MENÚ
HAZTE MALDITO
Herramientas
Inicia sesión
Hazte Maldito
MALDITO BULO

No, la OMS no ha dicho que la presencia de los niños en la escuela cuenta como "consentimiento" para su vacunación

Publicado viernes, 2 octubre 2020
Comparte
Categorías
Salud
Recursos utilizados
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

Nos habéis consultado por un vídeo publicado en YouTube en el que se afirma que "según la OMS, la presencia de su hijo en la escuela cuenta como 'consentimiento' para su vacunación". Es un bulo.

La persona del vídeo lee partes del documento 'Considerations regarding consent in vaccinating children and adolescents between 6 and 17 years old' de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En este la OMS explica que hay países que utilizan procedimientos de consentimiento implícito para la vacunación, es decir, que los padres reciben información sobre una vacunación y, después, "la presencia física del niño o del adolescente en la sesión de vacunación, con o sin la compañía de uno de los padres, se considera un consentimiento implícito". La sesión de vacunación puede darse, por ejemplo, en los colegios.

Pero la OMS no declara en ningún momento que el hecho de enviar a los niños a los colegios supone dar consentimiento para vacunarlos. Además, utilizar un procedimiento de consentimiento implícito para la vacunación de menores no depende de la OMS, sino de cada país.

La OMS no ha declarado que mandar a los niños al colegio cuente como consentimiento para su vacunación, sino que explica en qué consiste el procedimiento de consentimiento implícito que se usa en muchos países

La persona que graba el vídeo lee el apartado 'Enfoques habituales en la obtención del consentimiento para la vacunación' del documento de la OMS 'Considerations regarding consent in vaccinating children and adolescents between 6 and 17 years old', publicado en 2014 y que está también disponible en español. La OMS clasifica estos enfoques en tres grupos: consentimiento por escrito, consentimiento verbal y consentimiento implícito.

Este último es el que denuncia la persona del vídeo, el proceso de consentimiento implícito, que se describe de la siguiente manera en el documento:

"Un proceso de consentimiento implícito, por el que los padres reciben información sobre una vacunación inminente a través de una movilización social o una comunicación, en ocasiones mediante cartas dirigidas directamente a los padres. Posteriormente, la presencia física del niño o del adolescente en la sesión de vacunación, con o sin la compañía de uno de los padres, se considera un consentimiento implícito. Esta práctica se basa en el principio de renuncia y se espera implícitamente que los padres que no dan su consentimiento a la vacunación adopten medidas para que el niño o el adolescente no participe en la sesión de vacunación, por ejemplo, no permitir que asista a la escuela el día de la vacunación, si esta se organiza a través de la escuela."

La OMS explica que este procedimiento es una "práctica habitual en muchos países", pero advierte que "cuando los niños se presentan a la vacunación sin sus padres, es difícil determinar si en efecto estos han dado su consentimiento". Por este motivo, la OMS "alienta a los países a que adopten procedimientos para garantizar que los padres han recibido la información pertinente y están de acuerdo con la vacunación".

Por lo tanto, es un bulo que según la OMS, la presencia de los niños en los colegios cuente como "consentimiento" para su vacunación. En el documento que lee la persona del vídeo, la OMS se limita a explicar diferentes enfoques para la obtención del consentimiento para la vacunación, que varían de un país a otro.

Esta desinformación también ha circulado por otros países como Perú y ha sido desmentida por Verificador de La República, medio que forma del International Fact-Checking Network (IFCN) junto a Maldita.es.


Primera fecha de publicación del artículo: 02/10/2020

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.