MENÚ

Las desinformaciones sobre Zaragoza y los 52 ºC en 1935: ‘The New York Times’ lo publicó pero la medición se hizo al sol (no es la forma correcta) y el registro validado por la AEMET es de 35 ºC

Publicado
Comparte
Categorías
Desastres medioambientales
Recursos utilizados
Búsqueda inversa de Google
Búsqueda en otros idiomas (traductor)
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Circula en internet un contenido que afirma que supuestamente Zaragoza superó los 52 ºC en una ola de calor el 22 de junio de 1935, y que incluso The New York Times se hizo eco del fenómeno. Este supuesto hecho también se difunde señalando que “es una muestra de que las olas de calor no son típicas de los últimos años”. Os explicamos por qué esto no es así: aunque tanto el New York Times como otros medios españoles como La Vanguardia se hicieron eco de esta temperatura, este último aclara que se trataba de la “temperatura al sol”. Esta forma de medición de la temperatura no es la correcta, ni la oficial recomendada por la AEMET, ya que así el termómetro no está protegido de la radiación solar y se calienta de forma excesiva.

Los registros del Servicio Meteorológico Nacional muestran entre 23 y 35 ºC en Zaragoza el 22 de junio de 1935, entre las 7 y las 13 horas. Además, la AEMET ha asegurado a Maldita.es que esos 52 ºC no constan en ningún registro de su banco de datos para ninguna de las estaciones.

La AEMET asegura que 52 ºC no figuran en sus registros para el 22 de junio de 1935 ni en Zaragoza ni en otras ciudades españolas

Los registros del boletín meteorológico diario del Servicio Meteorológico Nacional (predecesor de la Agencia Estatal de Meteorología, AEMET) pueden consultarse en abierto remontándose hasta la fecha del 1 de marzo de 1893. Aquí podemos encontrar dos registros que hablan sobre la temperatura que se registró en Zaragoza el 22 de junio de 1935. El primero se trata del boletín publicado el mismo 22 de junio de 1935, que incluía la temperatura que se había registrado entre las 07-08h: 23 ºC en Zaragoza. El segundo se corresponde con el boletín de la temperatura registrada en Zaragoza el 23 de junio de 1935, que incluye la temperatura registrada “ayer” (22 de junio) a las 13h: 35 ºC en Zaragoza. Además, la AEMET ha afirmado a Maldita.es que esos 52 ºC no figuran en ningún registro del banco de datos climatológico de AEMET para ninguna estación. Por lo tanto, es un bulo que Zaragoza superara los 52 ºC en 1935, como afirman los contenidos difundidos.

Captura de la temperatura registrada por el Servicio Meteorológico Español en Zaragoza el 22 de junio de 1935, que muestran que se registraron 23 ºC entre las 7-8h y 35 ºC a las 13h.

Los supuestos 52ºC se registraron al sol y la AEMET señala que medición no se realiza de esta forma

En la publicación de La Vanguardia del 23 de junio de 1935 puede leerse que “los termómetros marcan 39 grados a la sombra y en algunos sitios registran 51 y 52 al sol”. El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, aclaró a Maldita.es que para que la temperatura registrada fuese real se necesita que el termómetro esté protegido de la radiación solar. Es por esto que la AEMET utiliza casetas de madera pintadas de blanco entre uno y dos metros sobre el suelo con rejillas que evitan que le dé el sol al sensor.

Captura de la publicación de 'La Vanguardia' del 23 de junio de 1935.

La temperatura máxima registrada de forma fiable en España es de 47,4 ºC

Según indican los registros de la AEMET, la temperatura máxima que se ha registrado en España es de 47,4 ºC, alcanzados en Montoro (Córdoba) el 14 de agosto de 2021. Esto quedó a la cabeza de los registros de temperatura máxima en España, tanto en estaciones de la red principal como de la red automática de AEMET, como afirma la meteoróloga Delia Gutiérrez Rubio en el blog de la AEMET.

No obstante, como explica Gutiérrez, esto no significa que nunca se haya medido en España una temperatura superior a 47,4 ºC, sino que “no se ha medido una temperatura superior en una estación sometida a los estándares y controles de calidad reconocidos internacionalmente para la observación meteorológica”. Así, Gutiérrez aclara que en la base de datos de AEMET, correspondiente a la red climatológica secundaria, se ha llegado a reportar una temperatura de 49 ºC en España en alguna ocasión (aunque a veces la AEMET se encuentra con dificultades para conocer los llamados “metadatos” de las antiguas estaciones, que nos permitan valorar las condiciones en las que se realizaron algunos registros antiguos). El registro más antiguo en el que se registran los 49 ºC, como indica Gutiérrez, data de julio de 1958 en La Puebla del Río (Sevilla), y el más reciente, de julio de 1995, en Écija (Sevilla).

No es la primera vez que un artículo publicado hace décadas por un medio se utiliza para desinformar sobre las olas de calor

El meteorólogo José Ángel Núñez Mora en el blog de la AEMET señala que, aunque este tipo de portadas, noticias o imágenes que aseguran que hace décadas hacía tanto o más calor fuesen reales, “nada de eso habría invalidado el hecho indudable de que la temperatura media en España está en ascenso en las últimas décadas, que ese ascenso está siendo más intenso en verano y que a consecuencia de ello se están incrementando las olas de calor y el número de días de ola de calor en nuestro territorio”.

Además, en Maldita.es ya os hemos contado otros casos en los que se habían utilizado artículos antiguos para desinformar sobre el cambio climático y las olas de calor. Sucedió con una portada del semanario El Español de agosto de 1957 donde se afirma que se han alcanzado “temperaturas de 50 grados en algún lugar de La Mancha”. Pero es un bulo: no se alcanzaron los 50 grados en 1957. El récord en España “medido de forma confiable” es de 47,4 ºC y se alcanzó el 14 de agosto de 2021, según la AEMET.

Las temperaturas de las marquesinas no son fiables

También se intentó desinformar sobre las olas de calor con una portada de ABC que decía que se habían alcanzado los 45 ºC en Sevilla en junio de 1981. Podía leerse en la primera página que “los termómetros se acercaron a la barrera de los cincuenta -en algunos se registraron más de 46 grados”. Sin embargo, estas temperaturas eran las registradas por las marquesinas y no son fiables, como hemos explicado en Maldita.es.

Además, si consultamos la temperatura oficial registrada por la AEMET en una garita meteorológica ese mismo junio de 1981 (y que puede compararse con las temperaturas que mide la agencia meteorológica en 2022) fue 41 ºC de máxima. Más concretamente, esto se registró el 13 de junio de 1981 en el Aeropuerto de Sevilla. Como la edición del periódico era del 14 de junio, la temperatura a la que se refería era a la del día previo. Los días 14 y 15 de junio se llegó al máximo de 43 ºC en Sevilla, según AEMET. Como explicamos, la ola de calor de junio de 2022 fue más intensa que la de 1981.

Ejemplos de noticias de periódicos utilizadas para desinformar sobre el cambio climático.

En resumen, se trata de un bulo. Los 52 ºC de Zaragoza se corresponden con la medición al sol. Aunque se hicieron eco tanto el New York Times como La Vanguardia, esta forma de medir de la temperatura no es la oficial recomendada por la AEMET, ya que así el termómetro no está protegido de la radiación solar y se calienta de forma excesiva. Los registros del Servicio Meteorológico Nacional muestran entre 23 y 35 ºC en Zaragoza el 22 de junio de 1935, entre las 7 y las 13 horas. Además, la AEMET ha asegurado a Maldita.es que esos 52 ºC no constan en ningún registro de su banco de datos para ninguna de las estaciones.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.