El Gobierno ha dado el visto bueno a la creación de un puesto de “relator” para mediar entre los distintos partidos políticos de Cataluña y “organizar” una mesa de diálogo donde estas formaciones “se puedan sentar para hablar”, según ha declarado en rueda de prensa este miércoles la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo.

Sin embargo, hace algo más de un año el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendía que el lugar para dialogar sobre Cataluña era el Congreso de los Diputados.

En respuesta a una solicitud para “debatir y dialogar” de Carles Puigdemont, Pedro Sánchez aseguró durante una comparecencia el 11 de octubre de 2017 que si el expresidente de la Generalitat buscaba “alguna mediación no hace falta mirar muy lejos, no hace falta mirar fuera de España. El Congreso de los Diputados es el perfecto mediador”.