Si vives en la ciudad de Madrid es posible que hayas recibido en tu buzón una octavilla de Ciudadanos en la que te avisan de que "Carmena te sube el IBI", algo que también denunció en Twitter la líder del partido en la ciudad, Begoña Villacís.

Es falso que Carmena haya subido el IBI. La realidad es que los ayuntamientos sólo deciden una parte porcentual de lo que se conoce como recibo del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles). El gobierno de Carmena ha reducido ese porcentaje, pero esto no tiene por qué implicar reducción en el pago del recibo del IBI.

Esta reducción fue aprobada en el Pleno municipal de Madrid del 23 de diciembre de 2015 (página 147 del documento). En ese pleno, como se recoge en el acta, estaba presente Villacís.

Tuit de Begoña Villacís, parte de la campaña #CarmenSubeElIBI

Os lo explicamos:

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles se calcula aplicando un gravamen porcentual a una base imponible, es decir, calculando un porcentaje a partir de una cantidad fija.

Esa cantidad fija es lo que la Dirección General del Catastro (que depende del Ministerio de Hacienda) considera que vale cada inmueble y el porcentaje lo decide cada ayuntamiento, y es lo que se recauda a nivel municipal.

El porcentaje del Ayuntamiento ha bajado con respecto al anterior gobierno

En 2015, ese porcentaje que decide el ayuntamiento estaba fijado en Madrid en el 0,548% para los inmuebles de naturaleza urbana según la Ordenanza Fiscal (páginas 124 y 125 del documento) aprobada un año antes por el gobierno municipal del PP con Ana Botella al frente.

En 2016, el gobierno de Manuela Carmena actualizó la Ordenanza Fiscal (páginas 126 del documento) y estableció el porcentaje del IBI en un 0,51% para esos mismos inmuebles, es decir, lo redujo en 0,038 puntos porcentuales*.

¿Por qué ha subido el recibo del IBI a algunos ciudadanos? 

El Ministerio de Hacienda, cada cierto tiempo, lleva a cabo una revisión catastral, es decir, calcula y fija de nuevo el valor de los inmuebles. 

La última revisión en Madrid se llevó a cabo en 2011, siendo alcalde Alberto Ruiz-Gallardón (PP). Esta revisión, que supuso un aumento en el valor catastral de los inmuebles y por tanto del IBI, entró en vigor en 2012. Para que no se produzca una subida del impuesto demasiado drástica para los ciudadanos, los incrementos se realizan, según la ley, progresivamente durante 9 años. Por lo tanto, habrá subidas hasta 2021.

A pesar de esta subida, ha habido excepciones. En 2016, la Dirección General del Catastro realizó un estudio sobre los valores catastrales de la ciudad de Madrid a petición del ayuntamiento. En esa ocasión las reducciones en las bases imponibles se centraron sólo en 22 barrios de la ciudad porque fue donde se detectaron diferencias más acusadas en los cálculos, según nos indican desde el Ayuntamiento.

Estos barrios fueron: Comillas, Opañel, San Isidro, Vista Alegre, Puerta Bonita, Buenavista y Abrantes en Carabanchel; Entrevías, San Diego, Palomeras Bajas, Palomeras Sureste, Portazgo y Numancia, en Puente de Vallecas, Orcasitas, Orcasur, San Fermín, Almendrales, Moscardó, Zofío y Pradolongo en Usera; Santa Eugenia en Villa de Vallecas; y San Cristóbal en Villaverde.

* En una versión anterior, por error, se mencionaba una bajada de un 0,038% en lugar de 0,038 puntos porcentuales.