MENÚ

Por qué no debe preocuparnos el aditivo espumante E900 en el aceite refinado de girasol, como advierten vídeos en TikTok

Publicado
Actualizado
Comparte
Categorías
Ciencia
Consumo
Salud
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes
Literatura científica

Nos habéis preguntado por un vídeo que circula en TikTok en el que un usuario analiza la escueta lista de ingredientes de una botella de aceite de girasol refinado de la cadena de supermercados Mercadona (marca Hacendado). Además del aceite de girasol alto oléico, el envase menciona un segundo componente: antiespumante (E900). Este es el motivo por el que, tras explicar la naturaleza de esta sustancia y los supuestos posibles problemas para la salud derivados de su uso, el autor del vídeo recomienda “no comprar aceite refinado de girasol” de esta cadena de supermercados dado que, “si ya es malo de por sí”, encima, “te meten eso (sic)”.

Es cierto que el aditivo E900 forma parte del contenido del aceite refinado de girasol de esta marca (además de otros muchos productos alimenticios), pero su uso está justificado, regulado y permitido bajo condiciones determinadas. Además, no se considera tóxico ni perjudicial para la salud en las cantidades en las que se utiliza (su dosis máxima también está regulada) y a las que estamos expuestos los consumidores.

Por qué se utiliza en alimentación el antiespumante E900

Como el resto de aditivos alimentarios, el antiespumante E900 se utiliza con un propósito determinado: “Este aditivo previene que se formen espumas y que, en contacto con el agua, el aceite salte y te quemes”, explica a Maldita.es Gemma del Caño, especialista en calidad y seguridad de la industria alimentaria y maldita que nos ha prestado sus superpoderes.

La capacidad antiespumante es necesaria para evitar la espuma que aparece a causa de las altas temperaturas de la fritura, que hacen que el agua de los alimentos se evapore formando burbujas. Como señala a Maldita.es Beatriz Robles, dietista-nutricionista, tecnóloga de los alimentos y también parte de la comunidad de malditos que nos prestan sus superpoderes, esta capacidad del aditivo E900 “se debe a que reduce la tensión superficial del aceite, de manera que no tiene resistencia suficiente para retener las burbujas”.

Además, cuando se consume, esta sustancia no se absorbe, sino que “va directamente al tracto gastrointestinal y se elimina a través de las heces, exactamente igual que ha entrado. No hay absolutamente ningún problema”, según indica Del Caño. “Además, se utiliza en muchos más productos, como en el pollo empanado o en las mermeladas”, añade.

Por otro lado, en el vídeo por el que nos habéis preguntado se afirma que el aditivo E900 “es un antiespumante y soporte para agentes de recubrimiento”. La misma voz en off añade que se trata de “un derivado de la silicona, la misma que se utiliza en la cirugía de implantes mamarios”, que “puede causar problemas renales, hepáticos del sistema nervioso y alergias” y que “podría ser cancerígeno por contener restos de amianto y formaldehído”.

Es cierto que esta sustancia pertenece a la familia de las siliconas, pero “no hay efectos adversos asociados con el consumo de E900 en los niveles de uso permitidos”, como afirma la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Además, en palabras de Del Caño, no se debe comparar con la silicona que se utiliza en los implantes mamarios, porque su uso “no tiene nada que ver”. “Este es un aditivo que se usa en muy pequeñas concentraciones, para un efecto muy concreto y no se metaboliza, sino que directamente se elimina”, recuerda.

Lejos de utilizarse solo en implantes como los comentados en el vídeo, y además de “como antiespumante en aceites y en otros productos, como chicles y masa para rebozar”, el uso de silicona también “es común en utensilios como en fiambreras, recipientes para cocinar en horno o microondas, etc.”, recuerda el tecnólogo de los alimentos Miguel Ángel Lurueña a Maldita.es.

Por qué es legal utilizar el antiespumante E900 y por qué su uso en aceites y otros alimentos no supone un peligro para la salud

Según señala el Reglamento (UE) No 1129/2011, pueden comercializarse y utilizarse los aditivos alimentarios incluidos en la lista de la Unión Europea establecida en el anexo II del Reglamento (CE) no 1333/2008, siempre siguiendo “las condiciones de utilización que en él se especifican”.

El E900 forma parte de la lista mencionada y puede utilizarse, sin que suponga riesgos, en una dosis máxima de 10 miligramos por litro o kilogramo (mg/l o mg/kg) formando parte de grasas y aceites sin agua; de otras emulsiones de grasas y aceites, incluso grasas lácteas para untar y emulsiones líquidas (en estas categorías solo en aceites y grasas para freír); de frutas y hortalizas en conserva; de confituras, jaleas, marmalades y crema de castañas; de otras frutas u hortalizas similares para untar; de productos de confitería, incluidas las micropastillas para refrescar el aliento; de adornos, coberturas y rellenos (excepto determinados rellenos a base de frutas); de masas para rebozar; de caldos y sopas; de zumos de fruta y jugos de legumbres u hortalizas, de bebidas aromatizadas y de sidra y perada. En el caso de chicles, la dosis máxima asciende a 100 mg/l o mg/kg.

También la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) señala que no existen problemas de seguridad con los usos y niveles de uso notificados para el aditivo. De hecho, establece la ingesta diaria admisible (IDA) en 17 miligramos por kilogramo de peso corporal. Es decir, sería necesario que, en el caso de una persona de 70 kilos, ingiriese más de 119 botellas de un litro de aceite en un día para llegar a esa IDA. De la misma forma se pronuncia la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

“Hay aditivos necesarios y otros no, aunque todos sean inocuos. Los antiespumantes son muy útiles para mejorar algunas características de los productos: que no aparezca espuma es bueno”, concluye Del Caño.

En este artículo han colaborado con sus superpoderes las malditas Gemma del Caño y Beatriz Robles.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.


Primera fecha de publicación de este artículo: 24/01/2023

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.