MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

Maldita Twitchería sobre Internet: analizamos cómo es ahora y pensamos cómo puede ser en un futuro

Publicado jueves, 25 noviembre 2021
Comparte
Categorías
Vida digital
Recursos utilizados
Expertos

¿Por qué hablamos del futuro de Internet en la Maldita Twitchería? Se cumplen 25 años desde que se puso en marcha lo que hoy en día conocemos como 'el archivo de Internet' o Internet Archive, en inglés. Dentro de este proyecto, se creó una herramienta llamada Wayback Machine, que nos permite archivar el contenido de una página web para consultarlo en el futuro, independientemente de que haya dejado de existir. En conmemoración de su aniversario, esta organización ha lanzado una campaña, llamada 'Wayforward Machine', que anticipa un futuro en la red lleno de 'banners' y prohibiciones de acceso a las diferentes webs.

En Maldita Tecnología hemos recogido el guante y hemos traído a la Maldita Twitchería a expertas de diferentes organizaciones de la sociedad civil dedicadas a la protección de la libertad de la información en Internet, y así intentar imaginarnos su futuro de aquí a unas décadas.

Muchas infraestructuras y empresas dependen de internet para su funcionamiento actual

Esther Paniagua, periodista y autora del libro 'Error 404: ¿preparados para un mundo sin internet?', ya se pregunta en este ensayo si estamos concienciados de que una posible caída global de Internet pueda ocurrir si tienen lugar distintos factores a la vez y en un momento dado. "Ojo porque con esto hablamos de dos vertientes: la primera, la relacionada con la infraestructura, y que por tanto no podríamos usar las aplicaciones de mensajería, por ejemplo; y la segunda, relacionada con la adicción a Internet y sus mecanismos que podamos tener", comenta Paniagua.

La periodista prosigue comentando "que la base de Internet es la comunicación entre pares, por lo que es imposible entender la red sin esta parte comunicativa". Además, Paniagua advierte de que "muchas infraestructuras críticas, los bancos, la sanidad, la educación, casi todas las empresas están conectadas a Internet, así que imaginemos lo que pueda pasar con un apagón de la red".

La cultura digital ha ido variando su significado desde el principio de Internet hasta hoy en día

Wikipedia está con nosotros prácticamente desde que el acceso a Internet se empezó a democratizar, y es uno de los actores claves, todavía hoy en día, de la esencia de la red: compartir información, en este caso, de forma abierta, gratuita y colaborativa. Para Virginia Díez, responsable de políticas públicas y comunicación de Wikimedia España, la "Wikipedia supone un reducto de esa soberanía tecnológica que hace 20 años teníamos más accesible, y que ahora es más complicada tenerla por el dominio de los gigantes tecnológicos".

"La cultura digital que se está generando ahora mismo es diferente a la de hace 20 años: ahora, el diseño de Internet fomenta dinámicas de consumo de la información o de creación de contenido bajo unos parámetros preestablecidos, desplazando esa idea de compartir cultura y conocimiento que, además, sea accesible para cualquier persona en cualquier lugar", comenta Díez.

Explorar el derecho básico de acceso a Internet como medida para paliar la brecha digital

Algunas ideas que se han propuesto para mejorar Internet y reducir el ruido y la desinformación pasan por que se limite el acceso a algunas aplicaciones por medio de suscripciones. Ángela Alarcón, miembro del equipo de campañas de Access Now, no ve con buenos ojos esta idea "porque acrecentaríamos la brecha digital que ya padecemos, pero sí demuestra que hay un cierto interés y se está generando debate sobre cómo afrontar el futuro de Internet para paliar los fallos y las consecuencias que sufrimos hoy en día".

Además, bajo su punto de vista, "la concentración de empresas es uno de los principales problemas del mundo digital, que además supone que para muchos la red equivalga a estas tecnológicas". De hecho, para Alarcón deberíamos cuestionarnos cada vez más "el derecho humano básico de acceso a Internet, porque cada vez nuestra cotidianiedad sucede en la red y, viendo los anuncios de las grandes empresas últimamente, los próximos años lo será más y podríamos dejar a muchos sectores fuera".