MENÚ
MALDITA EXPLICA

¿Están bajando los precios? Qué es la inflación intermensual y en qué se diferencia de la inflación interanual

Publicado
Claves
  • El Índice de Precios al Consumo (IPC) es el indicador que mide la inflación: la variación de los precios en un periodo determinado
  • Se puede calcular en distintos periodos: como la inflación interanual (respecto al año anterior) o la intermensual (respecto al mes anterior)
  • Tras un periodo en el que la tasa de inflación se ha situado en valores muy altos, los expertos consultados por Maldita.es coinciden en que estamos entrando en un periodo en el que se está desacelerando 
Comparte

Los precios han bajado un 0,1% en noviembre respecto a octubre de 2022. En cambio, respecto al mismo mes del año anterior han subido un 6,8%. Estos datos provienen del Índice de Precios al Consumo (IPC), publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que calcula la variación de los precios mes a mes. A día de hoy existe un debate sobre si estos valores se traducen en una bajada de precios perceptible en el bolsillo de los consumidores. El IPC tiene como objetivo medir la evolución de los precios y los bienes a través de la tasa de inflación intermensual, interanual y la interanual subyacente. Es decir, las variaciones de los precios mes a mes, año a año, y año a año, pero eliminando determinados productos cuyos precios están sometidos a una alta volatilidad, respectivamente.

Sin embargo, a pesar de que todas ellas miden la evolución temporal de los precios de una amplia cesta de artículos y sirven como uno de los indicadores sobre la salud económica de un país, toman como referencia franjas temporales distintas. Los expertos consultados por Maldita.es coinciden en que estaríamos entrando en un periodo desinflacionario, es decir, en el que empiezan a bajar las tasas de inflación. A continuación te explicamos qué referencia toman cada una de ellas y cuál es la más acertada para dibujarse una idea del estado de los precios.

Inflación intermensual e interanual: estas son sus diferencias

El Índice de Precios de Consumo (IPC) es el indicador con el cual el INE mide la inflación. Este indicador sirve para ver la "evolución de los precios en un conjunto de bienes y servicios que consume la población residente en viviendas familiares en España", según explica en el portal estadístico en su página web. Desde 2021 el instituto incluye 41 subgrupos, 92 clases y 199 subclases; 56 rúbricas y 29 grupos especiales para su cálculo de forma mensual. Los datos resultantes de este índice, expresados en porcentajes a través de variaciones porcentuales, se comparan a través de tramos temporales para ver si los precios han subido o han bajado.

La tasa de IPC interanual recoge los cambios en los precios del último mes en el que se publica en comparación con el mismo mes del año anterior. Por ejemplo, la tasa de IPC interanual de este mes de noviembre de 2022 muestra la evolución en los precios respecto a noviembre de 2021. Al ser de un 6,8%, significa que los precios ahora son un 6,8% mayores que en noviembre del año pasado.

Sin embargo, la tasa de IPC intermensual recoge los cambios entre los precios del último mes en que se publica respecto al anterior de este mismo año. Es decir, la tasa de IPC intermensual de este mes de noviembre de 2022 refleja la evolución en los precios respecto a octubre de 2022. Al ser del –0,1%, la tasa se traduce en que los precios han bajado un 0,1% respecto al mes anterior de este mismo año.

Josep Lladós, experto en política económica de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), explica a Maldita.es que la tasa intermensual se toma como referencia para ver cómo está evolucionando la inflación y, por tanto, si se acelera o frena respecto al mes anterior. La interanual refleja la variación acumulada en los últimos doce meses al mostrar una comparación respecto al año anterior. Según sus propias palabras, para ver cuál es la tendencia de los precios a corto plazo hemos de fijarnos en la intermensual, pero para obtener una imagen general hemos de coger la interanual. "Es la anual aquella que nos informa mejor sobre el nivel real de inflación, ya que la mensual sufre mucha volatilidad y sólo detectaremos un cambio de tendencia después de varios meses de comportamiento similar", asegura.

Qué tasa del IPC es la más acertada para medir el estado de la economía: para qué sirve cada una de ellas

Preguntado por qué valor del IPC dibuja una imagen más certera del estado de una economía, Juan Ramón Rallo, doctor en economía por la Universidad Rey Juan Carlos, detalla que hay que tener en cuenta tanto la inflación interanual como la intermensual. "Para forjarse una idea de lo que está sucediendo hay que ser consciente de que la inflación interanual es un indicador que arrastra mucha más variación en los precios que la intermensual", recalca, ya que esta última mide únicamente un "periodo muy corto".

