MENÚ
MALDITO DATO

90 años del voto femenino universal en España: a pesar del parón durante el franquismo, en 1966 ya el 64% de los españoles pensaba que las mujeres debían tener derecho a voto

Publicado viernes, 1 octubre 2021
Comparte
Recursos utilizados
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)
Legislación

Este 1 de octubre se cumplen 90 años desde la primera vez que se aprobó el voto femenino universal en España. Fue en 1931, durante la Segunda República. En la dictadura de Franco se perdió este derecho, aunque hubo algunos referéndums y elecciones a concejales. En los referéndums las mujeres podían votar desde 1945, pero en las elecciones a concejal sólo podían hacerlo los hombres que fueran cabeza de familia.

Una de las votaciones que hubo durante el franquismo fueron las elecciones a concejales de 1966. En ese momento el Instituto de la Opinión Pública (OIP), organismo que precedió al Centro de Investigaciones Sciológicas (CIS), hizo una encuesta a los españoles sobre los comicios e incluyó la pregunta de si pensaban que todas las personas mayores de edad, incluídas las mujeres, deberían tener derecho a votar. El 64% de los españoles entrevistados pensaba que sí.

Los hombres apoyaban más que las mujeres que pudieran votar todas las personas “mayores de una determinada edad” independientemente de su sexo

Cuando se consultan las respuestas por género, los hombres eran más propensos a que todas las personas mayores de una determinada edad y de ambos sexos pudieran votar. Hay que tener en cuenta que las únicas dos opciones para responder a la pregunta eran que votaran “sólo los cabezas de familia” o “todas las personas que hubieran cumplido cierta edad”. No se daba, por ejemplo, la opción de que lo hicieran sólo los hombres mayores de edad aunque no fueran cabezas de familia.

Por grupos de edad, eran precisamente los más jóvenes (entre 18 y 39 años) quienes apoyaban más que las personas de uno u otro sexo pudieran votar en lugar de solo los cabezas de familia: un 68% se decantaba por la primera opción. El apoyo al sufragio universal era parecido entre los cabezas de familia: un 67%. Entre las personas encuestadas que no ocupaban esta posición familiar, en cambio, únicamente el 59% optaban porque todas las personas de ambos sexos y mayores de una determinada edad pudieran votar.

En 1977 la opción favorita de las mujeres en el CIS preelectoral fue que votarían “a quien le digan”, ya fuera su marido, el alcalde de su pueblo o Adolfo Suárez

En 1977 las mujeres recuperaron el derecho al voto universal y lo ejercieron en las primeras elecciones democráticas después de 41 años (ya que las anteriores fueron en 1936, las últimas celebradas durante la Segunda República). Ese año la encuesta preelectoral del CIS preguntó a los españoles que a quién votarían y la opción favorita entre las mujeres era que lo harían… a quien les dijeran (ya fueran sus maridos, el alcalde de su municipio, la televisión o Suárez): esta fue la opción que dieron el 17,9% de las encuestadas. Además, ellas también se mostraron más indecisas. Había más mujeres (34,4%) que hombres (26,8%) que decían que aún no habían decidido su voto a 10 días de las elecciones.

Fuente: Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Estudio 1135.

En las últimas elecciones generales las mujeres votaron menos a Vox, a Unidas Podemos y a partidos nacionalistas que los hombres según el CIS

Un año después de las elecciones de 1977 la Constitución Española reconocía el sufragio universal y la igualdad entre hombres y mujeres. Desde entonces las mujeres han tenido derecho a votar en todas las elecciones que se han celebrado. ¿Y cómo votan? Pues, según el barómetro postelectoral del CIS de las últimas generales, del 2019, que, obviamente, ya no daba la opción de decir que se iba a votar “a quien le digan”, las mujeres votaron más a PSOE, a PP y a Ciudadanos que los hombres y menos a Vox, a Unidas Podemos y a partidos nacionalistas.

Los datos del CIS no coinciden con los resultados de las elecciones generales porque cuando se hacen los barómetros los entrevistadores preguntan directamente a los encuestados que qué votaron en las pasadas elecciones y no siempre tienen por qué decir la verdad, además de que ciertos grupos de población pueden estar infra o sobrerrepresentados. En Maldita.es ya explicamos qué podemos creernos y qué no ante una encuesta electoral.


Primera fecha de publicación de este artículo: 01/10/2021