MENÚ
MALDITA EXPLICA

La efectividad del cierre del interior de los bares para controlar la transmisión del coronavirus: los expertos coinciden en que es una buena medida aunque es muy difícil medir su efecto

Publicado domingo, 31 enero 2021
Comparte

El 18 de enero Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), dijo que “la medida que ha tenido un impacto mayor ahora mismo en el control de la transmisión [del coronavirus] en España ha sido el cierre de los interiores de los bares” [min. 0:05]. Francisco Igea, vicepresidente de Castilla y León, dijo el 15 de enero que en estos lugares es “donde se produce con mayor riesgo” el contagio [min. 8:34]. ¿Es cierto? Los expertos consultados por Maldita.es coinciden en que es una buena medida, aunque es difícil saber su impacto por sí sola, ya que normalmente se imponen distintas limitaciones en conjunto. Además, un artículo científico publicado en la revista Nature Human Behaviour indica que la clausura de espacios en los que se reúnen grupos de personas durante un periodo prolongado de tiempo es una de las restricciones más eficaces.

Jesús Molina, secretario de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), ha explicado a Maldita.es que “una sola medida no es efectiva, lo más efectivo es el conjunto de las medidas que más impacto tienen en la transmisión bien aplicadas, que son las relacionadas con la sociabilidad, como el cierre de bares o la restricción de la movilidad”.

Por su parte María Urtasun, enfermera especializada en epidemiología y vocal de la Asociación Madrileña de Salud Pública (AMASAP) aclara que “en general es difícil cuantificar la eficacia de las diferentes medidas, entre otras cosas porque se toman de manera simultánea varias a la vez, por lo que aislar los efectos es complicado. Por eso habitualmente lo que vemos es el efecto de la suma de las distintas medidas que se han ido tomando en cada una de las fases, si bien es cierto que ya se está generando evidencia científica que apoya que los bares y los restaurantes son fuentes de contagio”.

Coincide con ella Pedro Gullón, epidemiólogo, profesor en la Universidad de Alcalá y miembro de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE), que afirma que “sobre la efectividad de las intervenciones no farmacológicas es extremadamente complicado separar el efecto que tienen unas y otras, ya que muy pocas veces se toma una medida de forma individual para evaluar su efecto”. Gullón también ha explicado a Maldita.es que a pesar de no poder separar unas de otras, “tenemos el ejemplo de comunidades como Asturias, Cataluña o Navarra, en las que en la segunda ola se cerraron los bares y bajaron los contagios, y no podemos afirmar que fue principalmente por eso pero fue una de las medidas más severas, por lo que es bastante probable que sea de las que más impacto han tenido”.

Un artículo científico defiende que la clausura de espacios cerrados en los que se reúnen grupos de personas durante un periodo extendido de tiempo es una de las medidas más efectivas

Además, Gullón hace referencia al artículo científico ‘Ranking the effectiveness of worldwide COVID-19 government interventions’, publicada en la revista Nature Human Behaviour, del que ya te hablamos en Maldita.es, en el que se dice que la clausura de espacios en los que se reúnen grupos de personas durante un periodo extendido de tiempo es una de las medidas más efectivas para frenar la expansión de la COVID-19. El contagio por coronavirus es hasta 18 veces más probable en lugares cerrados que en espacios al aire libre, tal y como ya os hemos contado. Esta diferencia tiene que ver con la posible transmisión aérea del coronavirus a través de aerosoles (especialmente si el lugar no está bien ventilado). 

Estas medidas ya han mostrado su efectividad con otras crisis sanitarias. Por ejemplo, un estudio sobre los cierres de escuelas, cines y restaurantes durante 18 días y otras medidas de distancia social en México durante la pandemia de gripe A en 2009 los asoció con una reducción de entre el 29% y el 37% de la tasa de transmisión de esta enfermedad. En Maldita.es también os hemos explicado cómo el distanciamiento social frenó en 1918 la propagación de la mal llamada “gripe española”.


Primera fecha de publicación de este artículo: 19/01/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.