La única diputada de Podemos en La Rioja, Raquel Romero, ha votado "no" a la candidatura del PSOE a la Presidencia del Gobierno riojano, tumbando así la investidura. Un no que supone, de momento, el bloqueo del cambio para que el PSOE gobierne la comunidad autónoma tras de 24 años de gobierno del PP.

Esta mañana, en la Cadena Ser, Raquel Romero no ha desmentido haber pedido tres consejerías a cambio de su único voto, tal y como ha señalado el PSOE. Sin embargo, en campaña, decía que las líneas rojas para pactar con el PSOE eran "los derechos humanos" y "las políticas que llevamos en el programa". Añadía que al final "nos pondremos de acuerdo". Lo hacía en Rioja2.

En campaña, en Popular TV La Rioja hablaba no sólo de un acuerdo de gobierno, también de la posibilidad de un acuerdo en la investidura. Insistía Romero en que no se cerraba a ello porque lo importante eran "las políticas". Entonces, no pedía cargos.

¡Ay, la Maldita Hemeroteca!