MENÚ
MALDITO BULO

No, no hay pruebas de que las activistas Samar Badawi e Israa al-Ghomgham hayan sido decapitadas en Arabia Saudí

Publicado miércoles, 23 junio 2021
Comparte
Categorías
Personajes

Desde el año 2018 han circulado imágenes de distintas mujeres que supuestamente habían sido decapitadas en Arabia Saudí. Son las activistas Israa al-Ghomgham y Samar Badawi, que ese año fueron encarceladas por el régimen. En agosto de 2018 ya desmentimos que Israa al-Ghomgham hubiera sido decapitada y en abril de 2019 también lo desmentimos sobre Samar Badawi. Ahora el contenido vuelve a circular pero, a fecha de 17 de junio de 2021, sigue sin haber pruebas de que esto haya sucedido. *

En el caso de Israa al-Ghomgham, el contenido se viralizó junto a un vídeo que supuestamente mostraba su decapitación, pero era en realidad de una mujer birmana acusada de asesinar a su hijo en Arabia Saudí.

Además, su hermana desmintió que hubiera sido decapitada.

Desde que publicamos el desmentido, Amnistía Internacional (AI) publicó el 1 de febrero de 2019 un comunicado en respuesta a la retirada de la pena de muerte que pesaba sobre Israa al-Ghomgham, que entró en prisión tras participar en una manifestación contra el Gobierno del País.

Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI) niegan que Samar Badawi e Israa al-Ghomgham hayan sido decapitadas

También ha estado circulando una imagen que criticaba "el silencio" de los medios de comunicación ante la decapitación de Samar Badawi.

Si no has visto información al respecto en los medios es porque no hay pruebas de que haya ocurrido. Tanto Human Rights Watch como Amnistía Internacional nos desmintieron en 2019 que hubiese sido decapitada y aseguraron que seguía en prisión "sin cargos ni juicio".

Ahora, a fecha de 17 de junio de 2021, también niegan la supuesta decapitación de Badawi y al-Ghomgham. HRW asegura a Maldita.es que "ni Samar ni Israa han sido decapitadas, y los fiscales no solicitaron la pena de muerte contra ninguna de ellas (la petición de ejecución en el pliego de cargos de Israa se retiró tras las protestas internacionales)". Sobre Badawi, Amnistía Internacional asegura que en "la actualidad sigue en prisión y en ningún momento ha estado condenada a muerte".

Según AI, Israa al-Ghomgham no llegó a ser condenada a muerte porque después de una protesta masiva "encabezada por Amnistía Internacional, las autoridades de Arabia Saudí retiraron en enero de 2019 la petición para que se ejecutara a Israa". Y añaden que en la actualidad no tienen "constancia de que Israa haya sido ejecutada".

Además, tanto Human Rights Watch como Amnistía Internacional también nos afirman que Israa al-Ghomgham ha sido condenada a ocho años de prisión, tal y como también informaron los medios de comunicación en febrero de 2021, donde explicaron que al-Ghomgham había sido sentenciada a una pena de ocho años de cárcel y a otros ocho de prohibición para viajar una vez cumplida la primera pena.

Por lo tanto, no hay pruebas de que las activistas Samar Badawi e Israa al-Ghomgham hayan sido decapitadas en Arabia Saudí.

*Este artículo ha sido actualizado el 17/06/2021 con la respuesta de Human Right Watch y la publicación de un medio sobre una de las activistas para decir que a esta fecha sigue sin haber pruebas de que Israa al-Ghomgham y Samar Badawi hayan sido decapitadas.


Primera fecha de publicación de este artículo: 09/04/2019