Societat Civil Catalana (SCC), la asociación unionista que lucha contra la independencia de Cataluña, recibió 700.000 euros en 2016 de donaciones realizadas por las entidades privadas "BBV", "CAIX", "SANT" y "TEL", tal y como ya ha adelantado La Directa.

Estas donaciones de entidades privadas se realizaron a la Fundación Joan Boscà que después derivó estas cantidades a Societat Civil Catalana, según se puede ver en las cuentas anuales de la fundación del año 2016, solicitadas por Maldita.es al Registro de Fundaciones.

Fuente: Cuentas anuales de 2016 de la Fundación Joan Boscà

Estas entidades que aparecen mencionadas únicamente como "SANT", "CAIX, "TEL" y "BBV", sin indicar sus nombres completos, donaron un total de 800.000 euros en 2016 a la Fundación Joan Boscà.

La fundación oculta los nombres completos de estas entidades y sólo los identifica en sus cuentas por 3 o 4 letras.

Maldita.es se ha puesto en contacto con Societat Civil Catalana para que nos aclararan este punto, entre otros asuntos, pero han declinado realizar aclaraciones y contestar a las preguntas que se les había hecho llegar. Además, la Fundación Joan Boscà tampoco ha respondido por ahora a los intentos de Maldita.es de que atienda a preguntas sobre este caso y aclare quien hay detrás de estas entidades.

De todos modos, lo que sí reconoce la fundación, en sus propias cuentas, es que los donativos de estas cuatro entidades privadas fueron los únicos ingresos que han declarado de todo ese curso, a pesar de que en su web explican que cualquiera puede realizarles donativos a través de una transferencia bancaria.

Fuente: Web de la Fundación Joan Boscà

Después de recibir los donativos la fundación se encargó de volver a donar 740.430 euros del total de 800.000 recibidos en ese año. La mayor parte de ellos, 700.105 euros, fueron directamente a Societat Civil Catalana.

El monto restante se dividió entre otras 3 asociaciones: 15.000 euros para Sociedad Civil Navarra, 10.000 para el 'Grup de Periodistes Pi i Maragall', una asociación de periodistas que busca "facilitar la convivencia entre catalanes y de estos con el resto de españoles", y los restantes 15.325 para la Fundación Cultura Libre.

Hay que tener en cuenta que realizar donaciones a fundaciones o asociaciones de utilidad pública desgrava ante Hacienda, sea una persona o una empresa quien lo haga. Por lo tanto, a las entidades privadas que donaron ese dinero a la Fundación Joan Boscà les podía beneficiar hacerlo de esta forma; en lugar de donar directamente a Societat Civil Catalana, que es una asociación, pero no está declarada de utilidad pública.

El presidente y fundador de esta fundación es Josep Ramón Bosch, que, a su vez, también es el actual presidente y uno de los fundadores de Societat Civil Catalana. Entre los fundadores de la Fundación Joan Boscà también está, por ejemplo, el eurodiputado de Vox Jorge Buxadé, que también fue secretario de la fundación.

Fuente: Miembros del actual patronato de la Fundación Joan Boscà

Otro de los miembros del patronato de la Fundación Joan Boscà es Álex Ramos, vicepresidente de Societat Civil Catalana. Las relaciones entre las cúpulas de ambas entidades son claras.

Fuente: Web de Societat Civil Catalana

El despacho de abogados del que formaba parte Jorge Buxadé (Albacar, Clusa y Buxadé Abogados), además, cobraba dinero de la Joan Boscà por "asesoría jurídica". En 2016 recibieron 4.670,6 euros de la fundación por estos servicios.

Fuente: Cuentas anuales de 2016 de la Fundación Joan Boscà

¿Qué sucedió en otros años?

Maldita.es pidió al Registro de Fundaciones también las cuentas anuales de esta fundación del resto de años, pero el registro no disponía de ninguna más. Con lo que sí que contaba es con los planes de actuación de 2015, 2017 y 2018 de la fundación. Estos documentos, en los que las fundaciones planifican lo que harán durante el próximo curso, permite conocer cuanto dinero pretendían donar cada año desde la Fundación Joan Boscà.

El objetivo marcado en los planes de la fundación era de donar a otras organizaciones 600.000 euros en 2015, 915.300 euros en 2017 y 790.000 euros en 2018. No podemos saber hasta que punto cumplieron cada objetivo anual, pero en 2016 se preveía gastar en donaciones 950.000 euros y finalmente se acabó entregando 740.430 euros, una cantidad algo inferior.

Los objetivos también muestran que todos los años los ingresos se esperaban que llegaran en un 100% de aportaciones de entidades privadas y que casi todo ese dinero se iba a invertir después en transferirlo a otras organizaciones. En 2017, por ejemplo, llegó a aclararse que el objetivo era donar dinero a 5 entidades jurídicas distintas.

Consulta aquí las cuentas completas de 2006 de la Fundación Joan Boscà:

CUENTAS ANUALES JOAN BOSCÁ by Maldita.es on Scribd