MENÚ
MALDITO DATO

5 claves para entender con datos el papel de España en Eurovisión

Publicado sábado, 22 mayo 2021
Comparte
Recursos utilizados
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Un año después, tras la cancelación del Festival de la Canción de Eurovisión de 2020 por culpa de la pandemia de la COVID-19, la primera vez que se ha suspendido una edición del certamen, vuelve el famoso festival europeo a las pantallas de todo el mundo. Así, la final prevista el 22 de mayo en Róterdam (Países Bajos) será la vez número 60 que España participe. Este año nos representará Blas Cantó con la canción ‘Voy a quedarme’

De las 59 veces anteriores que hemos asistido a Eurovisión, España únicamente ha ganado en dos ocasiones y en ambas nos representaban mujeres: Massiel en 1968 con  su conocida ‘La, la, la…’ y Salomé en 1969 con su pegadizo ‘Vivo cantando’ (aunque esta última victoria fue un cuádruple empate en la primera posición junto a Reino Unido, Países Bajos y Francia). 

1. España ha recibido 0,87 puntos de otros países por cada punto que ha entregado

Las 59 finales en las que ha participado España hasta ahora nos han permitido conseguir un total de 2.792 puntos en las votaciones. Sin embargo, España ha entregado a otros países 4.356 puntos. Pero para poder comparar ambas cifras hay que restar los 1.160 puntos que nuestro país ha entregado en las votaciones de las seminifales, ya que España es miembro del Big Five y, por lo tanto, pasa directamente a la final y no puede ser votado en ninguna semifinal. 

Nuestro país ha dado 3.196 puntos en finales de Eurovisión. Teniendo en cuenta ese dato, el saldo nos sale negativo. España ha recibido 0,87 puntos de otros países por cada punto que ha entregado en una final eurovisiva.  

Por orden, los países favoritos de los españoles en el certamen han sido Portugal, Alemania e Italia, que han recibido más de 200 puntos. En cambio, el único país que nos ha dado más de 200 puntos ha sido Portugal. A continuación, le siguen Francia y Suiza, que nos han otorgado más de 150 puntos cada uno. 

Desde las primeras ediciones, España consigue cada vez más puntos pero peores posiciones, como ya os hemos explicado en Maldita.es. Por ejemplo, en la última edición de Eurovisión, en la que participó Miki Núñez con ‘La venda’, España obtuvo 54 puntos pero sólo consiguió estar en la 22ª posición. En cambio, Massiel o Salomé solo necesitaron 29 y 18 puntos, respectivamente, para alzarse como ganadoras

Esto se debe a que los sistemas de puntuación de Eurovisión han ido variando a lo largo del tiempo. En el primer certamen, celebrado en 1956, cada país contaba con un jurado de dos miembros que otorgaba de 1 a 10 puntos por cada canción. Con los años, ese jurado pasó a atribuir solo 3, 2 y 1 puntos a sus tres canciones favoritas.

Después, el sistema de votación cambió al que todos recordamos por el que los países daban de 1 a 8 puntos, 10 y 12 a las 10 mejores canciones de cada edición. 

Desde el 2009, se introduce de nuevo la figura del jurado para hacer el ranking combinado con los votos de la audiencia. Aunque duró poco tiempo porque desde 2016 en Eurovisión se dan el doble de puntos. O lo que es lo mismo: los votos del jurado y los de la audiencia van por separado.

2. A España le va mejor cuando manda a un intérprete en solitario que a un grupo musical

A pesar de que en los últimos años España no ha conseguido colarse entre los primeros puestos y las apuestas este año con la candidatura de Blas Cantó apuntan en la misma dirección, lo cierto es que nuestro país recibe mejores puntuaciones si lleva a un artista en solitario que cuando lo hemos intentado con un grupo musical. Teniendo en cuenta los resultados de todas las ediciones en las que hemos participado, sólo 5 de los 13 grupos que han asistido a este certamen desde 1961 han logrado colarse entre los diez primeros lugares, lo que supone el 38,46% de ellos. En cambio, los intérpretes obtienen mejores calificaciones cuando actúan en solitario: el 50% de los 46 artistas hasta el momento han logrado situarse en el top 10.

