MENÚ
MALDITA EXPLICA

Qué ciudades emiten más gases de efecto invernadero y por qué cambia el ‘ranking’ según cómo se midan las emisiones

Publicado
Comparte

Algunos medios se han hecho eco de una lista de 25 ciudades, 23 de ellas chinas, que supuestamente son las mayores emisoras de gases de efecto invernadero (GEI) del mundo y representan el 52% de las emisiones globales. Se basan en un estudio publicado recientemente en la revista Frontiers in Sustainable Cities. Pero el estudio no dice que estas 25 ciudades sean las más emisoras del mundo, sino que son las más emisoras de las 167 ciudades estudiadas y que representan el 52% de estas emisiones. Además, la lista que se ha difundido no tiene en cuenta las emisiones per cápita, que también ofrece el estudio. Al analizar las emisiones según lo que consumen las ciudades y no lo que producen, también cambia la estadística. Te explicamos las claves para saber qué ciudades contribuyen más al cambio climático.

El estudio determina que 25 ciudades producen el 52% de las emisiones de 167 ciudades analizadas

El estudio, publicado en julio y que ha dado lugar a la lista difundida en medios, analiza las emisiones de 167 “regiones urbanas” (entre ciudades y áreas metropolitanas), teniendo en cuenta varios gases de efecto invernadero y combinando distintas fuentes para que los datos sean comparables.

Lo que dicen sus conclusiones es que “las primeras 25 (...) de las 167 ciudades representaron el 52% de las emisiones totales”. Como puede observarse y como aseguran a Maldita.es desde la revista Frontiers in Sustainable Cities, que publicó el estudio, ese dato se refiere únicamente a las zonas urbanas estudiadas.

Emisiones totales y per cápita: China predomina en las primeras, pero en las segundas está más repartido

Una de las claves para analizar datos de emisiones es si están organizadas como emisiones totales o per cápita (es decir, dividiendo las emisiones entre el número de habitantes). 

Según los datos que aporta el estudio, si nos fijamos en las emisiones totales, 23 de las 25 ciudades o áreas metropolitanas que más emiten son chinas. Sin embargo, si nos fijamos en las emisiones per cápita, nueve están en China y otras diez en Estados Unidos y en la lista también aparecen ciudades de Australia, Emiratos Árabes Unidos, Países Bajos o Italia.

Otro estudio, elaborado por Global Carbon Project (GCP) junto a otras tres instituciones y publicado en 2019 en la revista Nature, utiliza distintas bases de datos para analizar las emisiones per cápita de 343 ciudades, incluyendo 83 chinas. En este caso, teniendo en cuenta solamente el CO₂ y no otros gases de efecto invernadero como el metano (CH4). En las primeras 25 de estas ciudades, vemos que diez pertenecen a Estados Unidos.

Las emisiones relacionadas con el consumo son mayores en las “ciudades grandes y de altos ingresos”

Los dos estudios anteriores analizaron las emisiones generadas dentro de los límites de las ciudades (como las producidas con las actividades industriales o el transporte público) o por el consumo de energía en estas zonas urbanas.

Sin embargo, se puede ir más allá y calcular la huella de carbono de la ciudad, es decir, estimar las emisiones generadas por los bienes y servicios producidos fuera de ella, pero que consumen sus habitantes. 

Esta investigación publicada en 2018 en la revista Environmental Research Letters calculó la huella de carbono de 13.000 ciudades y concluyó que “la huella de carbono de las ciudades grandes y de altos ingresos es mucho mayor que sus emisiones directas

Teniendo en cuenta su huella de carbono, vemos que las aglomeraciones urbanas que más emiten tanto en cifras totales como per cápita (es decir, teniendo en cuenta su población) están en China, Estados Unidos o Singapur. 

Hay que tener en cuenta que los datos incluyen solo el CO₂ originado por la quema de combustibles fósiles (no otros gases de efecto invernadero ni el CO₂ originado por otras fuentes) y que el estudio tiene un nivel de imprecisión alto.

Los resultados del estudio también concluyeron que las 100 ciudades del estudio con mayor huella de carbono representan el 18% de las emisiones mundiales. Los autores afirmaron que, “incluso permitiendo márgenes considerables de incertidumbre, está claro que las huellas de carbono están muy concentradas”.

Por tanto, puede calcularse las emisiones producidas dentro de las ciudades (como hicieron los estudios publicados en Frontiers in Sustainable Cities y Nature) o las producidas fuera de ellas para satisfacer su consumo de bienes y servicios (como el estudio publicado en Environmental Research Letters). Y, en ambos casos, pueden presentarse estas emisiones como totales o per cápita. Es importante tener esto en cuenta cada vez que estemos ante un ranking de emisiones (no solo de ciudades, sino también de países o regiones).

En este artículo han colaborado con sus superpoderes [email protected] [email protected] Alejandra Paola Matus, ambientóloga experta en resiliencia de ciudades, y Francisco Serrano, experto en bases de datos y programador.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de WhatsApp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.