Maldita Tecnología
28/08/2020

Cómo deshacerte de esas cuentas zombie que ya no usas en Internet

No hay momento malo para deshacerte de todas esas cuentas creadas en algún momento hace años y de las que ya ni te acuerdas. Hablamos de esos perfiles abiertos para coger un autobús más barato en un país extranjero, reservar una habitación de hotel con oferta desde otro portal o participar en un sorteo para una beca estudiantil, por ejemplo. Probablemente no los hayas vuelto a usar y sólo estén contribuyendo a llenar de publicidad tu buzón de correo electrónico, pero los datos que diste para beneficiarte de esos servicios siguen almacenados y no está de más pedir que sean borrados para higienizar un poco nuestro rastro digital.

Al interactuar en Internet subiendo una foto a una red social, haciendo búsquedas en el navegador de Google, enviando correos electrónico o comprando en tiendas online, generamos lo que se conoce como una huella digital, que hace referencia al perfil digital que se crea de un individuo en base a lo que comparte y hace en este espacio.

via GIPHY

Borrar esa huella y desaparecer por completo de Internet actualmente es algo imposible de conseguir, especialmente si haces uso de Google, Facebook, Amazon y otros gigantes de servicios, pero cuanta menos cantidad de información tuya haya pululando por la red, más limitaremos el boceto de la identidad digital que poco a poco vamos formando.

¿Cómo podemos hacerlo? Vamos al lío.

via GIPHY

Borra de manera automatizada todas aquellas cuentas (y los datos personales que guardan sobre ti) que ya no quieras ni uses

Una herramienta muy útil para esta labor es Deseat.me. A partir de una dirección de correo electrónico, elabora una lista de todas las cuentas y páginas web que tienen registrado ese email en alguno de sus servicios y da la opción de eliminarlas (“Delete”) o mantenerlas (“Keep”). Si optamos por eliminar algunas de las cuentas, Deseat.me envía un correo electrónico a la empresa o servicio en cuestión solicitando que se eliminen los datos personales asociados.

Página de inicio de Deseat.me, donde tendrás que introducir tu correo electrónico de Gmail o Hotmail/Outlook para obtener la lista de cuentas asociadas.

Ese correo electrónico se crea con el asunto Data Removal Request (Solicitud de Borrado de Datos) y se envía directamente al Delegado de Protección de Datos de la empresa o servicio del que se quiere dar de baja. Esta figura es la encargada en cada empresa de administrar las peticiones de los usuarios que quieren ejercitar sus derechos de acceso, oposición o cancelación de los datos proporcionados. Si se acepta la solicitud, tendrás que responder al correo electrónico que te manden confirmando tu identidad para terminar el proceso.

El mensaje generado es idéntico y pide la retirada de datos personales en virtud del artículo 17 del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) europeo, que es el que hace referencia al derecho de supresión.

La herramienta funciona para cuentas de Outlook (temporalmente no está habilitada para Gmail). Para operar, Deseat.me necesita acceder a los correos electrónicos para rastrear registros en portales de servicios y permiso para enviar el mensaje desde la cuenta. Una vez terminado el servicio, puedes revocar el permiso de acceso..

La opción "Eliminar esta cuenta" en la página de Deseat.me.

También te puede servir el repositorio de JustDelete.me, que ofrece una lista de portales y servicios online -algunos más proclives a tener en sus interminables registros de cuentas algún que otro dato tuyo- junto al enlace que tendrás que seguir para darte de baja. Para ello, tendrás que iniciar sesión en cada portal al que accedas y una vez en la página correspondiente, seguir los pasos especificados para desactivar o borrar una cuenta.

via GIPHY

Y en un formato muy similar, en el blog Derecho de la Red han creado un pequeño repositorio de redes sociales y servicios más conocidos que funciona de la misma manera. Puedes acceder a “Elimíname by DDR” en este enlace

Habrá sitios para los que no creaste una cuenta sino que utilizaste tu perfil de Facebook y Google. ¿Qué hacemos con ellos?

Hay otras medidas de limpieza que sí que se pueden hacer de forma manual y requieren hacer un poco de memoria por nuestra parte. Os proponemos hacer un escaneo mental por aquellas cuentas que no creaste enteramente, sino a las que diste acceso a través de Facebook o Google.

El hecho de que accedas a un servicio a través de tu cuenta de Google o Facebook implica que estas dos empresas tengan nuevas vías para recolectar datos de ti sin que tú se los des directamente, al estar asociando tu perfil en sus plataformas a otra página online. Un ejemplo son los periódicos online en todo el mundo. El País, en España, o The New York Times, en Estados Unidos, permiten que en vez de crear una cuenta te suscribas a sus servicios a través de Google o Facebook.

En caso de que no te acuerdes de esas cuentas, que es lo más probable, puedes consultar la lista en este enlace para Facebook, en este para Twitter y en este de aquí para Google.

Y hablando de Google, configura su sistema para que autodestruya la información sobre ti que almacena cada cierto tiempo 

A la opción de la privacidad en el mundo de Google se accede tras una excursión con muchos baches a través de su menú de configuración y que deriva a un apartado llamado Mi Actividad. En este menú podremos establecer que el historial de navegación de Google y el de YouTube (propiedad de la tecnológica), el generado con las consultas a su asistente virtual o el de ubicación se borren cada 3 o cada 18 meses, ya que por defecto esta opción estará configurada para que no se borren nunca (salvo que lo hagamos de forma manual). Esos datos se podrán seguir usando para perfilar tu identidad digital y segmentar información y publicidad que vaya dirigida hacia ti.

La forma más rápida de hacerlo es accediendo desde myactivity.google.com, y una vez ahí ir al desplegable que se abrirá al pulsar en las tres líneas de la esquina superior izquierda. Pulsaremos “Otra actividad de Google” para acceder a los Controles de la actividad de la cuenta. Una vez en esa pantalla, vemos que se presenta la opción de “Gestionar actividad” para los tres servicios que hemos mencionado. Clicamos ahí y vemos que nos dan la opción de cambiar la frecuencia con la que se elimina la actividad.

Pasos a seguir una vez hemos entrado en el apartado de "Mi Actividad" de Google.

Otra manera de hacerlo (por si accedemos desde una app de Google y no en un navegador) es clicando en tu imagen de perfil en un servicio de Google como Gmail y después en “Gestionar tu cuenta de Google”. Desde el menú de “Datos y personalización” accederemos a Controles de la actividad de tu cuenta y continuaremos con los pasos que se acaban de explicar.

Pasos a seguir desde una app de Google en el móvil.

La Oficina de Seguridad del Internauta, dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), explica en este vídeo cómo borrar datos de la actividad, concretamente audios y sonidos grabados por un dispositivo Android:

En el caso de la aplicación de Google Maps, uno de los servicios más populares de Google, y también su mayor herramienta para registrar constantemente la ubicación de sus usuarios y saber dónde están y hacia dónde se mueven, hay que acceder al menú de Ajustes y de ahí clicar en Contenido Personal. En este apartado encontraremos diferentes opciones para gestionar nuestro historial de ubicaciones. Si queremos programar el borrado automático, iremos a “Eliminar historial de ubicaciones automáticamente” y ahí elegiremos el período que más nos convenga.

Otros artículos de Maldita.es