MENÚ
MALDITO BULO

No, el cartel de Laura Borràs de Junts per Catalunya no ha sido retirado de una farola de Barcelona por el “color político” o por “censura política”

Publicado miércoles, 10 febrero 2021
Claves
  • Desde el ayuntamiento de la ciudad explican que “en campaña electoral, reservan unos espacios para la propaganda electoral”.
  • Los carteles electorales que están colocados en lugares no permitidos son retirados por los equipos de limpieza cuando son detectados en sus rutas habituales, con total imparcialidad a la formación política.
  • También se han retirado carteles y pancartas de otros partidos políticos por estar colocados en zonas no autorizadas.
Comparte
Categorías
Política
Recursos utilizados
Hablar con fuentes oficiales

“Un funcionario del ayuntamiento descuelga propaganda electoral de Junts (per Catalunya) pero no de la de los Comuns. Hasta aquí llega la censura política” o “la limpieza del Gobierno de Ada Colau es selectiva. Ciudad sucia y dejada, pero elimina campaña electoral en función del color político de los carteles” son algunos de los mensajes que circulan en redes sociales y que relacionan la retirada de un cartel de la candidata a la Generalitat de Junts per Catalunya, Laura Borràs de una farola en la calle Astúries, en el barrio de Gràcia de Barcelona, con motivos ideológicos o de censura política del Ayuntamiento de Barcelona, liderado por Ada Colau (de En Comú Podem). Esto surge después de que se hayan difundido imágenes y vídeos de los equipos de limpieza de Barcelona quitando el cartel mencionado.

Pero es un bulo que haya sido por este motivo: desde el ayuntamiento de la ciudad explican que “en campaña electoral, reservan unos espacios para la propaganda electoral” y que “ los carteles electorales que están colocados en lugares no permitidos son retirados por los equipos de limpieza cuando son detectados en sus rutas habituales, con total imparcialidad a la formación política”.

En un tuit de la diputada de Junts per Catalunya, Elsa Artadi, también se puede ver cómo en el lugar donde estaba el cartel de Laura Borràs hay uno de Jéssica Albiach, de En Comú Podem. Desde el ayuntamiento explican que en la tarde del sábado 6 de febrero cuando surgió toda esta polémica “no había ningún cartel en la calle Astúries” y remarcan que “los servicios municipales no cuelgan carteles de campaña electoral, esto lo hacen las formaciones políticas” y estos servicios, independientemente del partido político que sean las pancartas, son retirados por “los equipos de limpieza” cuando están colocados en zonas no permitidas.

Las ubicaciones de las pancartas y banderolas se deciden mediante un sorteo de la Junta Electoral de Zona

El Ayuntamiento de Barcelona ha indicado a Maldita.es que “los ayuntamientos, en campaña electoral, reservan unos espacios para la propaganda electoral”. Estas ubicaciones se ponen a disposición de la Junta Electoral de Zona, quien hace “un sorteo y asigna la disposición de banderolas y pancartas para cada formación”. Así lo expone también el artículo 55 de la Ley del Régimen Electoral General.

“El sorteo para el proceso electoral en curso” indican desde el consistorio barcelonés, se hizo el 22 de enero con “presencia de representantes de las diferentes formaciones políticas”. 

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha proporcionado a Maldita.es el Acta de distribución de pancartas y banderolas del 22 de enero, al que el ayuntamiento hace mención y donde comparecen los representantes de distintas formaciones políticas, a excepción de Izquierda en Positivo o Partit Nacionalista de Catalunya, entre otras.

Estas listas también han sido enviadas a Maldita.es por el ayuntamiento y, como podemos ver en los documentos, no aparece la calle Astúries, por lo que es una zona no asignada.

Acta Pancartas y Banderolas by Maldita.es

Además de estas zonas designadas, también se habilitan zonas libres para colgar carteles de propaganda electoral. Se trata de espacios de placas de cartón, normalmente alrededor de farolas, para que las formaciones políticas puedan poner carteles, y están distribuidas por la ciudad, como indican desde el ayuntamiento. También mencionan que “estas zonas no se sortean, son libres y están destinadas a que las formaciones tengan espacios añadidos para la propaganda electoral”.

Fuera de las ubicaciones designadas por el sorteo de la Junta Electoral, también se pueden colgar carteles, siempre y cuando se cumpla con la normativa municipal de ordenanza de convivencia. Una normativa de aplicación en toda la ciudad de Barcelona de forma general, no sólo durante la campaña electoral.

