👉 HAZTE MALDITO. HAZTE MALDITA. Únete y apóyanos en nuestra batalla contra la mentira. Hazte [email protected]
Maldita Tecnología
16/07/2020

Timos y anuncios falsos que se cuelan en medios de comunicación reales: cómo llegan ahí y por qué no son siempre detectados

En Maldita.es nos encontramos con anuncios falsos que se hacen pasar por noticias continuamente pululando por Internet y a veces se cuelan como publicidad en periódicos conocidos. En otras ocasiones, directamente se hacen pasar por un sitio oficial o un medio de comunicación imitando los colores, el logo y hasta el nombre del periodista. Muchos son timos que buscan llamar nuestra atención para que hagamos click. Pero, la pregunta es, ¿cómo llegan ahí y por qué una web oficial no se da cuenta de que está?

Ejemplo de una página web que trata de suplantar a El Mundo con anuncios falsos.

Jorge Cuadrado es director de la agencia de posicionamiento web Ágora y además un maldito que nos ha prestado sus superpoderes y nos explica que se debe a una técnica que se está utilizando mucho y que consiste en que, una vez un contenido se ha publicado en un sitio oficial y pasados unos meses, se cambia el enlace de la página web de destino.

Por ejemplo: una empresa paga X dinero por hacer un post patrocinado que contiene un enlace a una clínica psicológica. Al cabo de unos meses, cuando la compañía que aloja el post en cuestión ya no está pendiente de ese contenido, se redirige a otro enlace que en realidad anuncia productos fraudulentos o alguna promoción falsa. 

Cuadrado afirma que el quid de la cuestión reside en esa redirección de la página a otro sitio totalmente distinto: “No deja de ser un enlace que lleva a un contenido, pero lo que hacen los spammers es coger ese contenido y, al cabo del tiempo, cuando ya ha pasado por moderación [edición de la web], lo redirigen directamente. Luego, meten el enlace porque no son periódicos o publicistas como dicen ser, son nichos de mercado”.

Como empresa, puede que no se den cuenta porque no revisen todos los enlaces que les dan hechos y, cuando se hace, tampoco se espera que la compañía que te ha vendido un contenido concreto vaya a cambiarlo pasados unos meses.

La publicidad automatizada es una de las principales vías de entrada de estos contenidos

“La mayoría de las webs de noticias tienen espacios reservados para publicidad pagada y otros para publicidad automatizada: la pagada suelen ser las cabeceras, faldones, laterales de las web o incluso el fondo, pero la automatizada normalmente viene de AdSense, o sea, Google. Es decir, publicidad automática, sin filtro ni control, que el algoritmo decide colocarse en los espacios reservados en tu web para ello”, explica a Maldita Tecnología María Fornieles, diseñadora gráfica en publicidad y márketing y también maldita que nos ha prestado sus superpoderes.

Un contenido falso sobre bitcoin anunciado en páginas web y desmentido por Maldito Bulo.

También puede pasar que una empresa que publicita un contenido en un periódico digital ya no utilice esa página web ni exista el dominio, lo que se llama un “enlace roto” (porque no lleva a ningún sitio o da error). Una compañía que se dedica a introducir este tipo de anuncios falsos y timos está en constante búsqueda de esos huecos y si encuentra uno de esos enlaces lo puede comprar para poner el contenido que prefiera. Si se hacen con uno que ya estaba presente en una página oficial, es más fácil meter este tipo de anuncio falso en ese espacio.

¿Se puede denunciar este tipo de contenidos?

Cuadrado explica que al final, a este tipo de compañías, les da igual que las denuncien por distribuir contenidos falsos a través de estos resquicios de publicidad: “Hablamos de gente que trabaja con anuncios de viagra, de casinos o de productos fraudulentos, como trabajan es con tráfico (número de visitas a una página). Cuanto más tráfico puedan llevar, mejor porque ellos no están posicionados en un buscador (como Google), por ejemplo”.

“Si yo tengo 10.000 visitas diarias, tengo a lo mejor 100 compradores de viagras falsas”, concluye Cuadrado sobre ese detalle.

¿Se pueden denunciar este tipo de contenidos si los vemos, por ejemplo, en un periódico digital? Ambos expertos coinciden en que lo mejor es contactar directamente al periódico para avisar de que el contenido aparece en su página web, ya sea a través del formulario de contacto o de un correo electrónico. Tras una denuncia de este tipo, la empresa que lo aloja podría quitar el anuncio.

Otros artículos de Maldita.es