MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

Ordenadores cuánticos en España: existe un proyecto del Gobierno pero no hay ninguno operativo aún

Publicado
Comparte
Categorías

Los ordenadores cuánticos son tecnologías que nos pueden sonar bastante lejanas, sobre todo teniendo en cuenta lo complejas que son. En Maldita.es hemos explicado qué son y en qué se diferencian de un ordenador común. Esta vez, nos habéis preguntado si existen ordenadores cuánticos en España. 

La mayoría de estos ordenadores se encuentran en entornos de investigación, debido a sus altos requerimientos, como trabajar en entornos con temperaturas próximas al cero absoluto (-273ºC). En 2017, la empresa norteamericana IBM, una de las principales investigadoras de estos sistemas, anunció la fabricación del primer ordenador cuántico para uso comercial,  el Q System One, y en 2021 lo trajo a a Alemania. Era la primera vez que salía de Estados Unidos.

Todavía no hay ningún ordenador cuántico operativo en nuestro país

¿Existen este tipo de ordenadores en España? La respuesta corta es que no. Al menos, todavía. En España, los movimientos hacia este sector son recientes: el Consejo de Ministros aprobó el pasado 26 de octubre “Quantum Spain”, un programa para impulsar la creación de un ecosistema de computación cuántica en España por valor de 22 millones de euros. A través de esta medida, el Gobierno pretende “situar a España como nodo cuántico del sur de Europa y obtener un supercomputador cuántico abierto al servicio de la comunidad investigadora, empresas y entidades públicas”.

El lugar elegido para la instalación de este ordenador cuántico es el Barcelona Supercomputing Center (BSC), el centro nacional de supercomputación y computación de altas prestaciones. La previsión es que esté operativo a finales de 2022, según una nota de prensa publicada en su web. En él se espera que participen 25 universidades que impulsarán el uso de esta tecnología, pero el proyecto acaba de ser anunciado y todavía no existen muchos detalles al respecto. 

No es el único proyecto europeo para impulsar ordenadores cuánticos cuyo objetivo sea el avance de la investigación científica: un grupo de investigadores de la Universidad del País Vasco, junto a otras instituciones continentales, también están trabajando en la construcción del “ordenador cuántico más potente de Europa”, el OpenSuperQ, que se prevé que también esté disponible a partir de principios de 2022.

Diversos países y la propia Comisión Europea están impulsando proyectos de computación cuántica

Además de estas dos iniciativas, otros países de la Unión Europea también tienen en marcha planes para impulsar los ordenadores cuánticos, como Alemania, Países Bajos o FranciaLa propia Comisión Europea lanzó un programa en 2018, denominado Quantum Technologies Flagship, para invertir un total de mil millones de euros en investigación cuántica durante 10 años

¿Para qué se puede usar un ordenador cuántico? “El ordenador cuántico tiene una ventaja exponencial en imitar, simular y ayudarnos a predecir las propiedades de muchos sistemas cuánticos. Esta capacidad puede revolucionar nuestro conocimiento de la materia, ayudarnos a avanzar en el estudio cuántico de la química y diseño de nuevos compuestos, o incluso comprender mejor la física de partículas, las teorías cuánticas de campos y muchos otros problemas difíciles”, explicaba a Maldita.es Juan José García Ripoll, científico especializado en Física Cuántica e investigador en el Instituto de Física Fundamental del CSIC.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.