En concreto, el artículo 23 de la normativa establece que “la colocación de carteles, vallas, rótulos, pancartas, adhesivos, papeles pegados o cualquier otra forma de publicidad, anuncio o propaganda deberá efectuarse únicamente en los lugares expresamente habilitados al efecto por la autoridad municipal”.

Las multas derivadas de estos actos oscilan entre 120 y 750 euros, en función del grado de gravedad.

De acuerdo con las declaraciones del ayuntamiento, “en general se pueden poner carteles en el umbral de entrada de edificios y comercios y en las torres de publicidad que hay en las calles, especialmente habilitadas para tal fin” pero la normativa “no permite poner carteles y pancartas en las fachadas de edificios, paredes, persianas, escaparates, árboles ni tampoco en el mobiliario urbano, por lo tanto en farolas (excepto las habilitadas a tal efecto)”. 

Los carteles y pancartas colocados en lugares no permitidos son retirados por los equipos de limpieza del ayuntamiento

En el caso de que una pancarta o cartel no se encuentre colocado en un lugar habilitado, desde el consistorio barcelonés indican que son retirados por los equipos de limpieza cuando son detectados en sus rutas habituales, con total imparcialidad a la formación política”, como ha sido el caso del cartel de Junts per Catalunya en la calle Astúries.

En concreto, esta acción se lleva a cabo por parte del área de Ecología Urbana, que es donde se ubican los servicios de limpieza.

Asimismo, la cuenta de Twitter de Barcelona Ecología Urbana publicó un tuit el pasado 6 de febrero en el que explicaban que “los servicios de limpieza retiran los carteles electorales del mobiliario urbano en el que no está permitido colocarlos de acuerdo con la Ordenanza municipal”. Además, añadían que “las tareas se realizan en el momento que se detecta la presencia de publicidad electoral fuera de los espacios habilitados”.

Desde el inicio de la campaña electoral ya se han retirado otros carteles

El cartel de la calle Astúries de la candidata a la Generalitat por Junts per Catalunya, Laura Borràs, no es el único que se ha retirado por no encontrarse en un lugar habilitado.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona explican a Maldita.es que “durante lo que llevamos de campaña se han retirado carteles de diferentes formaciones políticas, como se demuestra en las fotos que acompañan al tuit” de Barcelona Ecología Urbana.

Como podemos ver en este tuit publicado junto al mencionado anteriormente donde explicaban que los servicios de limpieza retiraban los carteles colocados en lugares no permitidos, Barcelona Ecología Urbana explicaba que “desde el inicio de la campaña, los servicios de limpieza han retirado carteles electorales de diferentes formaciones políticas que estaban colocados en espacios no permitidos por la ordenanza municipal”.

En el tuit se pueden ver imágenes de carteles de Jéssica Albiach, de En Comú Podem, junto con otros de Junts per Catalunya.

Imagen compartida en Twitter por Barcelona Ecología Urbana de los carteles retirados por incumplimiento.

El Ayuntamiento de Barcelona, al ser preguntado por el tuit de Elsa Artadi donde aparecía el cartel de Jéssica Albiach en el lugar donde estaba el de Laura Borràs, ha respondido que en la tarde del sábado 6 de febrero cuando surgió toda esta polémica “no había ningún cartel en la calle Astúries”. No obstante, indican que, independientemente de cuándo se haya puesto ese cartel, estos deben ser retirados por los equipos de limpieza, con independencia del signo político, ya que no está permitido colocarlo en ese lugar. También recuerdan que “los servicios municipales no cuelgan carteles de campaña electoral, esto lo hacen las formaciones políticas”.

 El cabeza de lista de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont, también se quejaba en Twitter el pasado 6 de febrero ante la retirada de uno de los carteles en los que aparecía, situado próximo a la plaza de Cataluña.

También ha manifestado su desacuerdo por la retirada de carteles en esa red social Sant Andreu en Comú, el grupo de Barcelona en Comú en el distrito de San Andrés.

Otros usuarios de Twitter también han mostrado disconformidad por la retirada carteles de la CUP (Candidatura d´Unitat Popular).

En definitiva, es un bulo que el cartel de Laura Borràs de Junts per Catalunya haya sido retirado de una farola de la calle Astúries Barcelona por el “color político” o por “censura política”, sino que se ha retirado porque esta calle no se encuentra entre las zonas de pancartas y banderolas designadas por la Junta Electoral.