MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

Por qué a día de hoy no es recomendable usar blockchain para hacer registros públicos del catastro

Publicado viernes, 8 octubre 2021
Comparte
Categorías
Infraestructura
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes

A raíz de la erupción del volcán de La Palma, algunas personas se han preguntado si se podría usar ‘blockchain’ (o cadena de bloques) para el Registro del Catastro, y así asegurar que los documentos que certifican estas propiedades son siempre accesibles

La cadena de bloques, como ya te hemos explicado en Maldita.es, permite una descentralización de los datos, lo que supone una ventaja frente a los sistemas centralizados, pues no tiene un punto único de fallo ante catástrofes o errores informáticos. Es decir, que al no haber un único agente en una sola plataforma al cargo de una información, es más seguro. Pero, ¿es posible utilizar blockchain para el Registro Catastral? ¿Qué ventajas tendría?

Es una tecnología que también suscita problemas de privacidad y de adaptación

Sergio Carrasco, abogado especializado en ciberseguridad e ingeniero de telecomunicaciones, afirma a Maldita.es que “el blockchain como tal permitiría realizar determinadas inscripciones sin mayor problema, y desde el punto de vista técnico, no habría impedimentos para implementarlo”. 

Algo en lo que coincide José María de Fuentes, profesor titular del Computer Security Lab (COSEC) de la Universidad Carlos III de Madrid, que nos comenta que “el uso de la cadena de bloques puede ser una solución para evitar ese punto centralizado y añadir transparencia a la gestión de los datos”

No obstante, el investigador universitario nos señala tres consideraciones importantes. La primera, la gestión de la confianza: “El blockchain se basa en que todos los equipos (o algunos designados) que lo mantienen son responsables de la integridad de la información, habría que ver si sería suficiente con que las entidades a cargo del catastro fueran las designadas”.

La segunda, la privacidad: “No toda la información catastral ha de ser visible por cualquiera, por lo que habría que diseñar un esquema de control de acceso para asegurar que sólo personas autorizadas pueden llegar a ciertos datos”, prosigue De Fuentes.

La tercera radica en las alternativas: “Esta tecnología no es la panacea ni la solución para todos nuestros problemas, nosotros mismos hemos analizado la conveniencia de usar blockchain en algunos entornos, y hemos visto que una pequeña proporción de trabajos científicos no cumplen con los criterios que indican la necesidad de una cadena de bloques”. Cita a Bruce Schneier, reputado experto en ciberseguridad, que en un artículo de 2019 concluía que, normalmente, una cadena de bloques no resolvía los problemas que creíamos que solucionaba, sino aquellos que no teníamos

Para el caso de un registro catastral no es una tecnología fácil de adaptar

Es algo en lo que coincide Carrasco, ya que todo depende de “la cadena de bloques utilizada, pues no es lo mismo utilizar la red principal de Ethereum [una de las criptomonedas más famosas], que una que gestione la misma entidad propietaria del Registro Catastral y que tendría el control sobre la misma. En este caso, tendría mucha más lógica desarrollar un sistema clásico”. Es decir, un servidor centralizado con los registros, como puede tener cualquier administración.

El empleo de la tecnología blockchain para descentralizar y asegurar la información del Registro Catastral (o de cualquier fuente de información administrativa) no es un sistema que se haya evaluado a día de hoy con estos fines y por ello no es una solución práctica, como nos han comentado los expertos consultados. Igual que no lo es a día de hoy el utilizar esta tecnología para poder votar de forma electrónica. Es “un debate abierto en el que no hay una respuesta clara, en el que también hay que contar con las consideraciones jurídicas”, como finaliza de Fuentes.

En este artículo ha colaborado con sus superpoderes el maldito José María de Fuentes, profesor titular del Computer Security Lab (COSEC) de la Universidad Carlos III de Madrid.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.