te ha llegado por WhatsApp o redes sociales algún vídeo de detenciones policiales en las que la persona detenida grita “habeas corpus” a viva voz, esperando que estas palabras funcionen como un hechizo que haga que los agentes le dejen en paz.

Las palabras "habeas corpus" no constituyen un "conjuro mágico" que garantice tu libertad: habeas corpus es un mecanismo legal que se inicia cuando una persona ha sido detenida ilegalmente, como explica en Twitter la Policía Nacional, y mediante el que el detenido puede pedir ser puesto a disposición de un juez.

Es decir, que para solicitar habeas corpus primero tienes que ser detenido, y una vez que lo estás puedes solicitarlo si crees que ha habido algo ilegal en tu detención. Esta garantía no es exclusiva del derecho español, sino que existe en muchos países. En Inglaterra, por ejemplo, es un derecho recogido desde 1679, y la Constitución Italiana, si bien no utiliza las palabras “habeas corpus” indica en su artículo 13 el derecho a no ser detenido de forma arbitraria.

En España el proceso de habeas corpus se recoge en el artículo 17.4 de la Constitución Española, que dice que “la ley regulará un procedimiento de ‘habeas corpus’ para producir la inmediata puesta a disposición judicial de toda persona detenida ilegalmente.”

Esta regulación aparece en la Ley Orgánica 6/1984, de 24 de mayo, reguladora del procedimiento de ‘habeas corpus’, que dice que las personas detenidas podrán solicitar que se les ponga a disposición de un juez cuando se cumpla alguno de los siguientes supuestos:

  1. Cuando la detención se hace sin que concurran los supuestos legales o sin haberse cumplido las formalidades prevenidas y requisitos exigidos por las leyes. Esto significa que la persona detenida debe estar cometiendo (o intentando cometer) algún delito.
  2. Cuando se está ilícitamente encerrado en cualquier establecimiento o lugar.
  3. Cuando el encierro sea superior al señalado en las leyes (24 horas según la Ley de Enjuiciamiento Criminal).
  4. Cuando no se respeten los derechos del detenido, recogidos en el artículo 118.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Además, no sólo puedes solicitarlo tú, sino también tu cónyuge o pareja de hecho, tus familiares, tus representantes legales, el Ministerio Fiscal o el defensor del pueblo.

Por lo tanto, si te van a detener, gritar “habeas corpus” no va a hacer que la policía te deje automáticamente en libertad. Sólo puedes acogerte a este mecanismo una vez hayas sido detenido y en caso de que creas que existe algo ilegal en tu detención.

Fecha original de publicación: 25/08/2020

Otros artículos de Maldita.es