MENÚ
MALDITA EXPLICA

Catar 2022: de la situación de los derechos humanos a las desinformaciones sobre el Mundial más caro de la historia

Publicado
Actualizado
Comparte

Este 20 de noviembre comienza la Copa Mundial de la FIFA, celebrada este año en Catar, un país con una extensión algo mayor que la de la Región de Murcia que espera recibir a 1,2 millones de personas, lo que equivale casi a la mitad de su población (2,77 millones de habitantes en agosto de 2022). Este Mundial, que es el primero celebrado en un país árabe, se ha convertido en el más caro de la historia con una inversión económica sin precedentes tanto por parte de la FIFA como por parte del país anfitrión.

Fue en 2010 cuando el Comité Ejecutivo de la FIFA eligió a Catar como sede del torneo, argumentando que el mundo árabe merecía la oportunidad de organizar un mundial y que la diversidad cultural y religiosa de la afición debía tener un reflejo en las altas esferas de la competición. Sin embargo, la edición 2022 de la Copa del Mundo llega rodeada de polémica por las condiciones de los trabajadores, sobre todo migrantes, que han levantado las infraestructuras necesarias para su celebración, así como por la situación de los derechos humanos de las mujeres y de las personas LGTBIQ+ en el país. Circunstancias que han desencadenado distintos actos y campañas de boicot alrededor del mundo.

6.500 personas migrantes fallecidas, según la OIT, y un 70% de las muertes de trabajadores migrantes sin explicación en la última década, según Amnistía Internacional

“Más de 30.000 trabajadores de todo el mundo” han sido los encargados de construir desde los estadios hasta el metro, pasando por aeropuertos y hoteles de lujo desde que Catar fue seleccionado como sede de este Mundial, en 2010, según Workers' Welfare & Labor Rights, un programa establecido por la organización que supervisa la planificación de la Copa del Mundo 2022.

También desde 2010, 6.500 trabajadores migrantes han fallecido, según una investigación publicada por el diario británico The Guardian en febrero de 2021 con datos obtenidos de fuentes gubernamentales. Sin embargo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) señala en un informe de noviembre de 2021 que “esta cifra incluye todas las muertes de la población migrante, sin diferenciar entre los trabajadores migrantes y la población migrante en general y mucho menos las muertes por accidentes de trabajo” y añade que "actualmente no es posible presentar con seguridad una cifra categórica sobre el número de lesiones y muertes en el trabajo en Catar".

Además, un informe publicado por Amnistía Internacional en 2021 apunta que, en la última década, el 70% de las muertes de trabajadores migrantes en Catar han quedado sin explicación.

El sistema Kafala y las condiciones laborales en Catar

En uno de los países con mayor renta per cápita del mundo, los trabajadores migrantes encargados de la construcción de las infraestructuras para el Mundial han trabajado bajo el denominado “sistema Kafala”, que “ata a los trabajadores a sus empleados de tal manera que no pueden cambiar de trabajo sin el permiso de sus empleadores”, explica a France 24 Pete Pattisson, fotoperiodista especializado en el estudio de abusos de derechos humanos.

A esto se le suma que “los empleados pagan entre 1.000 y 3.000 euros de comisiones a modo de reserva y garantía de su puesto de trabajo”, añade el responsable de Deporte y Derechos Humanos de Amnistía Internacional, Carlos de las Heras, en una entrevista para RTVE, y que “el salario mínimo estipulado para estos trabajadores era de 1,30 euros la hora”, según Pattisson.

En septiembre de 2020, Catar introdujo una reforma laboral que incluía “cambiar de trabajo sin el permiso del empleador [el conocido como sistema kafala] o establecer un salario mínimo más alto y no discriminatorio''. Sin embargo, Human Rights Watch ha denunciado que, pese a la reforma, “los trabajadores migrantes continúan enfrentándose a abusos salariales y tarifas de contratación exorbitantes”.

Oenegés como Human Rights Watch o Amnistía Internacional han denunciado el trato y las condiciones laborales de los trabajadores migrantes en Catar y han reclamado a la FIFA que pague por los daños causados a dichos trabajadores y a sus familias. Así, han surgido campañas como #PayUpFIFA, lanzada por Amnistía Internacional para pedir un fondo de indemnización de al menos 440 millones de dólares, que es la cantidad destinada para pagar los premios de los equipos que participan en el torneo.

Derechos de las mujeres y las personas LGTBIQ+ en Catar: del sistema de tutela masculina a los siete años de prisión por mantener relaciones con alguien de tu mismo sexo

Las mujeres en Catar viven bajo un sistema de tutela masculina que las hace depender de sus padres, hermanos, tíos o abuelos mientras están solteras y de sus maridos cuando se casan. “La tutela masculina refuerza el poder y el control que los hombres tienen sobre la vida y las elecciones de las mujeres y puede fomentar o alimentar la violencia, dejando a las mujeres pocas opciones viables para escapar del abuso de sus familias y esposos”, explica Rothna Begum, investigadora principal sobre derechos de la mujer para Human Rights Watch.

Catar es, además, uno de los 70 países del mundo en los que mantener relaciones sexuales con alguien de tu mismo sexo está perseguido por ley y puede penarse hasta con siete años de prisión, según su Código Penal.

