MENÚ
MALDITO DATO

El paro juvenil en España: los municipios de Andalucía, a la cabeza

Publicado
Comparte
Recursos utilizados
Expertos

España es el país con más desempleo juvenil de toda la Unión Europea, según los últimos datos de Eurostat. La situación laboral para los jóvenes en nuestro país empeoró, sobre todo, durante la pandemia. Pero los datos que recoge el Servicio Estatal Público de Empleo (SEPE) actualizados a mes de abril, muestran que ya se ha vuelto a niveles de desempleo previos a la COVID-19. A pesar de ello, los jóvenes españoles duplican la media europea de paro juvenil.

En la mayoría de las grandes ciudades, el desempleo juvenil ha bajado en los últimos tres años. Pero la tasa de paro juvenil sigue siendo superior a la general [pág. 14]. Además, hay una gran brecha entre el norte y el sur del país. Andalucía es la comunidad más afectada por esta problemática y en algunos de sus municipios los menores de 25 años suponen casi la mitad de todos los desempleados.

La Línea de la Concepción (Cádiz), Ceuta y Barbate (Cádiz): las ciudades con más jóvenes en paro

De los grandes municipios del país (de más de 20.000 habitantes), el que tiene una mayor proporción de parados de entre 16 y 24 años es La Línea de la Concepción, en la provincia de Cádiz. Allí la incidencia de jóvenes en paro es tres veces superior a la media de todas las grandes ciudades del país, que es del 3%.

La incidencia no es lo mismo que la tasa de paro, que publican organismos como el INE o Eurostat, por ejemplo, ya que la tasa de paro se calcula en función de la población activa (ocupados y desempleados) mientras que la incidencia se calcula sobre toda la población de ese rango de edad. La incidencia, por lo tanto, da porcentajes más bajos, pero gracias a los datos por municipios del SEPE se puede calcular este indicador y comparar la mayoría de pueblos y ciudades de España.

A La Línea le siguen la ciudad de Ceuta o Barbate, también de la provincia de Cádiz, y es que, de hecho, cuatro de los diez municipios con más paro juvenil están en la provincia gaditana. Andalucía es la comunidad más afectada. Le siguen Extremadura y las Islas Canarias.

La Línea de la Concepción, además, también es la ciudad con el índice de parados por habitante en edad laboral (de 16 a 64 años) más alta del país. En esta localidad casi un cuarto de todos sus habitantes (22,4%) de esa franja de edad están desempleados. En el mapa se puede observar que la mayoría de municipios con una incidencia de paro juvenil superior a la media se concentran en el suroeste de la Península.

Existe una brecha, según los últimos indicadores urbanos del Instituto Nacional de Estadística (INE), tal y como refleja elDiario.es, entre el norte y el sur del país. Los datos evidencian que, no sólo el nivel de paro, sino también la renta, el nivel de estudios o la esperanza de vida ahondan esta diferencia.

Martos (Jaén) o Melilla: municipios donde casi la mitad de los parados tienen menos de 25 años

Hay municipios con altos índices de paro, donde la situación de los jóvenes tiene un peso especial. Por ejemplo, en Martos (Jaén), casi la mitad (48%) de todos los parados registrados tienen menos de 25 años. Esto también ocurre en Melilla o en Basauri, en la provincia de Bizkaia. Todas estas ciudades tienen una incidencia de paro en la población en edad laboral (de 16 a 64 años) superior a la media, que es del 9,9%.

Javier Ormazabal, técnico de EAPN (Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español), ha explicado a Maldita.es que algunas características comunes de localidades con una elevada incidencia de paro juvenil son que en ellas “el tejido empresarial” es limitado y que en algunos casos también se unen procesos de reconversión industrial a la falta de alternativas que se ofrecen.

Según este experto, algunos problemas específicos en muchas de estas localidades son la temporalidad y, sobre todo, la estacionalidad del empleo, algo que afecta, por ejemplo, a las localidades más turísticas. Según explican desde EAPN, “cuando acaba la temporada, muchas de estas personas, jóvenes en su mayoría, retornan a la situación de desempleo”. La organización añade que la “economía sumergida” también es uno de los grandes problemas de estas localidades.

El perfil del joven desempleado: bajo nivel de estudios y alta temporalidad

Un aspecto determinante para encontrar empleo siendo menor de 25 años es el nivel de estudios, según el último informe Jóvenes y mercado de trabajo elaborado trimestralmente por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. El informe dice que los jóvenes con cualificación más alta presentan una tasa de paro más baja y que esta brecha según la formación está más marcada entre los jóvenes que entre los adultos.

En España hay un 13% de jóvenes que abandonan la educación de forma temprana. Es decir, jóvenes de entre 18 y 24 años que no siguen estudiando más allá de la educación secundaria. Esta tasa es mayor en Andalucía, donde alcanza el 17%, según los últimos datos del Ministerio de Educación para 2021.

El informe también habla de la incidencia de parados jóvenes (número de parados por habitantes de ese rango de edad) como un concepto “más elaborado” que la tasa de paro, que relaciona el número de parados y el de activos (ocupados más desempleados). La incidencia es más baja que la tasa de paro debido a la elevada inactividad en esta franja de edad. Es decir, debido a las personas que no forman parte del tejido laboral, ya que no están ocupadas pero tampoco registradas como desempleadas.

La tasa de paro es significativamente mayor entre los jóvenes de 16 a 24 porque hay menos gente trabajando. El informe de Trabajo [pág. 14] explica que esto se debe a que una parte importante de ellos “aún se encuentra formándose y todavía no se han incorporado al mercado de trabajo”.

Otras características de los empleados jóvenes es la alta tasa de temporalidad. El informe de Trabajo dice que el empleo de los jóvenes hasta 29 años se concentra en el sector servicios, en las ramas de comercio, hostelería e industria manufacturera.

Ceuta, Tomelloso (Ciudad Real) o Utrera (Sevilla): municipios con datos más favorables que antes de la pandemia

En el segundo trimestre de 2020, la inactividad de los jóvenes aumentó mucho debido a la falta de oportunidades por la pandemia. El informe trimestral del Ministerio de Trabajo sobre el mercado laboral para jóvenes dice que estos, junto con los trabajadores de baja cualificación y los temporales, han sido los más afectados por el impacto negativo de la crisis de la COVID-19.

Maldita.es ha comparado los últimos datos de paro por municipios del SEPE de abril de 2022, con los de abril de 2019, un año antes de que comenzase la pandemia. Los datos mensuales muestran que abril es un mes en el que el nivel de paro no está en los mínimos (que se alcanzan en los meses de verano) o en los máximos (después del verano).

En los últimos tres años, Ceuta ha pasado de tener un 15% de jóvenes en paro a cerca de un 7%. Es la ciudad española donde más ha bajado, aunque sigue siendo una de las que más parados jóvenes tiene en la actualidad. En 412 de los 414 municipios españoles de más de 20.000 habitantes el nivel de parados jóvenes ha mejorado entre 2019 y 2022. Tan sólo ha empeorado levemente (menos de un punto porcentual) en Valle de Egüés (Navarra) y Durango (Bizkaia).

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.