MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

Hablamos del acoso online en Twitch: cómo lo identificamos y cómo actuamos ante él

Publicado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos

El ciberacoso, un problema del que ya hemos hablado en Maldita.es, cada vez tiene más aristas y más formas de manifestarse. Y no siempre es fácil detectarlo ni saber cómo actuar si nos enfrentamos a un caso así. En la Maldita Twitchería tecnológica hemos hablado con expertas de diferentes campos para abordar esta problemática y encontrar caminos por los que actuar si sufrimos ciberacoso o conocemos a alguien que lo esté sufriendo. 

El ciberacoso no se da solo en redes sociales

"A lo más que nos solemos enfrentar es amenazas e insultos, pero también exclusión y de hacer el vacío a la persona, que no deja de ser ciberacoso", explica Rocío Paños, responsable del equipo de familias de la Fundación Fad Juventud. 

"Con las redes, desgraciadamente han servido para amplificar más este acoso, como un altavoz, porque no deja de ser una pata más de todo el acoso que se sufre", añade Paños. "También hemos visto que, a partir de la aparición de los medios digitales, incluso un porcentaje de personas que han sido acosadas también pueden ejercer ese acoso a otras", finaliza. 

Ni el ciberacoso lo sufren sólo los jóvenes ni se produce sólo en aplicaciones de mensajería

"Uno de los grandes melones es cómo identificar que estamos sufriendo ciberacoso: a veces sucede que lo hemos visto en otros casos y nos damos cuenta, pero otras nos pillan con un formato nuevo y no lo vemos de entrada", comienza Aurora Gómez, psicóloga especializada en comportamientos digitales. "Conocemos casos de acoso online incluso en los documentos compartidos en la nube para hacer trabajos escolares", señala.

La psicóloga también advierte que el ciberacoso no está centrado sólo en jóvenes: "Nuestras madres y abuelas pueden sufrir este tipo de acoso en conversaciones por WhatsApp o en plataformas sociales, y a veces no lo detectamos porque pensamos que sólo lo sufren los más jóvenes".

Disponer de un círculo de confianza digital y utilizar programas de detección de programas espía como medidas de autodefensa

Paula, presidenta y cofundadora de Interferencias, una asociación de privacidad y derechos digitales, hace hincapié en "la importancia de la autodefensa, porque a veces la ley o los mecanismos de moderación de las plataformas no llegan al tiempo, o porque es sutil". "Por ejemplo, en imágenes sensibles, cuanto menos aparezca nuestra cara mejor, para evitar que se pueda filtrar dichas fotografías asociadas a nuestro rostro", añade la presidenta de Interferencias.

"Cuando nos preguntan qué hacer si pensamos que nos están vigilando, por ejemplo, es útil tener un círculo de confianza digital, compuesto por personas en las que confiemos y aplicaciones libres que no se alimenten de nuestros datos, además de utilizar herramientas y programas, preferentemente libres, que nos ayuden a limpiar nuestros dispositivos de posibles programas espías o malware", apunta Paula. 

Acudir a profesionales como psicólogos o abogados en el caso de que pensemos que estamos sufriendo ciberacoso

Mara Monreal, abogada especializada en bullying y ciberacoso, remarca que "siempre hay que acudir a un profesional, tanto de la psicología como de la abogacía, para lograr apoyo y saber ante qué caso nos encontramos". "El delito de acoso llegó en España en 2015, y especifica que este se trata de acciones constantes y reiteradas en el tiempo, con intención de la persona acosadora de 'molestar' a alguien que ya ha manifestado que se siente incómoda con estas comunicaciones", especifica Monreal.

"Si queremos denunciar estas situaciones, lo normal es hacerlo, con la asesoría de un profesional, a través de la vía penal", aclara la abogada. "Si recurrimos a organismos como la Agencia Española de Protección de Datos, esta sólo actuará si se publican datos personales o cuestiones así, pero no el hecho del acoso en sí, además de que la AEPD es un órgano administrativo y no judicial", finaliza Monreal. 

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.