MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

¿Qué sabemos sobre el pasaporte digital de vacunación que ha propuesto la Comisión Europea?

Publicado viernes, 16 abril 2021
Comparte
Categorías
Privacidad
Recursos utilizados
Expertos
Fuentes oficiales (comunicados, bases de datos, BOE)
Material producción propia

Se llama Certificado Digital Verde, y su implantación ya ha generado dudas en algunos puntos de la Unión Europea (UE). Según anunció la Comisión Europea a mediados de marzo, este documento servirá como “una acreditación de que una persona ha sido vacunada contra la COVID-19, se ha recuperado de la COVID-19 o se ha realizado una prueba cuyo resultado ha sido negativo”.

En otras palabras, se trata de una especie de pasaporte que permitirá comprobar de manera unificada en todo el territorio europeo si un ciudadano está vacunado o no, entre otros datos sanitarios. Una herramienta que puede ser interesante, por ejemplo, para volver a activar los viajes dentro de la Unión y levantar poco a poco las restricciones de movilidad.

Sanidad lo quiere "a pleno funcionamiento" para la campaña de verano

En España, el Ministerio de Sanidad ya ha confirmado que trabajan en implantar el pasaporte "en junio, de modo que pueda estar operativo a finales de ese mes y estar a pleno funcionamiento para la campaña de verano". Además, también se ha explicado que las comunidades autónomas serán las encargadas de "emitir, sellar y entregar los certificados", tanto en formato digital como en papel.

Aunque todavía no se conocen los detalles técnicos, desde Bruselas aseguran que van a diseñar una “pasarela digital” que pondrán al servicio de los Estados para verificar los pasaportes de vacunación. ¿De qué va esto? Pues una pasarela digital es un programa de intermediación que garantiza el paso de datos de un punto A a un punto B de la forma más segura posible. 

Por poner un ejemplo, cuando pagas con una tarjeta de crédito en una página web, la tienda está obligada a utilizar una pasarela digital que verifique tus datos como comprador y compruebe la seguridad y autenticidad del pago que se está realizando. Si en este ejemplo los dos extremos a unir son el comprador y la tienda, en el caso del Certificado Digital Verde los polos son el ciudadano y las autoridades sanitarias de los distintos estados.

Esto no supone una anulación o rectificación de las medidas de movilidad entre los países europeos. De hecho, cada Estado seguirá siendo soberano para decidir qué medidas aplica en la frontera para ciudadanos de otros países. De hecho, en un reciente encuentro de los países miembros de la UE se dejó claro que el nuevo pasaporte de vacunación "no es una condición previa para el ejercicio de los derechos de libre circulación y no es un documento de viaje". Es decir, que cada país seguirá poniendo las reglas de juego para entrar en sus frotneras.

Uno de los problemas que puede surgir con este pasaporte es el de la implantación: puede no ser igual en todos los países. Como ya ocurrió con las aplicaciones de rastreo, el hecho de que cada país desarrolle por su cuenta el software hizo que se generaran desequilibrios: mientras en algunos países se impulsaba su uso entre la población general de manera decidida en otros apenas se atendió a estas soluciones.

En este caso, la Comisión ofrece esta pasarela digital de la que hablamos así como “un apoyo a los Estados miembros en la creación de programas informáticos que puedan utilizar las autoridades para verificar todas las firmas de los certificados en toda la UE”. 

Aunque la idea es poder llevar este certificado de manera digital en tu móvil, desde Bruselas afirman que también tendrá validez en formato impreso. En ambos formatos habrá un código QR con la “información fundamental necesaria” relacionada con tres aspectos: vacunación, resultado del último test PCR o antígenos y recuperación (en caso de que ya se haya superado la enfermedad).

Una vez repasado los detalles técnicos, se abren otras cuestiones como la de la privacidad o la discriminación. ¿Este certificado solo se usará para viajes o las empresas podrán pedírmelo, por ejemplo, para ofrecerme un puesto de trabajo? ¿Se podrá exigir en eventos privados o solo los Estados tendrán acceso a ello?

Una medida que podría "derivar en discriminaciones"

Consultamos a Diego Naranjo, responsable de Políticas Públicas de EDRi, una federación con sede en Bruselas que aglutina 44 entidades de derechos digitales europeas. A falta de que se conozcan los detalles técnicos del pasaporte, y teniendo en cuenta que cada país tiene un ritmo diferente en el acceso a las vacunas, Naranjo asume que esta medida “podría derivar en discriminaciones”.

“También existe un riesgo importante de que, una vez introducidos, estos pasaportes sean requeridos (ya sea por los Estados miembro o por las empresas) para fines que están fuera del ámbito original de la propuesta. El sector de las aerolíneas ya ha dicho que quiere poder verificar los certificados antes de que la gente pueda viajar y, además, empresarios y gobiernos podrían exigirlo, sobre todo si su trabajo implica trabajar en espacios reducidos o ante el público”, añade.

Quedan por concretar los aspectos técnicos y que casa país europeo comience a desarrollar por su cuenta una estructura que dé soporte al certificado. “Se pretende concluir las labores técnicas y la propuesta en los próximos meses”, sintetiza la Comisión. Tenerlo implantado para el verano es el horizonte ideal para los socios europeos.

Hemos actualizado esta pieza el 16/04/2021 para añadir las previsiones de implantación del Ministerio de Sanidad y el último comunicado de los Veintisiete sobre la soberanía de los Estados miembro en relación al pasaporte.


Primera fecha de publicación de este artículo: 02/04/2021

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.