Maldita Hemeroteca
Maldito Dato
28/09/2020

Cuando Pedro Sánchez decía que quería hacer un Gobierno "basado en los principios de la transparencia": su Gobierno ignora más las resoluciones del Consejo de Transparencia que el de Rajoy

En 2015 el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG) dio la razón en 149 resoluciones a ciudadanos que reclamaban porque el Gobierno de Rajoy les había denegado una información. Ese año era el primero que el Consejo emitía resoluciones. El Ejecutivo del PP recurrió 11 ante los tribunales y otras siete no las han cumplido. O lo que es lo mismo: el Gobierno de Rajoy recurrió o ignoró 18 de las 149 resoluciones estimatorias del Consejo de Transparencia en 2015: un 12,08%

En 2020, hasta el mes de julio (los últimos datos de incumplimientos disponibles del CTBG), el Gobierno de Sánchez ha incumplido 27 de las 97 resoluciones que el Consejo ha estimado a favor de los ciudadanos y ha recurrido otras cuatro. En total: el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos en lo que va de año ha ignorado o recurrido el 31,96% de las casi 100 resoluciones estimatorias que ha habido. Casi el triple que el primer año del Gobierno de Rajoy.

El Gobierno de Sánchez responde más tarde las solicitudes de transparencia que el de Rajoy

Los incumplimientos del Gobierno respecto a las resoluciones del Consejo de Transparencia han empeorado con el Gobierno de Sánchez, hecho que hace que la ciudadanía no conozca información que el CTBG resuelve que debe ser pública. Pero no es el único problema del Gobierno en materia de derecho de acceso a la información pública. Moncloa también tarda más en contestar a las peticiones de información que le hacen llegar los ciudadanos desde que Sánchez sustituyó a Rajoy al frente del Ejecutivo. 

De hecho, el primer Gobierno de Sánchez, antes de la coalición, tardaba más en responder a las peticiones de información en 14 de 16 ministerios que el Gobierno de Rajoy. Por ahora no se puede saber si sucede lo mismo con el Gobierno de coalición, ya que el estado de alarma por el coronavirus paralizó el derecho de acceso a la información y, por lo tanto, los plazos para responder a las solicitudes que aún no se habían resuelto o que llegaron durante el estado de alarma se vieron alargados. Eso sí, dos meses y medio después de que se levantara esa paralización, el Ministerio de Sanidad seguía sin responder la mitad de las solicitudes de transparencia que había recibido durante el estado de alarma.

Cuando Sánchez decía que "el único patrimonio que exigían los socialistas para tener responsabilidades es el de la transparencia"

Todos estos problemas para la transparencia y el derecho de acceso a la información en España contrastan con lo que declaraba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes de llegar a Moncloa. En noviembre de 2014 el PSOE, liderado por Sánchez desde hacía pocos meses, utilizaba ya el lema ‘Transparencia y punto’ y Sánchez aseguraba que eran "transparentes" y que "el único patrimonio que exigían los socialistas para tener responsabilidades es el patrimonio de la honradez y el patrimonio de la transparencia".

Sánchez, además, hizo promesas concretas en materia de transparencia. Como cuando solicitó, en multitud de ocasiones, que el Gobierno de Rajoy publicara la lista de beneficiados por la amnistía fiscal de Montoro. Algo que el Gobierno de Rajoy no hizo, pero que el de Sánchez tampoco ha llegado a hacer. Un hecho similar al que pasó con el tema de las reuniones y las agendas de los representantes públicos. Pedro Sánchez, igual que Pablo Iglesias, pedía transparencia en las reuniones y en las agendas, pero se reunió con el líder de Podemos para pactar los presupuestos sin hacerlo público.

Cuando Sánchez decía que su Gobierno iba a hacer lo contrario que el de Rajoy: "transparencia en la gestión pública"

Pero las alabanzas a la transparencia de Pedro Sánchez no se dieron sólo cuando estaba en la oposición. En noviembre de 2019, cuando Sánchez ya era presidente del Gobierno, seguía hablando del tema. Y criticaba al Gobierno de Rajoy diciendo que "nosotros vamos a hacer todo lo contrario: transparencia en la gestión pública".

En agosto de 2020 seguía hablando de transparencia y decía que quería "hacer de España un ejemplo de Gobierno abierto, tal y como lo define la OCDE, como un Gobierno con una cultura de cogobernanza, basada en los principios de transparencia" y que el "compromiso de transparencia y de rendición de cuentas" era el "método de trabajo" de su Gobierno.

Otros artículos de Maldita.es