MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

Navegación 'offline': cómo visitar webs y visualizar mapas cuando no tenemos conexión

Publicado lunes, 6 diciembre 2021
Comparte
Categorías
Recursos utilizados
Superpoderes

¿Navegar sin conexión? ¿Cómo puede ser eso si Internet se sostiene precisamente en estar conectado? Aunque te parezca extraño y una contradicción, esto se puede hacer y en algunos casos es una herramienta interesante que nos puede sacar de un apuro.

Como su nombre bien indica, cuando hablamos de navegar “sin conexión” nos referimos a llevar a cabo acciones que normalmente haríamos conectados a internet. El caso más frecuente de la navegación offline es el de los mapas. Ana Navarro, ingeniera informática y maldita que nos ha prestado sus superpoderes, comenta que es “una función muy útil, porque cuando viajas es interesante llevar los mapas de las zonas a dónde vas descargados previamente para no depender de tu conexión, ya sea porque no tienes cobertura o para ahorrar los datos de nuestra tarifa”. 

Además, añade que “en el caso de rutas de senderismo, es muy recomendable llevar descargados los mapas por lo que pueda pasar. Para ello hay aplicaciones como Google Maps u otras más específicas que lo realizan por ti y lo preparan de forma sencilla”. 

¿Cómo podemos descargarnos los mapas o las webs para verlas sin conexión?

Para hacerlo en Google Maps, existen dos métodos, como señala nuestra también maldita y técnico superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red, Olga Pau. La primera forma es pinchar en el lugar (como una ciudad o un municipio) y seleccionar “Descargar”. La segunda, a través del menú de “Mapas sin conexión” que está situado en nuestra cuenta y que nos permite ajustar qué zona queremos descargar.

Pero la navegación offline no se limita a esto. También podemos consultar páginas web mientras no estamos conectados a la red. Eso sí, como avisa Pau, “tenemos que hacerlo de antemano, como los mapas”. “Se necesita espacio y pensar con anterioridad exactamente qué páginas vas a necesitar y qué contenidos de las mismas”, añade Navarro.

¿Cómo funciona y cómo podemos hacerlo? Para poder navegar offline, “los navegadores utilizan la memoria caché, una memoria temporal donde se almacena información referente a las páginas que visitamos de internet (entre otros usos)”, especifica Pau. 

Para hacerlo en nuestro ordenador, depende del navegador que utilicemos. En el caso de Mozilla Firefox viene incorporado por defecto: primero, visitamos las páginas y los apartados que queramos guardar para ver offline, y luego pinchamos en Archivo (en la barra superior de MacOS o en el menú superior del navegador, que puedes mostrar pulsando la tecla ‘Alt’ en Windows y Linux) y activamos la opción “Trabajar sin conexión”.

Si usas Google Chrome, primero tienes que activar esta función en los ajustes introduciendo esta URL en la barra de direcciones: chrome://flags/#enable-new-download-backend. Después de reiniciar el navegador, tendremos las páginas que hayamos visitado mientras estábamos conectados preparadas para hacerlo sin conexión. 

Si estamos en el móvil, el proceso en iOS es similar en todos los navegadores: tenemos que abrir la página que queramos guardar y hacer clic en “Añadir a lista de lectura”.

En cambio, en Android solo lo podemos hacer en Chrome: pinchando en el menú y seleccionando la opción “Descargar”. Si usamos Firefox, tendremos que echar mano de Pocket, su servicio para ‘leer más tarde’ que se encuentra como una aplicación externa al navegador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.