Actos y campañas de boicot al Mundial de Catar 2022

Las acusaciones sobre la explotación laboral de los trabajadores migrantes, la discriminación de la mujer y la persecución de las minorías sexuales en el emirato han dado lugar a actos y campañas de boicot alrededor del mundo.

La selección australiana de fútbol ha pedido “reformas en favor de los derechos humanos” en el emirato, haciendo especial hincapié en la “despenalización” de las relaciones homosexuales.

Otras 10 selecciones anunciaron que lucirían un brazalete con la bandera del colectivo LGTBIQ+ durante el campeonato, como parte de la campaña #OneLove. Entre ellas, la selección inglesa, que se comprometió a hacerlo incluso si “ello supone una sanción para el equipo”.

Captura de pantalla de Twitter.

Sin embargo, un día después del inicio del Mundial, la selección inglesa de fútbol ha lanzado un comunicado a través de su página web oficial indicando que “la FIFA ha sido muy clara en que impondrá sanciones deportivas si los capitanes llevan [esos] brazaletes en el terreno de juego”. El comunicado sostiene que el equipo inglés tenía “un firme compromiso de llevar el brazalete”, pero que no pueden poner a sus jugadores “en una posición en la que puedan enfrentarse a sanciones deportiva”, por lo que han pedido a los capitanes que no intenten llevar los brazaletes en los partidos de la Copa Mundial de la FIFA”*.

Comunicado de la selección inglesa de fútbol.

La selección danesa vestirá el logo de la FIFA y la marca de su patrocinador, Hummel, desdibujados en señal de protesta después de que la FIFA le prohibiera vestir camisetas de entrenamiento con el mensaje “Derechos Humanos para todos”.

Destacan también la iniciativa de la marca escocesa de cervecera BrewDog, que se ha proclamado “antipatrocinadora” del Mundial y ha asegurado que “todos los ingresos de las ventas de las latas especiales del campeonato se destinarán a organizaciones benéficas de derechos humanos”. O la campaña #BoycottQatar2022, lanzada desde Alemania, para pedir “a la gente que no viajen a Catar, no compren merchandising de la Copa y no se siente delante del televisor porque las cifras de espectadores se cuantifican”.

Web de la campaña #BoycottQatar2022.

El Mundial de Catar 2022, el más caro de la historia

El Mundial de Catar 2022 se ha convertido en un campeonato histórico, con unas dimensiones económicas nunca vistas. La Federación Internacional de Fútbol ha destinado 1.696 millones de dólares de su presupuesto a la organización del Mundial, el evento deportivo que corona el ciclo 2019-2022 de FIFA. 

Presupuesto de inversiones para el Mundial de Catar 2022, en millones de dólares. Fuente: FIFA

Por su parte, Catar tenía la previsión de invertir más de 200.000 millones de dólares para la creación de infraestructuras, según aseguró en 2015 el responsable del organismo que organiza la competición, Hassan Al Thawadi. La inversión del emirato habría ascendido hasta los 229.000 millones de dólares según Reuters, aunque ni la página oficial de la Oficina de Comunicación del Gobierno de Catar ni la de la Embajada del país en España ofrecen una cifra exacta del presupuesto invertido.

Requisitos para asistir al Mundial de Catar: de la obligación de reservar alojamiento a la prohibición de importar alcohol

Tener una entrada para cualquiera de los 64 partidos del torneo es el primero de los requisitos para acceder a Catar mientras dure un Mundial para el que se han vendido tres millones de entradas.

Los aficionados extranjeros tendrán que solicitar, además, la tarjeta Hayya, un documento que debe ser validado -previa solicitud y entrega de datos personales- por las autoridades cataríes y que junto con el pasaporte es obligatorio desde el día 1 de noviembre para acceder al país y a los estadios.

La tercera exigencia, vigente desde el 1 de noviembre y necesaria para validar la tarjeta Hayya, es tener una reserva de alojamiento. Además, las autoridades cataríes han prohibido llevar al país bebidas alcohólicas, material pornográfico y cerdo o cualquiera de sus derivados.

Cómo se está desinformando sobre el Mundial de Catar 2022

La cita por excelencia del fútbol mundial también ha sido objeto de numerosos bulos y desinformaciones. Por ejemplo, se han viralizado en redes unas supuestas declaraciones de “un portavoz del Mundial de Catar” afirmando que “quien luzca la bandera LGBTIQ+ en la copa del mundo de fútbol será arrestado por siete u 11 años”. Pero, en las publicaciones que las comparten no se especifica qué portavoz ha realizado estas supuestas declaraciones y tampoco hay rastro de intervenciones públicas o entrevistas en las que algún portavoz del mundial de la FIFA de Catar 2022 haya pronunciado estas palabras.

Entre los contenidos más difundidos se encuentran, además, un montaje del futbolista argentino Leo Messi con una calcomanía del escudo del equipo argentino Boca Juniors en su maleta y varios vídeos sobre los supuestos “falsos aficionados” que habrían acudido al Mundial. Algo, esto último, que la organización del Mundial de Catar 2022 ha “rechazado” en declaraciones a Maldita.es.

*Actualizado a 21/11/2022 para añadir el comunicado de la selección inglesa de fútbol.


Primera fecha de publicación de este artículo: 18/11/2022

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.