Rallo explica a Maldita.es que, según los valores que muestra el IPC, estaríamos entrando en un periodo desinflacionario. Esto se da cuando la tasa de inflación experimenta bajadas respecto a los meses anteriores, pero aún no se nota en los precios de los productos y servicios, ya que la interanual sigue positiva y los precios continúan más elevados que el año anterior. Desde el mes de julio de 2022 la inflación interanual lleva experimentando una tendencia a la baja, pero al ser positiva, "aún continúa en niveles elevados tras acumular muchos meses de subidas fuertes", de ahí el alza en los precios.Mario Sánchez-Herrero, profesor de economía en la Universidad Complutense de Madrid, detalla que tanto la tasa interanual como la intermensual muestran valores inferiores a los anteriores, pero sus niveles siguen siendo elevados. El Banco Central Europeo (BCE) estableció como uno de sus objetivos a medio plazo la reducción de la inflación interanual al 2%.

Según Reuters, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, explicó que "la inflación se está empezando a desacelerar", pero que de continuar disminuyendo, hasta situarse en un 7% a mediados de 2023, ha de hacerlo de forma estable. "Nuestro objetivo es llevar la inflación [interanual] a nuestra definición de estabilidad de precios, que es del 2%", asegura. La entidad detalla que "una tasa de inflación del 2% es lo suficientemente baja para que la economía coseche plenamente los beneficios de la estabilidad de precios".

A través de una nota de prensa, la institución estima que la inflación interanual se situará en promedio en el 8,4% en 2022 y que disminuirá hasta el 6,3% en 2023, y se espera que la inflación descienda de forma acusada a lo largo del año. Posteriormente, se proyecta que la inflación será, en promedio, del 3,4% en 2024 y del 2,3% en 2025. "El objetivo primordial del BCE es mantener la estabilidad de precios, es decir, preservar el poder adquisitivo del euro. Para ello, trabajamos para que la inflación se mantenga baja, estable, y previsible", indica a Maldita.es una de sus portavoces, Clara Martín. Según la estrategia monetaria del BCE, anunciada en julio de 2021, mantener la estabilidad en los precios pasa por conseguir una inflación interanual del 2% a medio plazo.

Rafael Pampillón, catedrático en Economía por la Universidad CEU-San Pablo, coincide en que las tasas de inflación están bajando, pero, según sus propias palabras, lo que no están bajando son los precios, ya que esta continúa siendo positiva.

La inflación subyacente excluye de su estimación los precios de los combustibles y alimentos no elaborados y es menos variable

El experto también subraya la necesidad de estar atentos a otros indicadores del IPC como el de la inflación subyacente. Los índices generales de inflación intermensual e interanual pueden estar sometidos a una variabilidad excesiva a consecuencia de los cambios que sufren los precios de algunos productos o servicios concretos que tiene en cuenta el INE a la hora de conformar estos índices y que podrían desvirtuar la tendencia general. Eliminando los precios de los combustibles y los alimentos no elaborados se alejan las subidas o bajadas estructurales que afectan a estos productos. En los últimos datos publicados por el INE este se situó en un 6,3%.

Por lo tanto, las diferentes variaciones en los precios que se miden en las tasas de inflación del IPC están iniciando un periodo descendente, algo que corroboran los expertos que ha consultado Maldita.es. El IPC intermensual se ha situado en un -0,1% en noviembre respecto a octubre, en cambio, respecto al año anterior la inflación interanual se ha situado en un 6,8%. Esta última ha experimentado una caída de cuatro puntos porcentuales desde julio, cuando registró un valor del 10,8%, pero sigue siendo positiva. A pesar de que todas ellas miden la evolución de los precios en diferentes franjas temporales, los expertos consultados por Maldita.es coinciden en que estaríamos entrando en un periodo desinflacionario, es decir, en el que, empiezan a bajar los precios a pesar de que aún no se note en el bolsillo de los consumidores. Para saber en qué estado está la economía de un país coinciden en que lo mejor es fijarse en todas las tasas.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.