MENÚ
MALDITO BULO

¿Qué sabemos de los tickets de Correos en los que atribuye 'votos emitidos' a personas que envían un paquete o una carta?

Publicado viernes, 30 abril 2021
Claves
  • Los tickets son reales y se han impreso en distintas oficinas de Correos.
  • Correos afirma que esos tickets no tienen ninguna validez legal ni efecto en el voto por correo.
  • Según la entidad postal, se trataría de casos puntuales en los que no se ha impreso el ticket del votante y la operación sale en el del siguiente cliente.
  • La fecha de "preadmisión" del envío es la fecha en la que se ha solicitado el voto, según Correos.
Comparte
Categorías
Política
Recursos utilizados
Hablar con la fuente involucrada

Cuando falta menos de una semana para las elecciones del 4 de mayo a la Comunidad de Madrid, han comenzado a circular fotos de tickets de Correos en los que le atribuyen "votos emitidos" a personas que han enviado un paquete o una carta a través de este servicio postal, pero que no han votado. Algunas de las personas que han compartido esos tickets aseguran que ni siquiera están censadas en Madrid, por lo que no podrían votar en esa comunidad. Una situación que se está usando para decir que se está cometiendo un "fraude electoral" o un "pucherazo" y que se está violando la Ley Orgánica de Protección de Datos al entregarle el "código de votación" a otra persona. Desde Correos aseguran que se trataría de casos puntuales en los que una persona ha votado y no se ha impreso el ticket de caja, por lo que la operación habría salido registrada en el ticket del siguiente cliente. Y añaden que esos tickets no tienen validez legal ni "efecto alguno en el proceso del voto por correo".

Os contamos lo que sabemos.

Los tickets son reales y se han impreso en Correos

Como decimos, los tickets son reales y se han impreso en distintas oficinas de Correos. La persona que difundió la foto de uno de ellos decía haber ido a Correos a enviar un paquete y que cuando pidió el ticket se dio cuenta de que este incluía la operación "votos emitidos", mientras que asegura no estar censada en la Comunidad de Madrid ni haber votado. "Cómo puede poner en ese papel 'voto emitido' si solo he enviado un pequeño paquete personal???" (sic), añadía. En el resguardo se ve que la operación se realizó en una oficina de Cádiz.

Pero no es el único caso que se ha compartido. Hay imágenes de otros tickets en los que también pone que se han emitido votos, en otras oficinas de Correos, y las personas que los difunden afirman que no han votado. Junto a la operación también aparece el código de envío de ese voto.

Ejemplos de tickets de Correos en los que pone "votos emitidos".

Correos asegura que son casos puntuales que no tienen efecto en el proceso del voto por correo

Según Correos, sólo les consta el caso que ha tenido lugar en la oficina de Cádiz "porque se le ha explicado directamente al cliente". En su explicación de lo sucedido afirman que la operación "votos emitidos" corresponde a un votante que se ha llevado "el resguardo y la acreditación de haber votado", pero no se ha impreso el ticket de caja. Por eso, afirman, la operación se ha visto reflejada en el ticket del siguiente cliente, que en el caso de esta persona "no aparece en el censo ni como solicitante ni como emisor del voto por correo".

Sobre el resto de casos, Correos dice que "podría haber algún caso más, casos puntuales que no afectan a la integridad del voto por correo" porque el ticket de caja no tiene ninguna validez legal "ni efecto alguno" en ese proceso.

En este punto habría que resaltar que la solicitud del voto por correo hay que hacerla con el DNI y en primera persona, con la salvedad de las personas que tengan enfermedad o discapacidad que le impida hacerlo personalmente, una situación que debe ser acreditada mediante certificación médica oficial. Y el DNI también se tiene que presentar cuando nos entregan el sobre. Por lo tanto, no es tan sencillo que una persona vote por nosotros sin que lo sepamos.

En su cuenta de Twitter de Atención al Cliente, Correos también ha dado esta respuesta a personas que le han preguntado por lo sucedido.

Los datos a los que se puede acceder con el localizador de envío no son personales

Como decimos, algunas personas insisten en que esto incumple la Ley Orgánica de Protección de Datos puesto que, junto a la operación "voto emitido" del ticket, se está ofreciendo el localizador de un envío a una tercera persona.

Los datos a los que se puede acceder con ese número de localizador no incluyen información personal ni permiten identificar a la persona que ha realizado el envío: no ponen qué tipo de envío es, ni desde qué oficina se ha enviado ni cuál es el origen ni el destino. Tampoco aparece ningún nombre o número de teléfono.

Los únicos datos que ofrece son el número de bultos enviados y los diferentes estados por los que ha pasado ese envío junto a la fecha y hora en que se han procesado.

Captura de los estados del envío.

La entidad postal también afirma que ese número "sólo identifica el envío, en ningún caso a la persona que lo ha realizado".

En los Términos y Condiciones del Servicio de localización de envíos, Correos afirma que se trata de un servicio "de carácter informativo sin que en ningún caso sustituya a la información que ud. puede obtener mediante acuse de recibo y certificación del servicio prestado". Y también especifican que no se responsabilizan de "errores u omisión de información".

Captura de los Términos y Condiciones del Servicio de Localización de envíos.

La fecha de "preadmisión" del envío es la fecha en la que se ha solicitado el voto, según Correos

Con el número de localizador de un voto por correo, que como decimos también aparece en el ticket, se puede comprobar en qué fecha se envió ese voto y los diferentes estados por los que ha pasado (preadmisión, en camino, admitido, etc.). Algunos usuarios están compartiendo en redes sociales que es "imposible" que "tal y como funciona el sistema" la explicación de Correos "sea veraz" porque, si buscamos con esa referencia en el Servicio de localización de envíos de Correos, la fecha de preadmisión del voto emitido es previa a la que aparece en el ticket.

Sin embargo, el estado "preadmisión" de un voto, según Correos, significa que es la fecha en la que se ha solicitado ese voto por correo, pero no en la que se ha enviado.

Desde Maldita.es hemos buscado el número localizador de uno de esos "votos emitidos" en el Servicio de localización de envíos de Correos. Concretamente, del que se imprimió en la oficina de Cádiz. Este voto se encontraba en "preadmisión" el 23 de abril, cuatro días antes de que a otro cliente se le reflejase en el ticket. En cambio, la fecha que sí coincide es la del momento en que el envío (el voto) cambió su estado a estar "en camino". Es decir, cuando el elector entregó el voto, según Correos. Como podemos ver, fue el 27 de abril a las 11:50h y el ticket se imprimió el mismo día, unos minutos más tarde, a las 12:03h.

Esto quiere decir que esa persona solicitó el voto por correo el 23 de abril y que lo envió el 27 a las 11:50h.

En respuesta a un usuario desde la cuenta de Twitter de Atención al Cliente, Correos explicaba también en 2018 que esto significa "que el remitente del envío nos ha dado los datos del envío, pero no el paquete físicamente".

En Maldita.es os estamos contando los bulos sobre el voto por correo con los que te la pueden intentar colar en las elecciones a la Comunidad de Madrid del 4-M.


Primera fecha de publicación de este artículo: 28/04/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.