MENÚ
MALDITO DATO

19 años del desastre del ‘Prestige’: los españoles llegaron a verlo como el tercer problema del país y opinaban que la población fue muy solidaria, según el CIS

Publicado sábado, 13 noviembre 2021
Comparte
Recursos utilizados
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

El 13 de noviembre de 2002 el buque petrolero ‘Prestige’ se averió frente a las costas gallegas y se acabó hundiendo con su carga de 77.000 toneladas de fuel 6 días después. Esta carga llegó hasta las costas del mar Cantábrico, principalmente las de Galicia, y a sus vertidos se les dio el nombre de chapapote, palabra que ya era de uso común en otros países hispanohablantes, pero no en España.

Dos meses después, en enero de 2003, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) preguntó a los españoles sobre ese incidente. Algunas de sus conclusiones fueron que la población estaba muy preocupada, llegando a calificarlo como el tercer principal problema del país, y que sentía que el resto de España había sido muy solidaria con Galicia y el resto de zonas afectadas. Además, el 88,5% de todos los encuestados lo definió como “una gran catástrofe”.

¿Y a quién responsabilizaba la población del hundimiento y la posterior contaminación? Según el CIS, no había consenso: un cuarto de los encuestados respondió que la culpa era de los responsables del barco, otro cuarto que del Gobierno español y otro de las leyes de navegación vigentes en ese momento. El cuarto restante se divide entre quienes pensaban que la responsabilidad era de la Unión Europea, los que respondieron que había “otro” responsable distinto a los ya mencionados y el 11% de españoles que optaban por la opción de no sabe / no contesta.

Casi la totalidad de los españoles decía que la situación provocada por el hundimiento del ‘Prestige’ le preocupaba “mucho” o “bastante”

Otra de las preguntas que hicieron era el grado de preocupación sobre el problema: al 94,6% de la población, según esta encuesta, le preocupaba “mucho” o “bastante” lo que había pasado frente a las costas gallegas.

Aunque no preguntaron por ello, en el barómetro del mes anterior, diciembre de 2002, “el desastre del Prestige” apareció la tercera opción más repetida por los españoles cuando les preguntaban cuáles eran para ellos los tres principales problemas del país (esta pregunta es de respuesta abierta, cada persona puede responder lo que quiera sin que haya una lista de opciones disponibles). En diciembre de 2002 esta respuesta la dio el 26,4% de los encuestados, sólo por detrás del paro y de ETA, y en enero de 2003 este porcentaje fue del 13,2%, siendo la quinta respuesta más repetida. A partir de febrero de 2004 la población dejó de definir al ‘Prestige’ y a sus vertidos como uno de los principales problemas de España.

Casi la mitad de los españoles valoraban negativamente la actuación del Gobierno de Aznar con respecto a los vertidos del ‘Prestige’

El CIS de enero de 2003 también preguntó a los españoles sobre la respuesta del Gobierno de España, de Galicia y de las otras comunidades autónomas afectadas por los vertidos del ‘Prestige’, además de la de la oposición, en ese momento liderada por el PSOE. Casi la mitad de los encuestados, el 48,8%, respondieron que valoraban la actuación del Gobierno de Aznar “mal” o “muy mal” y sólo el 17,5% la catalogaba “bien” o “muy bien”.

La actuación mejor valorada fue la de los gobiernos cántabro, vasco y asturiano: el 31,1% de los españoles dijeron que actuaron “bien” o “muy bien” y sólo el 11,3% que lo hicieron “mal” o “muy mal”. Eso sí, el 29,6% de los encuestados dijo que no sabía cómo valorar esta gestión o no contestó.

Con respecto al Gobierno gallego, sólo el 16,6% de los españoles dio una valoración positiva a su papel en la crisis del ‘Prestige’ y el 44,6% lo hizo de forma negativa. La actuación de la oposición, por su parte, tuvo una buena valoración por parte del 23,8% de la población y negativa por parte del 25,2%.

La población consideró que el resto de España fue solidaria con las regiones afectadas

Por último, el CIS también preguntó a la población si consideraba que el resto de España había sido solidario o no con Galicia y el resto de zonas afectadas por el chapapote. El 57,7% consideraba que se había tenido “mucha” solidaridad y el 37,4%, que había habido “bastante”.

Sólo el 3,5% consideraba que se había sido poco solidario y el 0,2% que no había habido solidaridad. De hecho, durante la crisis del ‘Prestige’ más de 65.000 voluntarios españoles y europeos ayudaron a limpiar el chapapote de las costas del mar Cantábrico.