Maldito Bulo
28/02/2020

Bulos sobre el coronavirus que afectan a personas: la historia de Jaki y su mujer, comerciantes chinos de Totana que fueron víctimas de un bulo sobre el contagio del virus

¿Alguna vez has pensado en las consecuencias que tiene reenviar una cadena de WhatsApp? Pues deberías, porque lo que para ti no supone más que unos segundos, puede dejar secuelas irreparables en la vida de otra persona. Jaki, un comerciante chino de Totana (Murcia), se convirtió en una de esas víctimas de la desinformación cundo a un vecino de la localidad se le ocurrió difundir un mensaje en el que decía que su mujer acababa de regresar de Wuhan (China) y estaba en cuarentena por el coronavirus. Era mentira, pero el daño ya estaba hecho.

Según cuenta él mismo, Jaki estaba en su tienda cuando un vecino entró para contarle que estaba circulando ese bulo en el que, además, se pedía que nadie fuera a comprar a su comercio ni a otros regentados por ciudadanos chinos. Jaki explicó que él y su mujer proceden de un lugar situado a casi 1.000 kilómetros de Wuhan y que la difusión del bulo podía perjudicar tanto a su familia como a su negocio y al resto de la comunidad china.

En un comunicado publicado en su perfil de Facebook, Jaki ha explicado que su mujer había regresado de un viaje a China y que, aunque no estaba infectada, había decidido aislarse en "una casa de campo fuera de Totana" por precaución.

El autor del bulo ha pedido perdón

Después de que el mensaje circulara por los WhatsApp de todo el municipio, alguien descubrió la identidad del desinformador, quien horas después tuvo que salir a dar declaraciones ante los medios de comunicación para pedir disculpas y aclarar que ese mensaje que en un primer momento había enviado a una sola persona era mentira.

Si no estás seguro, no compartas

Aunque en esta ocasión sí se ha terminado por saber la verdad, hay veces en las que la desinformación, sobre todo aquella que circula en momentos de crisis o que trata temas sensibles, pone en serio riesgo la integridad de sus víctimas. De hecho, en Maldita.es ya os hemos contado varios casos en los que los bulos tuvieron consecuencias letales para esas personas.

Por ello, la próxima vez que vayas a difundir un mensaje sé responsable y piensa si es real o si te la están intentando colar. Ten en cuenta que en el momento en el que decides compartir un contenido por WhatsApp pierdes el control sobre él, aunque sólo se lo hayas enviado a tu círculo más cercano.

También puedes dar un paso más y alertarnos mandando un WhatsApp al 655 198 538 si sospechas de algo que te han enviado porque, juntos, es mucho más difícil que nos la cuelen. En este artículo estamos recopilando bulos que circulan sobre el coronavirus.


Comparte si encuentras alguna de nuestras cartelas por la calle envíanos una foto a nuestras redes sociales etiquetándonos en Instagram, Facebook o Twitter. ¡Ayudanos a luchar contra los bulos de la pandemia!

Otros artículos de Maldita.es