Pablo Casado repite en sus mítines y entrevistas que Pedro Sánchez va a “pasar a la historia como el único expresidente que no aceptó un cara a cara” con el líder de la oposición.

FALSO.

En un acto de presentación de candidatos en Alicante, Pablo Casado ha vuelto a repetir que “el problema es que Pedro Sánchez no quiere debatir de esto, el problema es que él no acepta un cara a cara. Yo ya le he dicho, está muy bien que hagamos debates a cinco y a cuatro y a lo que quieras, pero por qué no quiere debatir con el líder de la oposición, por qué quiere pasar a la historia como el único expresidente que no aceptó un cara a cara, que sí aceptó González, sí aceptó Aznar, aceptó Zapatero y aceptó Rajoy”.

Y no es la primera vez que lo dice. Lo ha repetido en otros actos y también en entrevistas como la del pasado 7 de marzo en la cadena Cope. En los micrófonos de Herrera en Cope, Casado dijo que: “Yo por eso le he pedido un cara a cara [a Pedro Sánchez], como siempre ha pasado en democracia y como aceptó González, Aznar, Rajoy y Zapatero, entre las dos personas que pueden liderar el Gobierno”.

Sin embargo, José María Aznar no aceptó debatir en el año 2000 con el candidato del PSOE, Joaquín Almunia. En los días previos a las elecciones de aquel año, Almunia comunicó a Aznar que había aceptado todas las peticiones de debate que habían solicitado las televisiones y radios.

El año 2000 fue la única vez que Aznar podía aceptar, como presidente del Gobierno y candidato a la reelección, un debate con el líder de la oposición. Pero no lo hizo. De hecho, dos días antes de la votación, el expresidente Felipe González, en declaraciones a la Cadena Ser, se lamentaba de que Aznar no hubiera aceptado el debate a pesar de que González sí lo hizo en 1993. Además, González aseguraba que “en el 96, sin pedirlo, se lo volví a ofrecer”, en referencia a Aznar, pero este lo rechazó.

Por lo tanto, no es cierto que todos los expresidentes del Gobierno hayan aceptado un debate electoral. José María Aznar, como presidente y candidato a la reelección no lo hizo en el año 2000. Sí aceptó, en cambio, como líder de la oposición en 1993.