Maldito Bulo
19/04/2020

No, este mensaje no es del Banco Santander pidiéndote que verifiques tu cuenta porque ha sido suspendida: es phishing

Está circulando una supuesta comunicación del Banco Santander indicándote que tu cuenta ha sido suspendida y que es necesario que la verifiques. Para ello te pide introducir tus datos personales y el código de verificación de SMS. Es un bulo, se trata de un caso de phishing, una técnica que utilizan estafadores para intentar hacerse con tus datos personales. Además, si nos fijamos en el contenido, el mensaje tiene faltas de ortografía, no lleva ni una tilde, e incluye expresiones incoherentes como "teléfono adormecer".

Desde el perfil de la Policia Nacional también indican que están suplantando la identidad de algunas entidades bancarias y que recuerdes que tu banco nunca te avisaría de un problema en tu cuenta a través de un email o SMS.

Además, desde el propio Banco Santander han alertado de que si un email te pide tus datos personales no son ellos. Y que si te llega algún mensaje no abras los enlaces, no descargues los archivos adjuntos y no proporciones datos bancarios.

Por lo tanto, este mensaje no es del Banco Santander pidiéndote que verifiques tu cuenta porque ha sido suspendida: es phishing.

Si te envían un mensaje sospechoso como este recuerda que puedes contactar con la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) o también puedes utilizar su línea de ayuda en ciberseguridad.

Consejos para evitar ser víctima de phishing

  1. Fíjate bien en la dirección del correo electrónico. Si te llega un mensaje, presta atención a la dirección del correo que te lo envía, concretamente a lo que viene después de la "@". Si notas algo raro, borra el correo.
  2. Mira la dirección de la web a la que te redirige. Normalmente este tipo de notificaciones vienen con un link en el que te piden que introduzcas tus datos. Si la url de esta página web no es de la empresa por la que se hace pasar o es una mezcla de letras, números y el nombre de esa empresa, no introduzcas tus datos. Para ello, fíjate bien en lo que aparece antes del último punto, ese es el dominio real de la página web.
  3. Si una institución supuestamente se está poniendo en contacto contigo, pero no está dirigido a tu nombre, sospecha.
  4. Contrasta con las fuentes antes de dar tus datos. Estos mensajes transmiten urgencia para que no te dé tiempo a reaccionar. Recuerda que puedes preguntar a la propia compañía, a la Policía o a la Guardia Civil o a nosotros a través de nuestro servicio de WhatsApp.

Otros artículos de Maldita.es