MENÚ
MALDITA TECNOLOGÍA

Cómo comprobar si mi servicio de internet se corresponde al contratado (y cómo reclamarle a la empresa si no es así)

Publicado jueves, 11 marzo 2021
Comparte
Categorías
Vida digital
Recursos utilizados
Expertos
Superpoderes
Material producción propia

Lo primero es saber qué se incluye dentro del contrato que suscribimos con la empresa de telecomunicaciones de turno. Nuestro maldito Julián Hernández, experto en redes y servicios de telecomunicación, nos explica que al firmar con la compañía “se está contratando es un paquete de servicios que incluyen velocidades de bajada desde la red de internet hasta casa y de velocidades de subida desde su casa a la red de internet”.

Con velocidad de descarga (o bajada) nos referimos a la rapidez con la que podemos obtener datos de la Red, mientras que la de subida es nuestra capacidad para mandar datos. Por ejemplo, en una videollamada la velocidad de descarga nos permite obtener con una mejor calidad (y sin interferencias) las imágenes de las personas con las que estamos hablando y la velocidad de subida resulta esencial para enviar nuestra imagen con buena calidad al resto de interlocutores.

En este caso concreto, “cuando se habla de 100 MB estamos hablando de la velocidad de bajada de 10Mbps (megabits por segundo) solamente, y normalmente la velocidad de subida para productos comerciales (para personas normales y corrientes) es de 50 Mbps”.

Una cosa importante es saber que la velocidad ofertada por la compañía es la velocidad máxima de bajada y no significa que la conexión siempre vaya a estar a ese rendimiento ni mucho menos. 

La velocidad depende de muchos factores como la distancia del dispositivo que usemos (móvil, portátil, tablet, consola…) al router, y también teniendo en cuenta que la conexión inalámbrica tiende a ser más lenta e inestable que la que proporciona un cable Ethernet (ese con el que conectamos el ordenador directamente al router y que tiene una clavija de plástico).

Vale, una vez sabido esto, ¿cómo compruebo de manera precisa la velocidad de mi conexión? El proceso es fácil, tan solo tienes que entrar en una página web que ofrezca el servicio como esta, esta o esta, por ponerte algunos ejemplos. Como comentábamos antes, haz la prueba con varios dispositivos lo más cerca posible del router y, si puedes, enchufándolo directamente.

Reclamar primero a la empresa y después a los servicios regionales de Consumo

Ahora bien, si la velocidad que te marca es notablemente inferior a la contratada, estás en tu derecho de reclamar a la compañía por un mejor servicio. Nuestro maldito Alfonso Rodríguez, técnico en Derecho de los Consumidores, nos cede sus superpoderes para explicarnos cuáles son los pasos del proceso.

“Si nuestra compañía nos está cobrando por una velocidad de 100 megas y sólo recibimos 50, podemos reclamar ya que no está permitido cobrarte por un servicio que no te prestan. La fórmula es reclamar en primera instancia al servicio de atención al cliente de la compañía (hay que pedir que te den el número de incidencia) y, si no te lo solucionan, redirigir la reclamación a los servicios de Consumo de la comunidad autónoma donde residamos”, explica.

A la hora de elevar la reclamación, Rodríguez subraya la importancia de conocer algunos detalles de la compañía que nos ofrece el servicio. Por ejemplo, algunas empresas que ofrecen fibra óptica utilizan infraestructuras cedidas por otras ‘telecos’ más grandes. “Pepephone usa la infraestructura de Movistar. Jazztel usa la de Orange y Lowi la de Vodafone”, añade.

Por tanto, en el caso de que haya una avería en la red la reparación dependerá de terceras empresas con las que no tienes contratado el servicio.

En este artículo han colaborado con sus superpoderes los malditos Julián Hernández y Alfonso Rodríguez.

Gracias a vuestros superpoderes, conocimientos y experiencia podemos luchar más y mejor contra la mentira. La comunidad de Maldita.es sois imprescindibles para parar la desinformación. Ayúdanos en esta batalla: mándanos los bulos que te lleguen a nuestro servicio de Whatsapp, préstanos tus superpoderes, difunde nuestros desmentidos y hazte Embajador.

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.