MENÚ
MALDITO DATO

Cómo ha evolucionado el ritmo de vacunación en España y por qué es normal que se haya ralentizado

Publicado miércoles, 20 octubre 2021
Comparte
Recursos utilizados
Expertos
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Desde que en el 31 de agosto España superara el 70% de la población completamente vacunada contra la COVID-19 el ritmo se ha ralentizado: los últimos datos disponibles del Ministerio de Sanidad indican que el tercer lunes de octubre, el día 18, se encuentra vacunada con la dosis completa el 78,16% de la población española. El mismo lunes del mes anterior, el 20 de septiembre, este porcentaje era de sólo 2,11 puntos menor: un 76,05%, pero los expertos consultados por Maldita.es coinciden en que esta desaceleración en el ritmo es normal y que costará más llegar a porcentajes más altos.

Este dato contrasta con el del mes anterior, ya que entre el 16 de agosto y el 19 de septiembre el porcentaje de personas vacunadas en nuestro país pasó del 63,16% al 76,05%, un aumento de 12,89 puntos. El mes de agosto tiene el segundo ritmo más lento desde que empezó la vacunación con la segunda dosis, sólo superado por marzo, cuando aún no se podía vacunar toda la población y el stock de vacunas era menor.

Eso sí, con respecto a la población diana, a 18 de octubre el 88,1% de las personas que se pueden vacunar ya tienen la pauta completa (hay que recordar que los menores de 12 años, que representan el 11,23% de la población de España, aún no pueden hacerlo). Hace un mes esta cifra era del 85,7%. El 88,77% de los habitantes de España entran dentro de la población diana, por lo que sólo faltarían 10,61 puntos para llegar al máximo porcentaje de vacunación alcanzable en este momento.

El porcentaje de personas vacunadas con una sola dosis también crece a un ritmo menor: en el último mes hemos pasado de un 78,97% de población con al menos una dosis a un 79,87%, 0,9 puntos más. Entre agosto y septiembre el porcentaje de vacunados con al menos una dosis subió 4,28 puntos (casi cinco veces más).

De hecho, a 18 de octubre hay sólo 812.931 personas que se han puesto la primera dosis pero que aún estén esperando la segunda: el 1,71% de la población de España.

El ritmo de segundas dosis ha bajado desde septiembre

El ritmo de inyección de segundas dosis aumentó durante la segunda quincena de agosto, como ya explicamos en Maldita.es, y se llegó al objetivo del Gobierno de llegar al 70% de la población vacunada antes del fin del verano. Pero durante los meses de septiembre y octubre ha bajado desde las 1.685.340 segundas dosis puestas en la semana previa al 23 de agosto hasta las 148.885 en los siete días anteriores al 18 de octubre.

Los expertos consultados por Maldita.es coinciden en que “en España la cobertura vacunal es muy alta” y que debido a esto cuesta mantener el ritmo de vacunación 

¿A qué se debe esta ralentización en el ritmo de vacunación? Los expertos consultados por Maldita.es coinciden en que se produce porque en España hay mucha gente vacunada y que esto hace que el porcentaje cada vez suba menos.

 Según Jesús Molina, jefe del servicio de Medicina Preventiva del Complejo Hospitalario Universitario Insular Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria y secretario de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, “en España la cobertura vacunal es muy alta, de las mayores de Europa, y a medida que aumenta la cobertura, cuesta más seguir el mismo ritmo o velocidad”. Es decir, que mientras más personas estén vacunadas más difícil es mantener el ritmo.

Lo mismo opina Ildefonso Hernández, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Miguel Hernández (UMH), que ha explicado a Maldita.es que “la cobertura comparativa de la vacuna con otros países es muy alta” y que la ralentización puede deberse a que las vacunas que quedan “se están dirigiendo a colectivos diana a los que habrá sido difícil identificar o trazar bien por su movilidad, cambios de domicilio, haber pasado la COVID-19 y recibido una dosis en otro país, etc.”.

Por su parte el epidemiólogo y profesor en la Universidad de Alcalá y miembro de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) Pedro Gullón explica que “es normal que caiga el ritmo de vacunación y está ocurriendo en todos los países. Al principio el tapón para que se pusiesen más o menos vacunas era que llegaran. Pero ahora ha llegado un momento en el que hay que perseguir un poco más a la gente que queda por vacunar”.

De hecho, España es el quinto país del mundo con un mayor número de personas vacunadas con la pauta completa y el tercero de Europa, sólo superado por Portugal y Malta, de acuerdo con los datos de la Universidad Johns Hopkins.

Con respecto a cuál es el porcentaje de vacunados que se puede alcanzar en España, Ildefonso Hernández defiende que “debemos llegar a bastante más del 95% de las personas candidatas” ya que “da la impresión de que la población española mantiene una confianza mayoritaria en las vacunas como ha sucedido siempre hasta ahora”.

Aquí Jesús Molina se siente menos optimista y sostiene que “no parece que se puedan alcanzar más coberturas que las actuales” y que “habrá que ver cómo evoluciona el ritmo cuando puedan vacunarse los menores de 12 años”.

Pedro Gullón sostiene que no se puede saber "cuál es el techo total de vacunación, ya que todo dependerá de cómo se intenta reincorporar a personas que no han querido vacunarse y puedan replanteárselo por cambios en la pandemia. No creo que se alcancen cuotas mucho mayores, pero sí que se puede rescatar a alguna gente".