Seguro que llevas varios días viendo este tuit moviéndose por redes sociales y preguntándote…¿Es posible que hayan alterado el censo electoral en Cataluña?

Pues no, es un bulo que surge de una confusión en la manera de escribir la dirección.

Al contrario de lo que se ha dicho, las tres personas que aparecen en esa imagen existen y viven en esa dirección. Son Pilar Gil Gumiel (1955)  y sus padres, Ángel Gil Villalba (1926) y Josefa Gumiel Gasca (1927), y viven en la calle Sant Ramón Nº4 Ático 4 de Sant Cugat del Vallés. Esas son sus tarjetas censales. Llevan viviendo allí más de cuarenta años y siempre las han recibido con normalidad.

Maldito Bulo se ha puesto en contacto con ellos y en estas elecciones estaba extrañados porque no les habían llegado al buzón. Las tarjetas censales no han llegado a su casa, pero nos confirman que la que aparece en las tarjetas es su dirección. Aquí el documento que lo prueba:

También hemos hablado con la persona que subió la foto de las tarjetas censales a Twitter denunciando un posible fraude en el censo electoral y que después borró el tuit. Al comparar su dirección con la de Pilar hemos dado con el problema: son vecinas de pisos distintos del mismo bloque y ha habido un error al introducir las tarjetas en el buzón. Esta persona nos ha pedido expresamente que no facilitemos ningún dato relacionado con ella. 

No es el único caso de bulos sobre tarjetas censales:

Este usuario de twitter publicó una foto de la tarjeta censal de una ciudadana llamada María del Rosario denunciando que no conocía a nadie con ese nombre. Finalmente era una antigua inquilina de esa misma casa que no había cambiado su domicilio en el censo. Al darse cuenta del error, borró el tuit: 

Lo mismo le pasó a esta otra tuitera:

 

Tras publicar una tarjeta censal que no era suya alertando de que en su casa vivían tres personas y habían llegado cuatro notificaciones, el dueño de la cuarta tarjeta apareció en su casa después de ver el tuit. Había vivido en esa casa anteriormente y no había actualizado el padrón:

Incluso han circulado imágenes que se desmienten por si mismas:

De estas 8 tarjetas censales se decía que habían llegado a la misma casa, cuando las propias tarjetas indican que están destinadas a direcciones de diferentes escaleras de un mismo edificio. 

También ha habido cadenas de whatsapp, alguna atribuidas a Pilar Rahola, que decían que se estaban produciendo empadronamientos masivos en la ciudad de Barcelona después de de la convocatoria de las elecciones del 21 de diciembre. Todo falso, ya que el censo está cerrado desde el 1 de agosto:

Aquí tenéis el desmentido del primer bulo en imagen:

 

 

#FundaMaldita.

Te necesitamos para luchar contra la mentira. Llevamos un año detectando, comprobando, desmintiendo y viralizando la verdad con tu ayuda y queremos seguir construyendo Maldita.es contigo.

Queremos convertirnos en fundación para no ser propiedad de nadie y hemos empezado un crowdfunding. Dona si puedes y difunde en redes.

Hazte embajador/a de Maldita.es