Maldito Bulo
06/03/2020

¿Qué sabemos de los 3000$ que supuestamente se está cobrando a los ciudadanos estadounidenses por hacerles las pruebas para el nuevo coronavirus?

La desinformación sobre el nuevo coronavirus está inundando las redes, algunas de ellas os las contamos en este recopilatorio. En los últimos días nos habéis preguntado si es cierto que el sistema sanitario estadounidense está cobrando 3000$ a los ciudadanos que se hagan la prueba del coronavirus que causa el COVID-19 en Estados Unidos, como dicen mensajes que se difunden por redes sociales. Os contamos lo que sabemos.

Mensaje que está circulando por redes sociales.

Un contenido publicado en febrero afirmaba que un paciente había tenido que pagar 3.270$, pero no se le había realizado esta prueba

Según afirma el medio de verificación FactCheck.org este mensaje empezó a difundirse a partir de la publicación en febrero del Miami Herald que afirmaba que una persona había tenido que pagar más de 3000$ por unas pruebas para el coronavirus en Estados Unidos. En este contenido se afirmaba que Osmel Martinez Azcue, tras volver de un viaje de trabajo a China, había tenido síntomas similares a los del COVID-19 y tras pasar por el hospital le habían pasado una factura de 3.270$. Sin embargo, según asegura el medio Business Insider, tras esta publicación Osmel Martinez Azcue recibió un correo de su compañía de seguros informándole de que había habido un error y la factura no era de 3.270$, sino de 1.400$. Además, Business Insider desgrana los gastos del hospital y los que finalmente tendrá que pagar Azcue.

Sin embargo, según aseguró una portavoz del hospital a FactCheck.org, esa factura incluía 22 pruebas de patógenos de las vías respiratorias, entre las que no se encontraba la prueba de detección del COVID-19. Según explica la portavoz a FactCheck.org, Osmel Martinez Azcue dio positivo en gripe.

El Estado de Nueva York cubre el coste de las pruebas que se hagan en este territorio

Desde que el COVID-19 llegara a Estados Unidos, se han implementado medidas para su prevención, como la autorización por parte del Gobierno estadounidense al Centro Wadsworth, al Departamento de Sanidad y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York (NYC) y al Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) para la realización de las pruebas de diagnóstico de este virus. Estas organizaciones son las encargadas de analizar las pruebas realizadas por los hospitales estadounidenses a ciudadanos sospechosos de tener COVID-19.

El portavoz del Departamento de Salud del Estado de Nueva York, Jill Montag, organismo del que depende el Centro Wadsworth, asegura a Maldita.es que "el Estado de Nueva York está cubriendo el coste de las pruebas del COVID-19 que se realizan en ese laboratorio". Además, el Departamento de Sanidad y Salud Mental de la Ciudad de Nueva York (NYC) nos remite a una rueda de prensa en la que el alcalde de Nueva York ha afirmado que "en un momento como este, lo último por lo que debería preocuparse la gente es por el tema económico. Claramente, si alguien tiene seguro, tiene seguro. Si no tiene seguro hemos dicho que nuestro sistema público de salud siempre cuidará de la gente y hemos dejado muy claro que eso incluye a personas sin papeles. Si alguien no sabe cómo actuar porque no tiene seguro o no tiene papeles, pero tienen miedo de tener el coronavirus pueden llamar al 311 y que les digan una dirección a la que ir en Nueva York".

Desde Maldita.es hemos contactado también con el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y estamos esperando respuesta.

La asociación de compañías de seguros AHIP de Estados Unidos niega que el CDC esté cobrando por estas pruebas

En los mensajes que se están difundiendo por redes sociales se afirma que los hospitales o las compañías de seguros de salud estadounidenses están cobrando a los pacientes que se realicen estas pruebas. Sin embargo, desde la asociación de compañías de seguros AHIP ha publicado un comunicado que afirma que las organizaciones que están realizando estas pruebas para detectar el COVID-19 "no están facturando" por lo que los pacientes que se las hagan "no incurrirán en costes cuando sean examinados".

Desde Maldita.es también nos hemos puesto en contacto con la Administración de Alimentos y Medicamentos y con el Departamento de Salud del Gobierno de Estados Unidos para confirmar que no se está cobrando por estas pruebas. Hasta el momento de esta publicación no hemos obtenido respuesta de ninguno de estos organismos.

Además, Jennifer Kates, directora de políticas mundiales de salud y VIH de la Kaiser Family Foundation, comunicó a FactCheck.org que "podría haber otros costos incurridos" y señaló a ese medio que algunos planes de seguro podrían cobrar efectivamente a los pacientes que acuden a la sala de emergencias 1.000$ o más.


Comparte si encuentras alguna de nuestras cartelas por la calle envíanos una foto a nuestras redes sociales etiquetándonos en Instagram, Facebook o Twitter. ¡Ayudanos a luchar contra los bulos de la pandemia!

Otros artículos de Maldita.es