MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

Facebook en la Maldita Twitchería: hablamos del apagón de la compañía y de los informes internos filtrados

Publicado jueves, 7 octubre 2021
Comparte
Categorías
Redes sociales

Facebook sufrió este lunes un apagón a nivel mundial que desconectó sus sistemas de la red y dejó inaccesibles todas sus aplicaciones, entre ellas WhatsApp e Instagram. Esta crisis ha coincidido en tiempo con la comparecencia ante el Senado estadounidense de la filtradora de los informes internos de la compañía que revelaron cómo afecta negativamente el uso de Instagram a las adolescentes. De estos eventos hemos hablado esta semana en la Maldita Twitchería tecnológica, que aquí te resumimos para que no te pierdas detalle.

Hablemos de "desconexión" más que de "caída"

¿Qué son los DNS? ¿Y la tecnología BGP? ¿Qué papel jugaron en la interrupción de todos los servicios de Facebook este lunes? Paul Aguilar, jefe de Seguridad de SocialTIC, nos explicó que lo ocurrido con Facebook "no fue una caída como las que estamos acostumbrados, sino más bien que Facebook se desconectó a sí misma de Internet". Aquí entran en juego los sistemas de nombres de dominio (o DNS por sus siglas en inglés): "El DNS te dice a qué dirección IP se tiene que conectar tu ordenador cuando accedes, por ejemplo, a maldita.es. Es como una agenda; mientras que el BGP es el protocolo que nos dice el camino para llegar a ese servidor".

En otras palabras, el "DNS es la dirección de tu casa y el BGP los caminos para llegar a ella", prosigue Aguilar. Lo que pasó fue que Facebook borró todos los caminos para llegar a sus servicios. Además, lo que agravó el problema fue que los propios empleados de Facebook, al haberse borrado la ruta para llegar a sus servidores, no podían acceder remotamente para arreglarlos y tuvieron que hacerlo yendo físicamente al lugar donde están alojados.

Afectó a las aplicaciones de terceros con inicio de sesión de Facebook pero también a empresas y negocios

El apagón que sufrió Facebook no solo afectó a sus servicios. Michael McLoughlin, periodista de Tecnología en El Confidencial, mencionó que "en todas aquellas aplicaciones en las que nos hubiésemos registrado con 'Iniciar sesión con Facebook' nos quedamos sin poder acceder a nuestra cuenta porque el portal de la red social estaba caído". Con unas 7.000 millones de cuentas de usuarios (contando con todas las aplicaciones de Facebook, no de personas únicas), se paralizaron empresas que usan las herramientas de la compañía para su negocio o, incluso, los periódicos, que ven como una de las principales fuentes de visitantes desaparece.

Con respecto a WhatsApp y su dominancia, McLoughlin nos recordó que a pesar de que otras alternativas como Telegram o Signal dan más funcionalidades, "el valor no lo da el avance tecnológico, sino las personas que estamos en esas aplicaciones". Por tanto, un posible cambio masivo no es algo tan sencillo.

El alcance y la gravedad de los documentos filtrados por la extrabajadora de Facebook

Frances Haugen es una extrabajadora del departamento de Producto de Facebook, y esta semana se identificó como la fuente que había filtrado los informes internos de la compañía al periódico estadounidense The Wall Street Journal. Jordi Pérez Colomé, periodista tecnológico en El País, puso sobre la mesa el debate sobre la inacción de Facebook sobre algunas problemáticas: "Si veías consejos para cuidarte o adelgazar, en unos días te podía estar mostrando contenido cada vez más cercano a la anorexia y otros trastornos alimentarios".

Otros informes filtrados aseguran que Facebook sabe que su algoritmo premia y muestra contenidos radicales de odio porque es lo que mantiene a los usuarios conectados a sus aplicaciones. "Ellos saben cómo ocurre, pero frenar lo que les da de comer es complicadísimo, por eso Haugen afirmaba que dentro de la compañía no hay malas personas, sino incentivos mal alineados", añade Pérez Colomé.

El poder y la influencia de Facebook sobre nuestras vidas

En esta cuestión insistió Carlos Fernández Barbudo, profesor de Teoría Política, Privacidad y Ciberseguridad en la Universidad Rey Juan Carlos. "Lo de perjudicial tiene dos partes: por supuesto que es perjudicial para las adolescentes, pero es beneficioso para la compañía, y optan por no moralizar el ganar dinero, porque en la lógica de las empresas no está este orden moral", comenta este especialista.

La dependencia sobre las aplicaciones propiedad de Facebook también transforma la manera en la que las vemos, "porque con la influencia y protagonismo que le estamos dando las estamos conviertiendo en infraestructuras críticas". Pero recuerda que tal y como los hemos puesto en esa posición, podemos sacarlos, por muy grande que sea.

Por qué Instagram premia un tipo de contenido sobre otro

Nuestra última invitada, Liliana Arroyo, doctora en Sociología e investigadora del Instituto de Innovación Social de ESADE, habló de que "Instagram solo explota al límite los problemas que ya existían antes, como el problema de la validación social". Por eso, Arroyo entiende que "la hipersexualización de los cuerpos de las mujeres aflora cuando una joven adolescente se da cuenta muy rápido de que una foto suya tendrá más éxito si aparece en bikini que si aparece con una chaqueta, aunque el fondo sea el mismo". Añade, no obstante, que no es un problema único de Instagram, sino que en otras redes sociales como TikTok también se ven estos contenidos.

La cuestión fundamental que plantea es que es si queremos avanzar hacia un modelo de sociedad diferente "no podemos dejarles todo el poder a una gran empresa como Facebook, con sus grupos de inversores detrás forzando para que haya el mayor beneficio, y menos si es a costa de erosionar democracias y de apuntar a la autoestima de los jóvenes".