Aunque la proporción cambia ligeramente si se trata de una mujer o de un hombre el que canta. El 54,54% de las intérpretes que han asistido a este festival, de un total de 22, han quedado entre los diez primeros puestos del ranking. En el caso de los hombres, este porcentaje baja hasta el 45,83%: de los 24 participantes, sólo 11 han quedado entre las primeras posiciones. 

3. Suecia es el país que más puntos ha recibido en toda la historia de Eurovisión y España no llega al top 10 de los países más votados

Si tenemos en cuenta los puntos que ha recibido cada país en todas las finales del festival desde que comenzó a celebrarse el certamen, Suecia es el país que más puntuación ha conseguido hasta el momento. Tras el festival de 2018 superó la barrera de los 5.000 puntos en las finales de Eurovisión y hoy en día sigue siendo el único que ha logrado este récord. Suecia acumula actualmente un total de 5.341 puntos obtenidos en las finales de Eurovisión, a la espera de los que pueda sumar este año en Róterdam.

Por su parte, España no entra en el ranking de los 10 países más votados a pesar de ser uno de los cinco países del Big Five. Con los últimos datos tras el certamen del 2019 (y el cancelado de 2020), nuestro país se coloca en 13ª posición. 

Ahora bien, es importante remarcar que España lleva participando en este certamen 59 años porque en los inicios de Eurovisión apenas había competencia. En 1961, cuando España se estrenó en este certamen para hacerse con el micrófono de cristal, lo hizo contra otros 14 países, como los otros cuatro países del actual Big Five (Alemania, Francia, Italia y Reino Unido). Los cuatro actualmente acumulan muchos más puntos que España. De hecho, no sólo están en el top 10 de los países más votados, si no también en el top 5.

4. Irlanda es el país que ha ganado el festival en más ocasiones y España el que lleva más años sin revalidar la victoria

Irlanda ha conseguido hasta en siete ocasiones ser la ganadora del micrófono de cristal; seguida de Suecia, con 6; y Francia, Países Bajos, Reino Unido y Luxemburgo, que empatan con 5 victorias, aunque Luxemburgo no participa desde 1993. 

Sin embargo, España es el país que más años hace que no se alza de nuevo con la victoria del festival. La última vez que ganó fue la de Salomé con 'Vivo cantando' en 1969, aunque estuvo un poco descafeinada. Ese año, además de España, también se clasificaron como ganadores los cantantes de Reino Unido, Francia y Países Bajos, debido un cuádruple empate al final de las votaciones. De hecho, a partir de este certamen, Eurovisión creó reglas para desempatar y que no volviera a suceder una situación como esa.

5. El inglés es el idioma ganador de Eurovisión 

‘La, la, la’ y ‘Vivo cantando’, las dos canciones que han conseguido alzarse en la primera posición por España, son las únicas que han ganado en español en toda la historia de Eurovisión. El resto de ganadores lo han conseguido cantando en otros idiomas: mayoritariamente en inglés, en 31 ocasiones, y en francés, en 14. 

Aunque la experiencia nos dice que no es lo más recomendable, Blas Cantó, el representante de España en Eurovisión, ha dejado claro en varias entrevistas que su deseo es cantar en español

De hecho la única vez que España presentó un tema que tenía como idioma principal el inglés fue en 2016 con el ‘Say yay’ de Barei. Aunque para que eso sucediera pasaron 55 años y 56 ediciones. Sin embargo, el inglés tampoco nos benefició en aquella ocasión: Barei se quedó en una 22ª posición, con 77 puntos. 


Primera fecha de publicación de este artículo: 11/05/2021