MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

La instalación de cámaras en viviendas vacacionales: no es legal en espacios privados

Publicado
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Expertos
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)

De la normativa de las cámaras de vigilancia ya os hemos hablado en Maldita.es, se tratase de las que podamos instalar en un coche, en el perímetro de tu casa o a través de un videoportero inteligente. Esta vez nos habéis preguntado sobre la existencia de cámaras ocultas en alojamientos vacacionales como de plataformas como Airbnb, y si es legal, a raíz de que se haya viralizado un vídeo en TikTok en el que Marcus Hutchins, un reputado experto en ciberseguridad, muestra un apartamento alquilado a través de Airbnb en el que va descubriendo cámaras ocultas en elementos tan habituales como un detector de humos o un reloj despertador

Otro ejemplo es el de Eduo, un usuario de Twitter que  publicó en su perfil cómo detectó cámaras escondidas en el reloj de la mesilla de noche, durante su estancia en otro alojamiento vacacional.

Airbnb no permite la instalación en espacios privados

Vayamos por partes. Desde Airbnb, una de las principales plataformas de alquiler turístico, explican a Maldita.es que “sólo se permiten estos dispositivos de vigilancia en espacios comunes, nunca privados (como baños o dormitorios), siempre que estén claramente identificados y que el huésped lo sepa antes de hacer la reserva”, tal y como reflejan en su página web

Aunque la compañía no especifica cómo controla que se cumpla esta norma, sí que afirman lo siguiente: “Nos tomamos muy en serio la seguridad y la privacidad, de modo que cuando se nos informa de algún incumplimiento de nuestras normas de la comunidad, investigamos lo ocurrido y tomamos las medidas oportunas”. 

¿Cuáles son esas medidas? Añaden que “si hay un incumplimiento de estos términos, una vez ha llegado a nuestro conocimiento y ha sido investigado, el anfitrión puede llegar a ser expulsado de la plataforma”. 

No es legal instalar cámaras en espacios privados y existen multas por hacerlo en habitaciones alquiladas

Sin embargo, tenemos que tener en cuenta que es algo que nos puede pasar. En cuanto a si es legal, Nelia Álvarez, abogada experta en protección de datos, incide en que “instalar cámaras en lugares en los que se presupone existe una esfera de intimidad, como una habitación o el baño, sería desproporcionado y por lo tanto no sería un tratamiento lícito ni legal”. “La captación de imágenes en habitaciones o baños no resulta racionalmente previsible para los huéspedes, porque al igual que en un hotel, los usuarios damos por sentado que la habitación es un lugar íntimo en el que no seremos observados”, recuerda.

Camino García, también abogada en la materia, cita una resolución de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en la que se multa a un particular por instalar una cámara dentro de la vivienda alquilada en España. “Cuando la captación de imágenes se limite exclusivamente al interior de una vivienda, se considera que este tratamiento se realiza en el ejercicio de una actividad personal o doméstica y no se aplica la normativa de protección de datos, pero la situación cambia por completo cuando se alquila la propia vivienda”, diferencia García. *

La propia nota de la AEPD especifica que al alquilarse el inmueble “desaparece la noción de ‘ámbito personal y doméstico’, y la captación de imágenes de terceros se sujeta a la normativa de protección de datos”.

¿Hay manera de detectarlas en las viviendas vacacionales?

Ahora que sabemos que este acto no es legal, al menos en España, ¿existe algún método para detectar estas cámaras ocultas? El informático Eduo, con quien hemos contactado desde Maldita.es, comenta que la primera vez se dio cuenta “de casualidad”, pues estaba grabando un vídeo y vio el piloto de un infrarrojo en el reloj de la mesilla de noche. El informático apunta que “las cámaras de los móviles, según la luz y el ángulo, pueden ver los infrarrojos (por ejemplo, de un mando de tele)”.

De la misma manera, Hutchins enseña en su vídeo cómo apagando las luces y activando la linterna van apareciendo las cámaras que estaban ocultas no sólo en el detector de humos o en el reloj, sino también en la base del enchufe que alimenta dicho despertador. “De rebote, me puse a ver los productos que traen cámaras integradas ocultas y es absurda la cantidad que hay”, añade Eduo. En Maldita.es hemos hecho un vistazo rápido en algunas tiendas online, y aparecen multitud de objetos como perchas, dados de adorno, llaves de coche o bombillas con capacidad de vigilancia.

Ejemplo de un marketplace en el que venden dispositivos de vigilancia.

Si no nos basta con esto, también existen aparatos específicos capaces de detectar las cámaras. El propio Eduo aclara que “existen sensores que son capaces de detectar las señales infrarrojas y las ondas de radio, que es lo que utilizo porque viajo a menudo y me es más útil”.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.