MENÚ
MALDITA EXPLICA

¿En qué te debes fijar para comprar de forma segura este Black Friday?

Publicado viernes, 26 noviembre 2021
Comparte

Llega el Black Friday y muchos estaréis mirando ofertas y pensando en hacer las compras por internet pero, ¡ojo! que los ciberdelincuentes permanecen al ataque. Para ello, en Maldita.es os traemos unos consejos y recomendaciones para que no te la cuelen comprando y protegerte de las estafas al hacer compras online.

8 consejos para hacer una compra online de forma segura 

Comprar de forma segura en internet es posible. La Oficina de Seguridad Internauta (OSI) ha elaborado una guía para comprar online de cara al Black Friday y a las próximas fechas navideñas. Os contamos los detalles más importantes que debéis tener en cuenta antes de decidiros a adquirir un producto y realizar el pago:

  1. Fíjate en los emails que te llegan ofreciendo promociones y asegúrate que quien lo envía es la marca oficial antes de hacer clic sobre un link o descargar cualquier archivo que se adjunte. 

Esto se debe a que una práctica habitual de los ciberdelincuentes es el “phishing”, una técnica que busca hacerse con tus datos personales, y a veces los bancarios, haciéndose pasar por una empresa o institución que conoces. Por tanto, es importante que te asegures, como hemos explicado, que la marca o empresa que te envía el email sea la que dice ser y no una suplantación de la misma.

  1. Protege tus datos. Comprueba que la página web tenga disponible un apartado de seguridad y privacidad donde explique qué datos tuyos recoge y cómo los usarán.
  2. Verifica que la página sea segura. Comprueba siempre que la url empieza por “https” y posee el sello de seguridad y confianza.
  3. Desconfía si la página web no tiene aviso legal en la que se incluya información sobre la empresa, condiciones de venta y de devolución y reclamaciones, entre otros requisitos. Una característica que transmite fiabilidad de una marca o empresa, es que aparezca la ubicación de la misma y un teléfono de contacto.
  1. Busca información si desconoces la marca. Si no conoces la marca que te intenta vender el producto, antes de proceder a la compra, asegúrate de qué marca se trata, busca en internet qué valoraciones, opiniones y experiencias tienen otros usuarios.
  2. Presta atención a la redacción de los textos y el diseño de la página web. Si la página web que te vende el producto contiene faltas de ortografía graves o tiene un diseño dudoso, desconfía porque estas son algunas de las características que suelen poseer las páginas web que practican la técnica del “phishing”. Fíjate también en la composición de la página: que esta tenga hipervínculos que te lleven a otra sección y que las imágenes tengan calidad.
  3. Asegúrate que las formas de pago son acordes a tus intereses y seguros. No envíes dinero en efectivo. Además, si posees una tarjeta de uso exclusivo para realizar pagos en internet, utiliza esta, en lugar de la corriente.
  4. No te fíes si consideras que un producto tiene un precio muy por debajo de otros productos similares con las mismas características. Si se trata de una oferta “demasiado atractiva”, infórmate del por qué de esta diferencia de precio.

Si después de revisar estos pasos sigues sin fiarte de la página web o marca que vende el producto, busca otras alternativas que te ofrezcan un producto con características similares.

¿Cuáles son las distintas opciones de pago y qué seguridad tienen?

Hay métodos de pago más fiables que otros por lo que, a continuación, te explicamos cuáles son las características de cada uno de ellos.

  • Pago en efectivo: es el menos fiable de todos porque no conocemos quién es el receptor o el emisor, en el caso de que lo recibamos nosotros. Por lo tanto, descarta esta opción.
  • Pago contra reembolso: se trata de un pago muy seguro, aunque cada vez es menos frecuente, ya que pagas una vez recibes el producto y compruebas que este ha llegado en perfectas condiciones.
  • Pago con tarjeta: ante todo, si posees tarjeta de compra online, como hemos explicado anteriormente, utiliza esta opción. Si no es así, el pago con tarjeta es un pago seguro. No obstante, si la web no posee certificado digital y no cifra las comunicaciones (https) te recomendamos que no proporciones tus datos bancarios.
  • Pago por transferencia bancaria: una de las mayores ventajas es que no necesitas introducir ningún dato bancario en un sitio web y sólo tienes que ingresar el importe de tu compra en la cuenta bancaria que te facilite la empresa que te vende el producto. Sin embargo, si se trata de una transferencia internacional, pueden existir riesgos para recuperar el dinero en caso de que no te llegue el producto o necesites devolución y el titular receptor de la transferencia no autorice la misma. Recuerda también que la empresa no puede cobrar cargos adicionales por la utilización de este método de pago.
  • Pago a través de intermediarios de confianza. Esta es una de las formas de pago recientemente implantadas en las que se utiliza a una tercera empresa de confianza que será quien gestione los datos bancarios tanto del vendedor como del comprador y se encargue de formalizar los pagos. Un ejemplo de empresa intermediaria es Paypal. Para utilizar este método debes abrirte antes una cuenta en esta compañía y configurar en ella tu tarjeta de crédito. Se considera una forma muy segura de pago siempre y cuando el comprador utilice contraseñas robustas.

Recuerda por último que, si te cargan fraudulentamente un cargo en tu tarjeta de una compra que no has autorizado, debes exigir la inmediata anulación del cargo. 

Garantías y derechos que tiene un consumidor cuando realiza una compra en internet

Cuando un consumidor realiza una compra online, tiene derecho a anular el contrato en un plazo de 14 días. Para ello, se deberá notificar a la empresa a la que compra el producto sin necesidad de justificar su decisión y sin sufrir penalización por ello. Si se da esta circunstancia, el comercio online estará obligado a devolver el dinero abonado sin retención de gastos o demoras.

No obstante, hay excepciones en las que no está permitida la cancelación de la compra, como ocurre con los billetes de avión y tren, entradas de conciertos, reservas de hoteles, artículos fabricados a medida, como por ejemplo un traje, suministro de comida para fechas específicas, reservas de alquiler de vehículos, entre otros.

Por otro lado, la garantía de compra, independientemente de si se compra por internet o no, es de dos años y en el caso de productos de segunda mano, de uno. Y recuerda, que el consumidor siempre tiene derecho a recibir un producto en perfecto estado y la reparación y sustitución del mismo, debe ser proporcionada de forma gratuita, así como los gastos de envío y los costes relacionados con la mano de obra y los materiales.

Y ahora ya tienes todos los consejos y recomendaciones para que no te la cuelen en este Black Friday pero si aún así sigues teniendo dudas, puedes contactarnos a través de  nuestro chatbot de WhatsApp en el +34 644 229 319. También tienes  a tu disposición la guía de compra segura en internet de la Oficina de Seguridad Internauta (OSI) o puedes seguir sus consejos en Facebook y Twitter a través del hashtag #YoComproSeguroOnline.


Primera fecha de publicación de este artículo: 27/11/2020