Maldita Tecnología
06/11/2020

Qué es el 'astroturfing' y por qué es tan difícil distinguir un bot de una persona real en redes sociales

El mundo de las redes sociales es de todo menos sencillo y cuando introducimos términos como el “astroturfing” ya ni os contamos. La actuación de bots en algunas de ellas es un fenómeno que no es nuevo, pero que cada vez está llegando más y más a los oídos de los usuarios. La pregunta que nos habéis hecho no tiene una respuesta fácil ni tampoco de sí o no, así que vamos a intentar explicar qué son y por qué es tan difícil detectarlos.

Lo primero es lo primero: un bot es un programa informático que se desarrolla para que realice una tarea de forma repetitiva. En las redes sociales, se puede configurar para que deje comentarios a otras cuentas o que interactúe con ellas de forma automática. Por eso en este contexto se dice que sirven para amplificar mensajes.

Un bot se puede anunciar de modo que todo el mundo vea que es un programa dirigido por personas (es decir, que no es un usuario real) o puede usarse paracrear un perfil falso y engañar al resto de usuarios. Al fenómeno de que se usen de manera coordinada para apoyar una campaña y hacer que esta llegue a más gente con un impulso que en realidad es artificial, se le llama astroturfing.

Detectar las campañas y quién los controla es lo más difícil

Detectar este segundo escenario es tremendamente complicado, así como averiguar quién los controla y para qué. Se pueden usar con fines comerciales (empresas que usan bots para promocionar un hashtag o hacer que nos encontremos más veces sus productos) o políticos. En los últimos años se han detectado campañas de bots actuando para varios partidos políticos, independientemente de su ideología: PP, PSOE, ERC, etc., especialmente en la red social Twitter, la que más se analiza.

Mariluz Congosto, doctora en Telemática por la Universidad Carlos III y licenciada en Informática por la Politécnica de Madrid es una de las analistas referentes en España sobre este tema. Para hacernos una idea de lo complicado que es detectar una campaña de astroturfing, enlazamos una de sus investigaciones. Paso a paso describe cómo rastreó la actividad de una cuenta de Twitter para concluir que era un perfil falso dedicado a amplificar un discurso de forma artificial.

Otro de los analistas de estas campañas en Twitter, Javier Barriuso, compara este “hinchado artificial” con un agujero negro: “Sabes que está ahí pero no lo puedes ver salvo por los indicios”.

¿Qué indicios indican que una cuenta podría no ser real?

En su blog, Marcelino Madrigal, experto informático en el análisis de redes, da algunas pistas que, combinadas, sugieren que una cuenta de Twitter podría ser falsa:

  • Cuentas creadas recientemente que se involucran mucho en un tema concreto.
  • Que usan de imagen de perfil a mujeres jóvenes o posando como modelos. 
  • Que su actividad se reduce a hacer retuits a determinadas cuentas.
  • Que tiene pocos seguidores, de los cuales muchos son parecidos y con poca actividad.
  • Su handle (el alias con el que nos registramos) incluye una cadena de números aleatoria junto al nombre.

Esta última indicación es porque al crear una cuenta en Twitter, la red social nos recomienda automáticamente un alias generado con nuestro nombre y varios números aleatorios. Ese número “matrícula” es un indicador más, igual que el que una cuenta no se identifique pero utilice una foto de una mujer posando. De forma aislada no sirven para esclarecer que una cuenta es falsa o que es un bot.

“Es muy común el uso de mujeres con apariencia de modelos, más que de hombres. Luego hacer búsquedas inversas de la foto y resulta que encuentras la foto en un blog, una página de citas, etc.”, explica Barriuso a Maldita Tecnología.

Otra de las técnicas que señala Barriuso es el comprobar la actividad pasada que tiene una cuenta: “Buscando a través de las herramientas que te da Twitter, puedes ver que un usuario hace tres años hablaba de Gran Hermano o del deporte, de un equipo determinado, y ha dejado de hacerlo”. En este post de Madrigal se explica cómo hacerlo.

También investigan si ha cambiado de nombre: “Aunque haya borrado sus tuits, las respuestas de otros usuarios no se pueden borrar y en ellas a veces se ve que aparece otro nombre. No es malo, pero si empiezas a rastrear esa cuenta concreta, a veces llegas a ver que sus tuits se han lanzado para una determinada acción”, añade.

Todas estas tácticas se usan para aprovechar el alcance de una cuenta. Si por ejemplo una cuenta había llegado a tener bastantes seguidores con una campaña, para no perderlos en la siguiente se le cambia el nombre y “empezar de cero”. Las personas especializadas en estos análisis tienen herramientas para detectarlas, incluidos programas informáticos diseñados para analizar en profundidad una cuenta, sus seguidores, su contenido, etc. Como os decíamos, no es tarea fácil para el usuario medio.

 En el ámbito político es donde se hacen principalmente este tipo de análisis por la forma en la que los bots y las cuentas falsas pueden interactuar con personas reales que tienen cierta influencia, como los propios políticos, nos explica David Álvarez, analista y consultor en social media

Sin embargo, es cierto que el uso de bots no solo se puede encasillar en este tipo de actuaciones, ya que también hay bots “buenos”, por decirlo de alguna manera. Son simplemente programas o cuentas que se automatizan para un fin determinado, como analizar páginas web para comprobar precios de productos, por ejemplo.

Primera fecha de publicación de este artículo: 06/11/2020.

Otros artículos de Maldita.es