El Gobierno incumple desde hace más de dos meses una resolución del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG) que le insta a hacer públicos “los informes realizados por la Policía Nacional y el Ministerio del Interior por la muerte del coreógrafo Pedro Aunión en el festival madrileño Mad Cool del año 2017”.

El Ministerio del Interior ha ignorado la resolución del Consejo y ha ocultado estos informes, a pesar de que tendría que haberlos entregado a Maldita.es. Este medio, a través de una solicitud de información pública, había pedido los documentos y, ante el rechazo del ministerio a dar la información, reclamó ante el Consejo de Transparencia.

Interior, además, debería hacer públicos los informes sobre la muerte del bailarín y coreógrafo realizados “por el propio festival y puestos a disposición de la Administración y el expediente o informe de investigación que realizó la Administración General del Estado”, según la misma resolución del Consejo de Transparencia dictada en marzo de 2019 tras la reclamación de este medio.

El Consejo incluso llegó a reiterar al Ministerio del Interior que cumpliera la resolución después de que la Administración no diera respuesta tras los 20 días de plazo para aportar los informes que figuraban en la resolución. Aún así, Interior sigue dos meses después sin hacer pública esta información ni hacer llegar comunicación alguna al respecto ni a Maldita.es ni al Consejo de Transparencia.

Los argumentos de Interior

El ministerio se escudó en definir la solicitud de acceso a la información pública de Maldita.es como repetitiva y abusiva para no entregar los informes pedidos. A pesar de su argumentación, el Consejo de Transparencia ha considerado que la solicitud no podía ampararse dentro de ninguno de estos dos casos y que la información es de interés público.

Por ello, el CTBG resolvió que la Administración debía aportar los informes a Maldito Dato. “A nuestro juicio en este caso no se requiere un tratamiento que obligue a paralizar el resto de la gestión de los sujetos obligados a suministrar la información, impidiendo la atención justa y equitativa de su trabajo y el servicio público que tienen encomendado”, recalca el Consejo ante la argumentación del Ministerio del Interior de que tendrían problemas para seguir con el resto de sus labores si tuvieran que dedicarse a recolectar y entregar los informes solicitados por Maldita.es.

Los problemas de la Ley de Transparencia

La Ley de Transparencia y Buen Gobierno entró en vigor en diciembre de 2014, pero aún presenta diversos problemas. El Consejo de Transparencia, casi 5 años después de la entrada en vigor de la ley, sigue sin contar con capacidad sancionadora y sus resoluciones no son de obligado cumplimiento para la Administración. 

Por lo tanto, casos como el del Ministerio del Interior con los informes del fallecimiento de Pedro Aunión, en el que la Administración decide no obedecer las resoluciones del Consejo, son más habituales de lo que deberían. Al fin y al cabo, al ministerio no se le impone ninguna multa ni ninguna pena por desobedecer la resolución del Consejo sin ni siquiera reclamarla ante los tribunales.

La muerte de Pedro Aunión

El acróbata, coreógrafo y bailarín aéreo Pedro Aunión murió el 7 de julio de 2017 durante la segunda edición del festival madrileño Mad Cool. El artista de 42 años, que vivía en el Reino Unido, realizaba un espectáculo de danza aérea dentro de un cubo en un intermedio entre concierto y concierto del festival.

Durante el segundo día de la edición hubo un fallo, que aún no se ha aclarado si fue técnico o humano, que hizo que cayera al vacío desde 30 metros de altura durante su espectáculo. Los informes que oculta el Ministerio del Interior podrían ayudar a arrojar luz sobre este asunto y sobre si hubo un error por parte del propio bailarín o fue un fallo de la organización y seguridad del evento madrileño.