MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

¿Puede un selfie calcular la frecuencia cardiaca o respiratoria de una persona?

Publicado viernes, 12 marzo 2021
Comparte
Categorías
Reconocimiento facial
Recursos utilizados
Expertos
Literatura científica
Material producción propia

En algunos seguros privados con la posibilidad de realizar consultas médicas a través del móvil incluyen entre sus servicios “la medición de constantes vitales por imagen facial.  ¿Se puede medir la frecuencia cardiaca o la presión arterial a través de un selfie?

La respuesta es sí, pero no a través de una foto. Nos explicamos: ya hay tecnología que te permite obtener información biométrica a través del móvil, pero es necesario que sea con un vídeo de nuestra cara, de momento no valdría con un selfie estático.

Javier Lorenzo Navarro, profesor titular del departamento de Informática y Sistemas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, explica a Maldita Tecnología que “ya hay diferentes trabajos publicados donde indican que es posible hacerlo”.

“Para el ritmo cardiaco se utiliza lo que se denomina Remote Photoplethysmography (rPPG), Fotopletismografía remota en español. Es el mismo principio en el que se basan los relojes de actividad tipo Fitbit, pero en este caso no es necesario que haya contacto ya que se obtiene a partir de un vídeo en alta calidad”, resume el profesor.

Nuestro maldito Ángel Hernández, ingeniero electrónico y experto en robótica, nos explica de manera sencilla el proceso que se utiliza: “Consiste en la captura de un vídeo de varios segundos en el que la persona se debe mantener tan quieta como sea posible para medir las diferencias rítmicas entre algunos píxeles por el movimiento natural del cuerpo y determinar así el pulso”.

Vídeos de 30 segundos para calcular el ritmo de la respiración

Para el ritmo de la respiración, el profesor Lorenzo nos remite a un artículo científico que experimenta con 60 vídeos de seis sujetos de unos 30 segundos de duración cada uno. Durante el estudio se pedía a los participantes que se pusieran delante de la cámara en reposo, pero pudiendo realizar leves expresiones faciales. Todo ello, mientras se monitorizaban sus constantes vitales para comprobar de manera exacta la precisión del análisis por vídeo.

Los resultados a la hora de medir la frecuencia respiratoria fueron positivos: se comprobó que la tasa de éxito en las estimaciones por vídeo ascendían hasta el 78%, un dato “fiable” que aún tiene margen de mejora.

El móvil se ha colado como una herramienta más dentro de los mundos de la sanidad y la farmacia, tal y como te explicamos recientemente en este artículo sobre recetas de medicinas en apps.

En este artículo han colaborado con sus superpoderes nuestro maldito Ángel Hernández.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.