MENÚ
MALDITA EXPLICA

¿Es España el único país de Europa que cobra el Impuesto sobre el Patrimonio?

Publicado jueves, 11 febrero 2021
Comparte

"Francia suprime el impuesto sobre el patrimonio porque lo considera injusto y deja a España como único país que lo cobra en Europa" es el texto de una imagen por la que nos habéis preguntado a través de nuestro chatbot de WhatsApp (+34 644 229 319). El contenido hace referencia a que Francia suprimió el l'Impôt de solidarité sur la fortune (ISF) el 1 de enero de 2018 y lo sustituyó por otro impuesto. ¿Significó esto que España es ahora el único país que cobra el impuesto en Europa?

María Cadaval Sampedro, profesora del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela, y Alberto Vaquero García, profesor titular de Economía Aplicada en la Universidad de Vigo, publicaron en 2019 un trabajo en el que abordaban, entre otras cosas, la tributación patrimonial en la UE. Lo podemos consultar en este libro del Instituto de Estudios Fiscales (IEF). En este trabajo señalaban que "sólo España mantiene el Impuesto de Patrimonio (IP) como tal entre los países que forman la Unión Europea (UE)" y que "es un impuesto en desuso desde la perspectiva internacional".

Más allá de la UE, ¿es España el único país que mantiene el IP en toda Europa? En declaraciones a Maldita.es, Cadaval explica que la tendencia en la mayoría de países de la UE es suprimir el IP "generalmente por integración en el IRPF", pero considera que todavía existe en algunos países europeos. En esta misma línea, Maite Fandos, asesora fiscal, afirma que España no es el único país de Europa que lo tiene, aunque se ha tendido a suprimirlo o a reducirlo.

Por su parte, Rafael Sanz, profesor Ayudante Doctor de Derecho Financiero y Tributario en la UNED, mantiene que Noruega y Suiza, países europeos que no forman parte de la UE, también tienen un IP. A continuación, exponemos los casos analizados por los expertos consultados por Maldita.es:

Noruega y Suiza

En Noruega existe el Impuesto sobre la Fortuna, el Estado recauda el 0,15% de los patrimonios superiores a un 1,5 millones de coronas noruegas. Además, los municipios pueden gravar hasta con un 0,7% a los patrimonios superiores a ese umbral. Los no residentes pagan a partir de cero, no de 1,5 millones. "Tiene varios supuestos específicos, pero en esencia podemos afirmar que sí existe un IP", afirma Cadaval. Mientras, en Suiza no existe un IP federal, pero sí cantonal, según la experta.

Tanto Maite Fandos como Rafael Sanz coinciden con lo anterior. Según este último, "tienen un impuesto sobre el patrimonio (que grava todo el patrimonio de cada persona física) tanto Noruega, a nivel municipal y estatal, como Suiza, donde es local".

Francia

En el caso de nuestro país vecino, se suprimió l l'Impôt de solidarité sur la fortune (ISF) en 2018 y se sustituyó por l’Impôt sur la fortune immobilière (IFI), el Impuesto sobre el Patrimonio Inmobiliario. Este impuesto afecta a las personas con activos inmobiliarios netos de más de 1,3 millones de euros. Sanz explica que este impuesto comparte con los IP de España, Noruega y Suiza que se aplica sobre todo el patrimonio, pero se diferencia en que sólo grava la riqueza inmobiliaria. Fandos también destaca esta distinción: "Francia lo tiene sólo sobre bienes inmuebles, mientras que España lo exige sobre todo tipo de bienes y derechos".

Por su parte, Cadaval considera que "en sentido estricto" Francia ha eliminado el IP pero "ha creado un Impuesto sobre el Patrimonio inmobiliario y ha modificado en parte el IRPF para la tributación de aquello que se ha quedado fuera del antiguo Impuesto de Patrimonio".

Italia y Países Bajos

En Italia no existe un impuesto sobre el patrimonio como tal, según los expertos consultados por Maldita.es. Lo que sí existe son impuestos sobre los activos financieros y sobre los inmuebles que los residentes tienen en el extranjero y "alguna otra peculiaridad del antiguo IP que pasó al IRPF", según apunta Cadaval.

Mientras en Países Bajos, según indican tanto Cadaval como Sanz, el IP está dentro del IRPF. "Se calcula el patrimonio de la persona, se presume que de ahí se obtiene un rendimiento fijo (mayor cuanto mayor es la riqueza) y se grava ese rendimiento estimado", explica Sanz.

El Impuesto sobre el Patrimonio en España: se cobra a quienes tienen más de 700.000 euros sin contar con la primera vivienda y depende de las CCAA

En España, el Impuesto sobre el Patrimonio sólo se aplica para las personas que poseen bienes y derechos por encima de 700.000 euros, sin contar con la primera vivienda (si tiene un valor de hasta 300.000 euros), como indica esta ley de 2011. Además, la ley del Impuesto sobre el Patrimonio dice que las comunidades autónomas podrán regular dicho impuesto, y cobrarlo o no.

En 2018, 177.931 personas en España pagaron el Impuesto sobre el Patrimonio y el Estado recaudó 1.123 millones de euros. Luis Do Campo, profesor de derecho tributario y subinspector de Hacienda jubilado, considera que el Impuesto sobre el Patrimonio español es un caso especial. Primero, porque se creó como un impuesto extraordinario y, segundo, porque sólo grava a las personas físicas, no a las sociedades ni empresas. Do Campo recalca también que, al ser un impuesto cedido a las comunidades autónomas, "cada una establece las limitaciones y exenciones que les viene en gana, por lo que en realidad a poca gente le afecta".

Según el trabajo de Cadaval y Vaquero citado anteriormente, "la recaudación del IP en España es relativamente pequeña, ya que además de contar con un mínimo exento elevado (700.000 euros por contribuyente), algunas CCAA han elevado este importe y otras, han optado por aplicar una bonificación del 100% en la cuota", como es el caso de la Comunidad de Madrid. En este otro artículo te explicamos qué es el dumping fiscal y por qué, según los expertos consultados por Maldita.es, la bonificación del impuesto sobre el patrimonio en la Comunidad de Madrid no lo es.


Para redactar este artículo nos han prestado sus superpoderes la asesora fiscal Maite Fandos y el profesor de derecho tributario y subinspector de Hacienda jubilado Luis Do Campo.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.