MENÚ
MALDITO BULO

¿Qué sabemos sobre si a personas con un problema muy severo de obesidad que no caben en los escáneres y otras máquinas de imagen médica de los hospitales se las envía a máquinas veterinarias para animales grandes?

Publicado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos

Nos habéis preguntado si es cierto que en determinados pacientes que sufren una obesidad muy severa, hasta el punto de no poder utilizar las máquinas de escáner y otros tipos de aparatos para diagnóstico médico por imagen, se las envía a realizarse ese tipo de pruebas a instalaciones veterinarias o zoológicas donde tienen máquinas de diagnóstico adaptadas para animales grandes.

Hemos encontrado en la red algunos relatos de este tipo de casos, y foros en los que se plantea esta pregunta. Os contamos lo que hemos podido averiguar.

Solo un caso de una persona de gran tamaño

Desde la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid nos han explicado que, en su caso, reciben entre 3 y 5 llamadas anuales de centros hospitalarios para pedirles que realicen una prueba de este tipo a pacientes de mayor tamaño de lo habitual, motivo por el que no pueden hacerlas en sus propios equipos.

"Pero hay que tener en cuenta varias cosas: la primera es que aquí no tenemos máquinas de imagen especialmente grandes para animales, lo que tenemos es una máquina de resonancia abierta y una camilla adaptada para soportar el peso de caballos", explica María Isabel García Real, profesora de Radiología y Diagnóstico por Imagen del Departamento de Medicina y Cirugía Animal de esa facultad, y la responsable de la máquina de resonancia para caballos que funciona en sus instalaciones desde 2008.

Un caballo es sometido a una resonancia magnética en el equipo adaptado de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid (vía María Isabel García Real/UCM)

Es decir, que muchas veces las pruebas que piden realizar o bien son distintas (por ejemplo, un TAC) o bien no podrían hacerse porque la resonancia no está indicada para su diagnóstico. "Además, hay que tener en cuenta las consideraciones legales, ya que puede ser dudoso que una máquina ubicada en un hospital para animales pueda ser empleada para el diagnóstico de un paciente humano", añade García.

Solo en una ocasión la prueba llegó a realizarse. "Se trataba de un paciente que no era obeso, pero sí que era muy, muy grande. Había sospecha de que estaba sufriendo una hemorragia cerebral, era crítico tener imágenes para confirmarlo y poder ponerle un tratamiento y tras muchas llamadas y discusión decidimos hacerla ante el riesgo que corría la vida del paciente. Pudimos obtener las imágenes y confirmar que efectivamente tenía lesiones compatibles con una hemorragia cerebral. Era tan grande esta persona que al introducir la cabeza en la resonancia, su pecho chocaba con el borde de la máquina", recuerda García.

También hemos consultado por este tema al Zoo Aquarium de Madrid, por ser instalaciones que, en teoría, se podrían utilizar en este tipo de casos. De hecho en su caso se habla específicamente de una máquina de escáner para elefantes "pero el zoológico no tiene máquinas de resonancia o escáner", explica García. Desde su departamento de comunicación han asegurado a Maldita.es que “ciertamente es un bulo que de vez en cuando nos llega. Todo el material clínico se utiliza exclusivamente para animales.”

"Que esto circule y que nos lleguen este tipo de peticiones evidencia que existe un problema sin resolver para atender a estas personas, que muchas veces se ven desahuciadas del diagnóstico porque no se encuentra la forma de atenderlas como necesitan", concluye García.

En ese sentido, hemos consultado también a organizaciones profesionales y centros hospitalarios para saber si conocen este tipo de casos y cuál es el protocolo para atenderles.

Alfonsa Friera Reyes, responsable de Asuntos Profesionales de la Sociedad Española de Radiología Médica explica a Maldita.es que los equipos de tomografía computarizada (TAC) y de resonancia magnética tienen unas limitaciones condicionadas por el peso que pueden soportar las camillas (generalmente el límite está en unos 220 kg) y el tamaño del gantry (el túnel por el que pasa el paciente para realizarse la exploración, que suele ser de unos 70 cm de diámetro).

Es difícil que encontremos personas que superen estas dimensiones o pesos”, añade Friera, pero en ese caso, efectivamente, no podrían realizarse estas pruebas.  Sin embargo, añade que no conoce “ningún caso de paciente que no hayamos podido solucionar dentro del ámbito hospitalario, utilizando otras técnicas de imagen, por ejemplo”. 

Desde Maldita.es hemos consultado a la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, que nos ha respondido que “no dispone de información oficial al respecto” aunque añade que “cabe entender que la situación particular que presentan los grandes obesos hace imposible su manejo clínico en condiciones normales” y puede hacer necesario “buscar alternativas poco convencionales y, en algunos casos, poco deseables”. 

Desde el Hospital Mesa del Castillo, en Murcia, donde cuentan con una Unidad de Obesidad Mórbida, han explicado a Maldita.es que existen algunas máquinas especiales en las que se pueden realizar estas pruebas a personas de gran tamaño: “en una máquina de resonancia magnética nuclear abierta cabe cualquiera, y en los de tomografía axial computarizada no hay restricciones de peso (aguanta hasta 400 kilos y la circunferencia es más que suficiente)”. Sin embargo, añaden, “si fuera necesario, cosa que nunca ha hecho falta, se llevan a clínicas o instalaciones de veterinaria especializadas en animales grandes, por ejemplo un zoo o una facultad de veterinaria. Aquí en Murcia irían a Alicante.”

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.