Maldito Dato
22/04/2020

El Gobierno hace por fin público a quién compró el lote de mascarillas defectuoso y cuánto se gastó en la compra total

El Gobierno gastó 31.291.547 euros en comprar 8,8 millones de mascarillas a la empresa china Hangzhou Running Trading Co. Ltd. Esa compra fue la que incluía un lote de mascarillas FPP2 de la marca Garry Galaxy defectuosas, según consta en el contrato de emergencia que ha hecho público este 21 de abril el Gobierno de España.

La empresa china que vendió las mascarillas al Gobierno español ingresó 25,8 millones de dólares de las arcas públicas del Estado. Lo que al cambio, y más el IVA, el 20 de marzo suponía 28.902.879 euros. Los otros algo más de dos millones que gastó el Gobierno fueron en concepto de ‘tasas, arenceles y otros gastos’, siempre según el contrato publicado por el Ejecutivo español. La empresa china, además, exigió que el Gobierno le pagase previamente el total del pedido de mascarillas el mismo 20 de marzo para realizar el envío.

Los 8,8 millones de mascarillas compradas a Hangzhou Running Trading Co. Ltd estaban fabricadas por otras empresas y eran todas del tipo FFP2. La compra del Gobierno español constaba de 700.0000 mascarillas de la empresa HeNan YADU Industrial, 6 millones de Shangay Dasheng Health Products y 2,1 millones de Garry Galaxy Biotechnology. 

Entre las mascarillas de esta última marca fue donde se localizó un lote defectuoso. El Ministerio de Sanidad ordenó su retirada el pasado 17 de abril, después de que el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo certificara que no cumplían con los requisitos necesarios para ser utilizadas y proteger de forma adecuada.

Inditex transportó las mascarillas hasta España

Pero Hangzhou Running Trading Co. Ltd. no era la encargada de que esas mascarillas llegaran a España. Según consta en los documentos hechos públicos por el Gobierno de Pedro Sánchez, se solicitó que el transporte de la mercancía se hiciera utilizando "la capacidad logística de la empresa Inditex".

El Ministerio de Sanidad ha pedido a la empresa china que deje de mandarle mascarillas de Garry Galaxy y que sustituya las defectuosas

La documentación sobre el contrato hecha pública por el Gobierno incluye una carta del Ministerio de Sanidad de este mismo 21 de abril a la empresa china en la que le solicita que le envíen mascarillas óptimas sustituyendo a las del lote defectuoso.

Según explica Sanidad en la carta, los resultados del análisis del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo reflejaron que las mascarillas "no cumplen con ninguna clasificación indicada" en la normativa europea a este respecto y que "la eficacia media de filtración estaría en torno al 70%". Por ello, también piden a Hangzhou Running Trading que deje de suministrarles material de la empresa Garry Galaxy. 

El Gobierno sigue esperando material de Hangzhou Running Trading

Lo carta, además, refleja que o bien el Gobierno ha encargado nuevos pedidos de material sanitario a Hangzhou Running Trading que aún no han llegado a España o bien no llegaron todas las mascarillas a tiempo

La misiva del ministerio, que está firmada por la propia directora general de Cartera Común de Servicios del SNS y Farmacia, Patricia Lacruz, pide "la reposición a la mayor brevedad posible en su integridad de las mascarillas FFP2 retiradas, así como de las restantes no suministradas". 

El Gobierno también pide en la carta que la empresa china le informe del contenido de cada envío de lotes que se siga realizando y del resultado de los análisis de calidad realizados antes de entregar el material. Sin embargo, no se indica si esta información se pide sobre parte de este pedido o sobre nuevos que haya podido realizar el Gobierno después de la detección del lote defectuoso y antes del envío de la carta.

La entrega de las mascarillas, según recoge el contrato, se debería haber realizado en dos fechas: el 22 de marzo (1,5 millones de unidades) y el 29 del mismo mes (7,3 millones).

Lo que sí ha hecho público el Gobierno es otro contrato con esta misma empresa, del 25 de marzo, en el que se le compraron 2,29 millones de monos desechables protectores contra la COVID-19. El Gobierno gastó 43.436.715 euros en esta compra y de su transporte también debía encargarse Inditex.

El Ministerio de Sanidad comienza a publicar los contratos de emergencia por la COVID-19 tras el tirón de orejas de la Junta Consultiva de Contratación

Este contrato de mascarillas es uno de los primeros que ha publicado el Ministerio de Sanidad sobre la compra de material sanitario por la crisis de la COVID-19 en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

El Gobierno ha comenzado la publicación de estos contratos realizados por procedimiento de emergencia este mismo 21 de abril, justo un día después de que Maldita.es preguntara a la ministra portavoz, María Jesús Montero, por qué no se estaba haciendo, incumpliendo las obligaciones del Gobierno en cuanto a transparencia y en contra del criterio de la Junta Consultiva de Contratación Pública del Estado.

La propia Montero ha explicado la publicación de estos contratos este 21 de abril en otra rueda de prensa [min. 1:37:17], debido a que, según explicó ella misma, era lo que "se ha visto más demandado por los medios de comunicación". La ministra ha explicado que "hoy mismo está subiéndose al Portal de Contratación toda la contratación que se ha hecho urgente por parte del Gobierno de España que en ningún momento ha tenido en la cabeza no responder a ese requerimiento y a esa obligación legal".

Consulta aquí toda la documentación sobre el contrato de mascarillas con la empresa Hangzhou Running Trading que el Gobierno de España ha hecho público:

Contrato de compra de masca... by Maldita.es on Scribd

Otros artículos de Maldita.es